Empresas y finanzas

Fomento defiende que la plantilla de Ryanair tenga contratos españoles

  • Aunque prioriza que las partes cedan para llegar a un acuerdo
  • USO critica que la low cost no está dispuesta a aplicar la ley de libertad sindical
Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructura y Transporte

La huelga convocada por los tripulantes de cabina de Ryanair para los días 25 y 26 de julio ha puesto en alerta al Gobierno, que lleva días maniobrando sin éxito para que las partes lleguen a un acuerdo que permitan evitar los paros y dejar en tierra a miles de personas. Los representantes de los trabajadores y de la compañía de bajo coste se han reunido esta mañana a instancias del Ministerio de Trabajo, que está mediando para intentar desbloquear la situación.

Un objetivo al que se ha sumado el Ministerio de Fomento que ha pedido públicamente a las partes "moderación" para que consigan llegar a un acuerdo que de pie a negociar las exigencias de la plantilla, incluidos los pilotos: tener contrato español. En este punto, Fomento, que se ha pronunciado por primera vez sobre la situación laboral de los trabajadores de Ryanair, ha defendido que estos tengan "las condiciones laborales españolas" porque "son las mejores en este contexto".

"No debe olvidar nunca que para nosotros, un gobierno socialista, las condiciones laborales son un elemento central desde el punto de vista de la cohesión social, la reducción de las desigualdades y la mejora en la competitividad", ha sentenciado Pedro Saura, secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, en declaraciones a los medios tras la apertura de una jornada organizada por KMPG.

"Las condiciones laborales españolas son las mejores para los trabajadores de Ryanair y defendemos que las tengan. Dicho esto, es importante que llegue a un acuerdo"

Pese a que están "de acuerdo con que los trabajadores españoles tengan las condiciones españolas" el secretario de Estado ha insistido en que lo "más importante" ahora es que sindicatos y empresa moderen sus posiciones, busquen un acuerdo y "a partir de ahí hablaremos con todas las partes", sentenció Saura. "Desde el Gobierno queremos hacer una llamada a las partes para que haya un acuerdo porque es importante para los servicios de los españoles y también para el turismo. Es bueno para los trabajadores y las empresas que haya un acuerdo, pero fundamentalmente es importante para la economía española y para un sector estratégico como es el turismo", instó el ministro en este sentido.

¿Libertad sindical?

En este punto, Kenny Jacobs, director general de marketing de Ryanair, aseguró en declaraciones a este diario que estaban dispuestos a estudiar "españolizar los contratos" de los TCP y los pilotos, aunque mostró cierta reticencia en aceptar alguno de los principios que recogen el estatuto de los trabajadores y la ley de libertad sindical. Y es justo la aceptación de estos derechos, a los que los trabajadores españoles no puede renunciar, lo que impidió que se llegara a un acuerdo en la última reunión celebrada en Trabajo entre la firma y los sindicatos de los TCP, Sitcpla y USO.

"Españolizar los contratos significa aplicar toda la ley española no solo una parte y ese es uno de los motivos por los que la última vez aquí no se llegó a un acuerdo, porque no es una cuestión de tu ofreces seis, yo pido diez y nos quedamos en siete. Es una cuestión de aplicar la ley entera o no la aplicarla. Y es ahí, en la libertad sindical, donde Ryanair insiste en que no la quiere aplicar", explica Ernesto Iglesias, responsable de vuelo de USO, en declaraciones a los medios antes de entrar en la segunda reunión de urgencia convocada por el ministerio dirigido por Magdalena Valerio.

Pese a que desde el Gobierno se está presionando para que haya un acuerdo, desde USO no tienen muchas esperanzas de que vaya a salir algo en claro. No en vano, ayer mismo, Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair, amenazó con recortar su producción en los países más conflictivos si no se "paraban estas innecesarias huelgas". A su vez, las partes están teniendo otro problema con el cumplimiento de los servicios mínimos fijados por Fomento ya que los vuelos que establecen como protegidos impiden a la plantilla seguir bien la huelga. En este punto, desde Sitcpla señalan que el hecho de que Fomento haya fijado servicios mínimos implica "que están tratando a los TCP de Ryanair bajo la legislación española".

"La empresa en su momento dijo que íbamos a la guerra. Esperamos que ahora se replantee y modere su postura. La dirección de Empleo dice que va a mediar y nosotros estamos más que dispuestos a llegar a un acuerdo. Ya ha manifestado en prensa que está dispuesto a españolizar los contratos, en Alemania, dice en su web que ha llegado a un acuerdo en ese sentido. Pero a nosotros, al comité de huelga español no nos ha manifestado nada ni ha intentado negociar nada. Veremos si traen alguna noticia o propuesta seria", aseguró Iglesias, de USO.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Facebook
Andres Rodriguez Cabezon
A Favor
En Contra

Entre el rojerío sociata y el rojerío comunista acabarán cerrando la empresa, yo ya habría puesto pies en Polvorosa.

Puntuación -1
#1