Empresas y finanzas

Pero... ¿Cuánto valen las centrales de generación convencional?

  • Hay empresas que no reflejan en sus libros el valor de sus activos

Naturgy ha remitido ayer información adicional a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre el importante y súbito deterioro de activos que ha realizado a partir de las hipótesis de su nuevo plan estratégico: 4.851 millones de euros en total, entre los que destacan 3.929 millones de las centrales de generación convencional -carbón, gas y nuclear- en España.

En la documentación remitida sobre el asunto llama la atención lo poco que lo aclara. En línea con lo ya sabido, la energética presidida por Francisco Reynés, considerando informes externos que apuntaban a una sobrevaloración de los libros, ha realizado un análisis de deterioro sin esperar al que realiza ordinariamente al final de cada ejercicio.

En este test extraordinario ha tenido en cuenta las hipótesis de su nuevo Plan Estratégico y que -como no podía ser de otro modo- no suponen un cambio extraordinario sobre las que comúnmente se manejan: un crecimiento medio del PIB de un 2% hasta 2022, un precio del mercado eléctrico por encima de 50 euros el MWh, un barril de Brent entre 75 y 65 dólares...

Además -como no podía ser de otro modo-, en el análisis ha tenido en cuenta elementos como la incertidumbre sobre los activos de generación durante la transición energética, una mayor presencia de renovables, sus expectativas de volatilidad en el precio de la electricidad y en el CO2, los precios pagados por los distintos activos en las recientes compraventas...

Finalmente, ha aplicado una tasa de crecimiento a largo plazo del 1,9% y una tasa de descuento antes de impuestos del 7%, en ambos casos ligeramente superiores a las actuales.

A la vista está que Naturgy -como no podía ser de otro modo- no ha hecho nada del otro jueves. Y sin embargo, el resultado es absolutamente demoledor: el fondo de comercio, que valía 1.538 millones, ya no vale nada, y los activos sufren una depreciación del 40%. Impresionante.

Sin salir del estupor, uno acude al informe de EY, el actual auditor de Naturgy, esperando encontrar algo más de luz sobre el enigma y no encuentra nada; únicamente la común advertencia de que ha analizado medio ejercicio y no un año completo.Entonces uno se acuerda de que el anterior auditor de Naturgy, PwC, tampoco ponía salvedades a las cuentas, cuando la valoración de los activos era muy otra. Y de ahí uno deriva al rechazo de las demás empresas del sector eléctrico a adoptar medidas similares a la de Naturgy y al bajo precio desembolsado por Repsol por los ciclos combinados de Viesgo...

Y, como no podía ser de otro modo, uno llega a la conclusión de que hay empresas que no reflejan en sus libros el valor correcto de sus activos. Pero vaya usted a saber cuáles son.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0