Empresas y finanzas

Los repartidores de Glovo denuncian a la empresa ante Inspección de Trabajo por considerar que son falsos autónomos

Madrid

El sindicato IAC y el colectivo de repartidores de Glovo en Barcelona han presentado hoy ante Inspección de Trabajo una denuncia contra la compañía de reparto a domicilio por considerar que son falsos autónomos, por lo que piden que se reconozca el carácter laboral de su relación contractual.

La denuncia de los trabajadores de Glovo se produce dos semanas después de que Inspección de Trabajo impusiera a la otra gran empresa del sector, Deliveroo, el pago de 1,3 millones de euros en concepto de cuotas dejadas de abonar a la Seguridad Social por sus repartidores y les obligara a darlos de alta en el régimen general.

Los trabajadores de Glovo que han acudido a Inspección de Trabajo con el asesoramiento del bufete jurídico Colectivo Ronda son repartidores de comida a domicilio, al igual que los de Deliveroo.

Este colectivo asegura que su relación debe considerarse laboral y no mercantil, como la que tienen ahora, ya que la multinacional impone "de forma absoluta" las condiciones de prestación del servicio y determina aspectos substanciales como los horarios y los períodos de descanso.

Aseguran, por ejemplo, que la empresa rechaza cualquier intervención de los trabajadores en la configuración del servicio, como debería ser en el caso de la relación mercantil que se establece con los trabajadores autónomos.

Según el abogado del Colectivo Ronda Natxo Parra, responsable de la denuncia presentada, los llamados 'riders' se han convertido en "la verdadera punta de lanza en la lucha contra la instrumentalización de la figura del trabajador autónomo como mecanismos de precarización general de las condiciones laborales".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Usuario validado en Facebook
Libertad Canaria
A Favor
En Contra

Es totalmente absurdo que la contratación implique prácticamente un matrimonio de por vida entre empresa y empleado, por lo tanto en esas condiciones que impone el Estado lo mejor es liquidar la empresa e invertir en otro país, ya que por fortuna el mundo es muy grande.

Lo primero que hay que hacer antes de comenzar un negocio en un país sobre todo el nuestro es leer sus leyes, además hay empresas especializadas en el análisis de estos tema ya que operar en un país con leyes antieconómicas sobre todo a largo plazo puede ser muy poco rentables y perjudicial, así que hay que racionalizar un poco las ambiciones antes de querer conquistar el mundo.

Puntuación 0
#1