Empresas y finanzas

Las malas ventas del Galaxy S9 llevan a Samsung a ganar un 0,09% menos

  • Su división de telefonía móvil ganó un 34% menos que el año anterior
  • Sus pantallas sufren un importante retroceso: ganó un 91,8% menos
El Galaxy S9 de Samsung. Alamy.

El gigante surcoreano Samsung Electronics logró un beneficio neto de 11,04 billones de wones (8.436 millones de euros) durante el segundo trimestre, un 0,09% interanual menos ante los malos resultados de su rama de telefonía móvil liderada por los Galaxy S9 y el retroceso de su división de pantallas.

El beneficio operativo de la empresa con sede en Suwon (sur de Seúl) creció en cambio un 5,71 % hasta los 14,87 billones de wones (11.361 millones de euros), mientras que su facturación cayó un 4,13 % hasta los 58,48 billones (44.677 millones de euros). Su hoja de resultados trimestrales presentada esta mañana está en línea con la previsión de rendimiento que la empresa publicó a principios de este mes.

Según el documento, su sector de semiconductores, la principal del grupo, cosechó una ganancia operativa de 11,61 billones de wones (8.866 millones de euros), lo que supone un 44% interanual más y un récord histórico para esta división, al superar los 11,5 billones (8.782 millones de euros) de enero-marzo de 2018.

La empresa explicó que ha logrado mantener el crecimiento en su división estrella pese a la caída en la demanda para teléfonos inteligentes gracias a los crecientes pedidos de los centros que manejan estructuras en la nube o el big data.

Y es que el beneficio operativo de su sector de telefonía móvil cayó un 34% con respecto a abril-junio de 2017 hasta los 2,67 billones de wones (2.039 millones de euros). La empresa atribuyó el mal rendimiento a los malos datos de venta de sus modelos de bandera, como el Galaxy S9, al incremento de costes en marketing y la creciente competitividad que existe en el sector.

Por este último motivo la empresa considera que impulsar el crecimiento de este departamento en el segundo trimestre supondrá un importante reto pese al lanzamiento de nuevos modelos y a la tradicional subida de ventas estacional.

A su vez, la rama de pantallas de Samsung sufrió un importante retroceso, sumando un beneficio operativo de apenas 140.000 millones de wones (106 millones de euros) ante la caída de precios y de demanda. La cifra supone un 91,8% menos con respecto al mismo trimestre del año anterior y un 65,86% menos en relación con enero-marzo.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

No puedes vender lo mismo que el año pasado a un precio superior
A Favor
En Contra

No hay forma de distinguir al S8 del S9, por mucho que te vendan sus mejoras internas. Por eso la gente está comprando el S8 que, lógicamente, es más barato.

Puntuación 3
#1