Empresas y finanzas

El 70% de las empresas turísticas catalanas vio caer sus resultados este verano

  • La inestabilidad impacta en el turismo

El 70,2% de empresas turísticas catalanas vieron reducir sus resultados en estos meses de verano este año respecto a los de 2017, según la Encuesta de Confianza Empresarial elaborada por la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), que realizó este jueves un balance turístico empresarial del tercer trimestre del año.

La caída de los ingresos fue del -3,8%, según el INE, en el período junio-agosto, que en Barcelona se ha elevado hasta -6,9% y que también ha afectado a las zonas más emblemáticas de su litoral, como la Costa Brava (-2,7%), la Costa Dorada (-3,9%) y la Costa de El Garraf (-6,2%), influida sobre todo por la caída de la demanda nacional, según ha desgranado hoy el 'lobby turístico' en su análisis.

El informe de Exceltur alerta de que la rentabilidad de las empresas turísticas catalanas ha seguido descendiendo en el tercer trimestre, con especial incidencia en la ciudad de Barcelona, en un escenario "donde la imagen turística en Cataluña se ve afectada por una inestabilidad política, que esporádicamente se refleja en manifestaciones publicas de resonancia internacional en calles y playas".

"En Cataluña sigue siendo muy problemático y se mantiene en negativo ante episodios de tensión en calles y playas. Y la caída del turismo este verano se ha sentido en lugares emblemáticos de la costa catalana como Salou porque los altercados de cruces en calles y plazas han tenido una traslación directa hacia estas zonas", explicó el vicepresidente de Exceltur, José Luis Zoreda.

Balance moderado para los hoteles

El balance de cierre del año de la hotelería española, que es moderadamente optimista, está de hecho muy condicionado por el 64,7% de los empresarios de Barcelona aún no ve una mejoría interanual en sus resultados para los próximos meses de 2018.

Exceltur concluye que el nivel de confianza empresarial en Cataluña sigue muy condicionado por las desfavorables expectativas hoteleras, que no obstante se alejan de la caída generalizadas para el 81,1% de los establecimientos, que se constató en los meses de verano.

"La prolongación de los efectos negativos sobre el turismo en Cataluña, derivados de la inestabilidad percibida por su elevada incertidumbre política" han sido uno de los factores que han llevado a la organización turística a mantener su estimación de crecimiento del PIB turístico en el 2% para el cierre del año.

En concreto, el menor dinamismo de la demanda nacional en los principales destinos vacacionales españoles, la fuerte recuperación en los países competidores del Mediterráneo, la prolongación de los efectos negativos del turismo en Cataluña por la inestabilidad se unen además al repunte del precio del petróleo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin