Empresas y finanzas

La 'gran estafa' del aceite de oliva virgen extra: la mitad de las marcas de referencia mienten

  • La OCU dice que el producto no se corresponde con lo indicado en la etiqueta
  • Anierac y Asoliva: "Las marcas cumplen con los estrictos controles analíticos"

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha denunciado este miércoles un engaño en el etiquetado de 20 marcas de aceite de oliva virgen extra de las 41 referencias analizadas en su último estudio. Esto supone que el 48% de las mismas se venden como virgen extra cuando solo son aceite de oliva virgen y, de estas referencias que no cumplirían la legislación, casi la mitad pertenecen a dos envasadoras.

Así lo puso de manifiesto la portavoz y directora de comunicación Ileana Izverniceanu, quien subrayó que "toca corregir y quitar el extra de muchas etiquetas", ya que tendrían una categoría "inferior, siempre de acuerdo con los análisis comparativos hechos en laboratorios homologados de referencia".

La OCU señala de forma textual en su informe que "para que un aceite pueda ser calificado y vendido como virgen extra ha de superar una prueba sensorial, realizada en un panel acreditado y con una metodología específica que establece el propio reglamento: esa valoración organoléptica, tan importante como el resto del análisis, es indispensable para determinar si un aceite es virgen extra".

La respuesta no se ha hecho esperar y las asociaciones Anierca y Asoliva han emitido un comunicado en el que aseguran que "las marcas cumplen con los estrictos controles analíticos legales confirmándose que todas son virgen extra desde el punto de vista analítico". Según dicen, las conclusiones del estudio se basan fundamentalmente en criterios sensoriales de un panel de catadores, "por tanto, hablamos sólo de olor y sabor".

Anierac y Asoliva defienden que "cuando se habla de fraude, la OCU se refiere exclusivamente a diferencias de criterio sensorial entre catadores y que en algunos lotes, existen discrepancias de valoración en olor y sabor incluso entre los distintos laboratorios acreditados que han participado en el estudio"

Presiones para ocultar el informe

Tras denunciar presiones por parte de la patronal para que no se difundieran los resultados de este estudio, el sexto en los últimos años en este sentido, aseveró que los resultados del mismo no revelan un "problema de seguridad alimentaria, porque el aceite virgen es perfectamente consumible".

"Solo denunciamos que en la etiqueta se está vendiendo un producto como si fuera de la categoría superior", aclaró, para, a continuación, recordar que se trata también de un "perjuicio económico" para el consumidor, dado que, de media, el aceite virgen extra es casi 0,50 céntimos más caro.

Según el informe de la OCU, no se permite ningún defecto en la categoría" virgen extra, "ni en los parámetros físicoquímicos, que deben estar dentro de un cierto rango, ni en los olores y sabores que se detectan a través de la cata", por lo que urge a "corregir y quitar el "extra" de muchas etiquetas".

A la luz de estos resultados, la organización interpuso denuncia en un total de 20 comunidades autónomas instando a que incoen expediente informativo y, si procede, expediente sancionador, porque, a su entender, "llueve sobre mojado".

Las CCAA deben actuar

"Es hora de que las comunidades autónomas, después de cinco estudios, cumplan con su deber, sancionar, porque creemos que hay un incumplimiento administrativo en el etiquetado", prosiguió, la portavoz de OCU, al tiempo que exigió que las denuncias de OCU "no caigan en saco roto" y que sean respaldadas, en su caso, por "sanciones ejemplarizantes".

A pesar de que los problemas detectados afectan a más marcas que en estudios anteriores pero son "menos graves", el estudio de OCU constató que, de no tomarse medidas, "va a quedar en entredicho la superioridad de la categoría virgen extra y el problema va a salpicar a los aceiteros que lo están haciendo bien y al prestigio del aceite español".

En cuanto a las marcas que no cumplen, invitó a que realicen un "autoanálisis y autoreflexión", ya que se trata de un producto básico de primera necesidad "que tenemos que defender en todo el mundo". "Si hay aceiteros que no lo hacen correctamente, el resto de compañeros deberían hacer limpieza, porque están haciendo un flaco favor a la Marca España".

Asimismo, afirmó que la patronal "debería reaccionar y defender a aquellos que lo hacen bien desde el principio y por los que ponemos la mano en el fuego". Tras aseverar que la OCU informa de forma "cierta, veraz y fidedigna lo que se puede encontrar el consumidor", afirmó que la organización solo está "dando respuesta a un derecho básico del consumidor, que sepa lo que hay en el mercado y dar respuesta a esa obligación como representante de los consumidores.".

El análisis

Por su parte, la responsable técnica del estudio, Ana Sánchez, defendió que los tres análisis comparativos se realizaron con todas las garantías, en laboratorios homologados y cumplieron "estrictamente los protocolos, los plazos, las pruebas custodiadas y el real decreto de análisis comparativo", por lo que desmintieron las acusaciones de la patronal.

Para el análisis se seleccionaron los aceites de la cosecha 2017-2018 o los que tenían una fecha de consumo preferente más amplia y las muestras de aceite se conservaron "tal y como se indica en el etiquetado". Los resultados se obtuvieron a partir de un panel de cata acreditado, sin ver la marca ni el color y con un tratamiento estadístico y revelan también que el precio medio por litro de los aceites analizados se establece en los 5,22 euros.

Solo veintiuno de los 41 AOVE analizados cumplen con todos los requisitos que la ley exige a esa categoría virgen extra, el resto ha fallado en la cata o análisis sensorial. Si los defectos en el análisis sensorial hubieran sido más graves, con una puntuación por encima de 3,5 (en una escala de 0 a 10), se estaría hablando de aceites lampantes.

El mejor de los aceites analizados es el Oleoestepa, que obtiene 85 puntos y la máxima puntuación en parámetros como autenticidad, acidez, calidad y cuidados del fruto o análisis sensorial. Le siguen Carrefour (84), Hacendado (Mercadona) gran selección cooperativa en vidrio (83), Auchan (Alcampo) (81) y El Corte Inglés virgen extra bio (81).

Por el contrario, cierran la lista con la peor puntuación Olisone aceite de oliva virgen extra en botella de vidrio de 0,75 litros (32), La Española virgen extra en envase pet de un litro (32), Olisone en envase pet de un litro (32), Guillén en envase pet de un litro (32) y Olearia del Olivar en envase pet de un litro (32).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4

lukas
A Favor
En Contra

Verguenza que los distintos gobiernos dejen que pase esta estafa. Por cierto que Olisone es la de Lidl ( que no esta puesto) Ya se pueden poner las pilas...

Puntuación 12
#1
AFEITES DE FLEIL
A Favor
En Contra

AFEITE VILGEN CHIN-CHO EL MEJOL

Puntuación 2
#2
El negocio es el negocio
A Favor
En Contra

¡MARCA ESPAÑA!

Entre aceite que no es lo que dicen, jamones resellados y putrefactos, peces con más química que carne, frutas contaminadas por pesticidas de Monsanto y estafas hasta en chuches de los niños, menudo país tenemos.

La próxima estafa será poner en las rotondas muñecas de goma y venderlas por señoritas de compañía para disfrute de los salidos del sexo. Esta modalidad tiene la ventaja que no podrán multar al consumidor ni a la muñeca. Las hay de gasolina, gasoil, eléctrica, nucleares, de vapor…. Todo a gusto del consumidor.

Puntuación 6
#3
felipon
A Favor
En Contra

Oleoestepa con diferencia el mejor AOVE y el Hacendado gran seleccion que tambien lo hace Oleoestepa.

Puntuación 1
#4