Empresas y finanzas

El precio de la tonelada de CO2 en la UE ha subido un 60% desde enero

  • Se le aplica el MiFID II y entra en el radar de fondos y bancos

El precio del CO2 en el mercado europeo de derechos de emisión (ETS por sus siglas en inglés) se ha disparado un 60% desde que arrancó el año. Ya ronda los 13 euros por tonelada y las expectativas son que acabe el año en unos 20 o 30 euros, un nivel nunca registrado durante la última década.

"Varios cambios estructurales explican el incremento -comenta Marc Falguera, director general en España de Vertis, una firma especializada en los mercados de carbono-, pero el más importante es que han entrado en el mercado nuevos actores, como resultado de la aplicación de la nueva normativa financiera, el llamado MiFID II: ahora el CO2 es un instrumento financiero y ha entrado en el radar de bancos y fondos de inversión, que invierten a medio y largo plazo".

Estos nuevos actores, a diferencia de los clásicos participantes en el mercado -unas 12.000 grandes empresas industriales-, no tienen que acudir al ETS a comprar derechos de emisión para alcanzar sus cuotas anuales, sino que toman posiciones teniendo en cuenta que la política europea apuesta firmemente por la descarbonización de la economía. Su participación en el mercado, además a largo plazo, reduce la oferta disponible.

'Temporada alta' del CO2

A este nuevo factor, se suman otros, clásicos, como el hecho de que estamos en temporada alta de carbono, porque los compradores clásicos, sujetos a límites de emisión, acuden al ETS entre marzo y abril para cumplir con el ejercicio anual. O que estemos abandonando los meses fríos en Europa, en los que se consume más energía y se emite más CO2.

A ello hay que añadir las novedades regulatorias aprobadas por la UE a finales del año pasado: ya en 2019 entra en vigor la llamada reserva de estabilidad -se retirarán del mercado 900 millones de toneladas- y hay cierto miedo sobre el volumen de derechos que puede haber a partir de 2020; hoy se calcula que aún hay un excedente de 1.600 millones de derechos -llegó a superar largamente los 2.000 millones-, pero con el cambio de década el ritmo de reducción de derechos disponibles pasará del 1,74% al 2,2% anual, lo que implica retirar otros 556 millones de derechos.

Con esta perspectiva -también se restringirán el número de derechos gratuitos-, los actores del ETS están optando por comprar, elevando el precio del CO2.

Además, el pasado 3 de abril se publicó el informe sobre el volumen de emisiones verificadas de la UE durante 2017: subieron por primera vez en siete años -un 0,3% las globales y un 2% las industriales-, por lo que Falguera espera que se mantenga la presión sobre los precios: "se podría llegar a un entorno muy superior con relativa facilidad a finales de año". Y apunta a que en los mercados de futuros ya se consideran precios del entorno de 20 e incluso 30 euros por tonelada.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin