Empresas y finanzas

HSBC sigue a TCI y reduce su peso en Aena en pleno freno al turismo

  • El banco oculta su posición tras vender derechos financieros y bajar del 5%
Foto: Archivo

HSBC se alinea con el fondo TCI y reduce su peso en el capital de Aena. El banco inglés, que fue entidad aseguradora en la salida a bolsa del valor en 2015 y hasta ejerció el green shoe, comunicó el martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un cambio de su posición en el capital del gestor. Aunque en el documento publicado asegura tener un 0% y ha desaparecido como accionista de referencia de Aena en la web del regulador bursátil, fuentes del mercado aseguran que la entidad informó hace unos días que poseía un 4,6% de las acciones. Así, tras vender derechos financieros, HSBC ha dejado atrás el 5,3% que alcanzó en abril de 2016, cuando las acciones rondaban los 120 euros (actualmente están en los 153 euros).

La entidad británica, que históricamente ha sido el segundo inversor privado más importante de Aena, aprovecha que su participación ha caído por debajo del umbral del 5% para acogerse a la excepción recogida en artículo 33.4 del Real Decreto 1362/2007 y así ocultar su posición real en el capital gestor aeroportuario. Y es que, al tener las acciones en una cartera de negociación y no ejercer sus derechos de voto (no tiene consejeros ni interviene en la gestión), la ley le exime de notificar su posición y cualquier cambio de la misma.

Fuentes del mercado explican que la entidad habría estado comprando y vendiendo acciones en los últimos meses aprovechando la volatilidad y que no habría bajado del 5% hasta finales de abril, después de cobrar el dividendo del 80%, aunque se haya comunicado cuatro meses después. Para que se considere que una participación forma parte de una cartera de negociación ésta tiene que estar "libre de restricciones para su negociación" y la entidad tiene que tener una "estrategia o política establecida" para ello.

En este punto, Bloomberg recoge que la participación directa de HSBC Holding es del 0,03% y que el pasado 30 de julio la firma compró 14.648 acciones hasta llegar a las 38.856 títulos.

En lo que va de año, las acciones de Aena han perdido un 9,4% frente a la caída del 5,3% del Ibex

El movimiento de HSBC sale a la luz en un momento en el que el turismo está mostrando los primeros síntomas de agotamiento y después de conocerse que TCI (The Children's Investment) redujo su posición en Aena, pasando del 11% al 8,2%. Una venta comunicada el pasado 16 de mayo que hizo que las acciones del grupo aeroportuario se desplomaran desde los casi 180 euros hasta el entorno de los 172,5 euros. El periodo de gracia (lock up) de 90 días al que se comprometió TCI para no seguir vendiendo ya se ha cumplido.

Desde que vendió la acción ha seguido cayendo. Descenso que se agravó tras la moción de censura anunciada por Pedro Sánchez debido a la incertidumbre a la que se sometía a la compañía con nuevos cambios en la dirección. Así, desde el cambio de Gobierno, los títulos de Aena han caído más de un 7,52%. En lo que va de año, acumula un descenso de 9,4% frente a la caída del 5,3% del Ibex.

"Aunque el nuevo presidente de Aena ha asegurado que va a seguir el plan estratégico, incluido el dividendo, lo cierto es que hay mucha pasividad sobre el futuro de la empresa y la necesaria expansión internacional. Además, no hay claridad sobre las políticas del Gobierno y su continuidad por lo que existe el riesgo de que, en un contexto de enfriamiento del turismo, la acción no crezca", explican fuentes del mercado. En cuanto al enfriamiento del turismo ante la recuperación de destinos como Turquía y Egipto, las últimas cifras de pasajeros de Aena, que han crecido a su menor ritmo en años, y los datos de pernoctaciones hoteleras, que han caído un 2,2%, están dando los primeros avisos.

El repliegue de TCI en el capital de Aena no tiene la misma motivación que el de HSBC pese a que los dos son sus dos accionistas privados más importantes y estables. El fondo tenía una vocación de control y expansión de la firma que ha chocado con los intereses políticos y la segunda tiene un perfil financiero y se dedica a gestionar inversiones para sacar rentabilidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin