Empresas y finanzas

Vueling e Iberia Express abren la puerta a limitar el equipaje de mano

  • Las aerolíneas reconocen que las maletas a bordo provocan retrasos

La palabra puntualidad está escrita con mayúsculas y en negrita en el plan estratégico de todas las aerolíneas. Aunque las principales firmas europeas como Vueling, Iberia Express o Ryanair tienen departamentos enteros dedicados a analizar y mejorar su operativa diaria para cumplir con los horarios, conseguir que un avión despegue o aterrice a tiempo no es tarea fácil. Y es que, las aerolíneas se enfrentan cada día a decenas de obstáculos que les dificultan cumplir con los objetivos, como la gestión de las maletas o el clima. "Las maletas a bordo provocan bastantes retrasos en los vuelos", reconoció Carlos Gómez, director de producción de Iberia Express, tras recibir el premio a la aerolínea de bajo coste más puntual del mundo que otorga Flightglobal. Trucos para engañar a las aerolíneas low cost y poder viajar con más equipaje sin pagar.

Un punto con el coincide el presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto, y el consejero delegado de Ryanair, Michale O'Leary, que van a tomar o ya han tomado medidas para limitar el problema. Así, por un lado, el directivo de la firma catalana reconoció en un conversación este diario que la gestión de las maletas a bordo de la cabina "dificultan la operativa y provocan retrasos en los vuelos" mientras que, por el otro, el primer espada de la low cost irlandesa no ha dudado en señalar al exceso de equipaje de mano como uno de los principales responsables de que su puntualidad se desplomara hace un año por debajo del 79% desde una media del 90%.

La primera compañía que abiertamente ha puesto coto a la entrada de maletas a la cabida del avión ha sido Ryanair, que ha optado por cobrar un extra a los pasajeros que quieran acceder con dos bultos. Un camino que Vueling e Iberia Express están dispuestas a seguir. No en vano, ya han puesto en revisión sus políticas de equipaje a bordo para estudiar qué medidas pueden tomar para solucionar el problema del exceso de maletas de mano.

"Desde Vueling, lo que sí que estamos haciendo es analizar el problemas de las maletas. Hemos llegado a alguna conclusión y estamos haciendo algunas pruebas, pero las realizamos desde la perspectiva de hacerlo todo por y para el cliente. Quizá se abre una oportunidad a presentar una propuesta que sea más amigable para el cliente que la de cobrar por la maleta a bordo, pero sin ninguna duda estamos viendo como solucionamos el problema", relató Sánchez-Prieto.

En esta línea, Carlos Gómez, de Iberia Express, explicó que la firma está revisando siempre todos sus procesos para mejorar su operativa y mantener sus altos índices de puntualidad (en enero de 2018 alcanzó el 88,1%). "Nosotros bajamos a bodega el equipaje de mano sólo cuando es necesario. La verdad es que sí que supone un problema para la operativa que afecta a la puntualidad pero todavía no tenemos una decisión tomada sobre qué hacer al respecto. Aunque no estamos tomando ninguna medida concreta, sí que analizamos los procesos para mejorar y estudiamos qué se puede hacer", dijo Campos.

easyJet, otra de las principales aerolíneas de bajo coste, que en enero de 2018 tuvo una puntualidad del 85,6%, por debajo de Ryanair y Vueling, también tiene una política restricitva de equipaje. Según su página web, los pasajeros sólo tienen derecho meter en el avión un bulto equivalente a una maleta de mano. Sólo aquellos que tengan tarifas más caras o sean miembros de la tarjeta easyJet Plus pueden entrar con dos bultos, el segundo de ellos más pequeño (bolso, ordenador portátil...).

Las aerolíneas de bajo coste señalan a la falta de espacio dentro de los aviones como el principal motivo para no dejar que todos los pasajeros viajen con la maleta a bordo. "Cuando se prensentan más pasajeros con maletas que maletas entran en el avión tienes que bajarlas a bodega y es un proceso que retrasa los vuelos ya que además hay algunos pasajeros que se resisten a bajarla dificultando más el embarque y eso va en contra de la puntualidad", explicó Sáchez-Prieto.

En este punto, el directivo valoró que la medida tomada por Ryanair de cobrar las maletas a bordo no tiene un objetivo principalmente recaudatorio. "Establecer estas políticas tiene un componente disuasorio para que haya menos maletas dentro del avión y que la operación sea más sencilla", sentenció en una conversación con elEconomista.

En las compañías de largo radio la gestión de las maletas también supone una causa de retraso. A veces muchos pasajeros que han facturado la maleta no se presentan en la puerta de embarque por lo que hay que sacar el equipaje de la bodega por seguridad. "Se han implantado sistemas para optimizar la búsqueda de las maletas en la bodega y reducir al mínimo el tiempo", explican desde Iberia, que es la aerolínea más puntual del mundo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

por aqui se va a madrid
A Favor
En Contra

Tanto una como la otra, solo pretenden robar al cliente con esa estupida escusa y el economista y resto de prensa haciendoles la cama. YO SEGUIRE VIAJANDO EN EL AVE. por mi parte las cinicamente llamadas bajo coste espero terminen cerrando

Puntuación 4
#1