Empresas y finanzas

Icadi crecerá en Latinoamérica y África para triplicar ingresos

  • El dueño de la constructora Joca planea compras tanto en España como en el exterior, tras tantear Assignia e Isolux

El Grupo Icadi, dueño de la constructora Joca y de la compañía de agua Saconsa, entre otras, prevé triplicar su facturación en 2018, hasta los 163 millones de euros, y más que duplicar su resultado bruto de explotación (ebitda), hasta los 19 millones, según revela el presidente de la empresa, Alberto Aragonés, en una entrevista con elEconomista.

Un crecimiento que la multinacional española sustentará en su expansión internacional y ya con el respaldo de los bancos, con los que negocia sus primeras líneas de financiación. Así, pretende reforzar su posición en Bolivia y Panamá y busca dar el salto a nuevos mercados, como Egipto, Ghana, Senegal, Argentina, Costa Rica, México y Estados Unidos.

El Grupo Icadi, fundado por Víctor Montserrat, Ángel Vergara y el propio Aragonés hace seis años, se focaliza en tres áreas de actividad a través de las diferentes empresas que ha ido comprando en los últimos años. La principal es la de ingeniería y construcción, con Joca como punta de lanza. Asimismo, cuenta con una división industrial, enfocada en instalación y mantenimiento en el sector de la energía y plantas de fosfatos y minería (Emyer e Inprolog son sus enseñas), y otra dedicada a la I+D. En la actualidad, ultima su entrada en la promoción de desarrollos ligados a hoteles, villas y campos de golf. En este sentido, trabaja en proyectos en Madrid, Portugal, Uruguay y Polonia y tiene el punto de mira en California (Estados Unidos).

En ingeniería y construcción, el Grupo Icadi "quiere incrementar su posición tanto de manera orgánica como inorgánica", subraya su presidente. La compañía adquirió Joca tras superar el concurso de acreedores y hoy representa más del 80 por ciento de su cifra de negocios. El año pasado trató de hacerse con Assignia antes de que entrara en suspensión de pagos, al tiempo que tanteó sus opciones por Isolux Corsán e, incluso, por algunos de los negocios de Duro Felguera. Los números no terminaron de cuadrar.

"Somos prudentes", asegura Aragonés, quien en todo caso no cierra la puerta a tomar "alguna de sus obras". Fuera de España ha negociado igualmente por una ingeniería en Panamá. También en el área industrial está en posición compradora y, de hecho, en estos momentos está detrás de una firma española muy internacionalizada que trabaja en instalación y mantenimiento en el ámbito del oil&gas.

Duplicar la cartera

A pesar de soportar una deuda concursal de 45 millones que ha limitado el acceso a la financiación bancaria, Icadi ha convertido a Joca en un actor internacional incipiente, que tiene en el tren metropolitano de Cochabamba, en Bolivia, su proyecto estrella. Con una cartera de 650 millones de euros, el objetivo del grupo es prácticamente doblarla en dos años. España abarca 80 millones y la empresa tiene en el punto de mira el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC). Este crecimiento llevará aparejado el aumento de la plantilla de 600 a 1.000 personas a final de este año.

Sus trabajos en Bolivia, donde además construye un hospital y tiene preadjudicados otros dos, le han valido para que el principal operador ferroviario de Rusia quiera contratarle para construir unas cocheras en Argentina. Un nuevo mercado al que pretende sumar otros como Costa Rica, donde persigue el tren metropolitano de San José, valorado en 1.300 millones de euros, y México. También se halla en "muy buena posición" por un proyecto de 20.000 viviendas sociales en El Cairo (Egipto) por unos 320 millones y en una obra de canalización de agua en Ghana por 160 millones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin