Empresas y finanzas

El fondo Advent arranca la venta del gigante de explosivos Maxam

  • Morgan Stanley repartirá el cuaderno de venta entre potenciales inversores
  • La compañía de explosivos está valorada en torno a 1.500 millones

El fondo de capital privado Advent arranca la venta de su participación en Maxam, compañía líder en Europa y segunda en el mundo en el negocio de los explosivos. La valoración total de la compañía, según fuentes financieras, se sitúa en torno a los 1.500 millones de euros. Tal y como ha podido saber elEconomista, el cuaderno de venta comenzará a circular entre los potenciales inversores entre finales de marzo y principios de abril.

Advent lleva estudiando desde hace tiempo su salida de Maxam, compañía en la que participa desde febrero de 2012, llegándose a plantear incluso una salida a bolsa. Sin embargo, a finales del pasado año dio un paso más y contrató a Morgan Stanley para que coordinara el proceso. Alantra (antigua N+1), por su parte, será la encargada de asesorar a Maxam en el relevo de Advent. Cabe recordar que el presidente de Alantra, Santiago Eguidazu, y el vicepresidente, Santiago Bergareche, son consejeros de la compañía de explosivos.

Las fuentes consultadas apuntan a que esta operación únicamente contempla la venta del 45% que ostenta Advent, que estaría valorada en torno a los 675 y 700 millones de euros. El 55% restante seguirá en manos del equipo directivo. Pese a que en anteriores intentos de venta se habló de dual track (operación que contempla tanto una colocación en bolsa como la venta a un inversor), en esta ocasión todo apunta que la transacción se articulará como un proceso de venta como tal.

Fuentes de mercado apuntan a que entre los potenciales compradores hay mucho inversor internacional, aunque no será un proceso fácil por la tipología del activo ya que muchos fondos tienen vetada la entrada en este negocio por sus códigos éticos de inversión. Además, juega en contra de la posible entrada de un fondo la participación a la venta ya que habitualmente los inversores financieros no están cómodos con la toma de una posición minoritaria. En este sentido, la capacidad de tomar decisiones sobre el futuro de la empresa dependerán de la relación que tenga el nuevo inversor con el consejero delegado de la compañía, José Fernando Sánchez-Junco, y con el resto del equipo directivo. Las mismas fuentes hablan también de posibles compradores industriales.

Los rumores sobre la salida de Advent llevan en el mercado desde hace un par de años, ya que lo habitual es que este tipo de fondos no permanezcan más de cuatro años en la misma empresa. Es más, a principios de 2017 se acercaron a diferentes bancos colocadores para estudiar las opciones, aunque no llegaron a ninguna conclusión defintiva, ya que los propietarios querían seguir engordando la compañía para obtener una valoración mayor. Además, las condiciones de mercado no ayudaron con el salto al parqué.

Buen momento para vender

Según los últimos datos correspondientes al ejercicio de 2016 -cerrado a 31 de marzo de 2017-, Maxam logró batir la barrera de los 1.000 millones en ingresos al registrar una facturación de 1.045 millones, un 7,4% más que en 2015. De esta cantidad, el 35,4% de sus ventas depende de Europa; el 19,9% de Asia; un 17,6% de África; un 21,8% de América y un 5,2% de Australia. Su resultado bruto de explotación (ebitda) ascendió a 146 millones de euros, un 11,45% más. La deuda ronda los 450 millones de euros. Las previsiones apuntan a que los próximos resultados mantengan el buen ritmo de crecimiento que la compañía ha registado en los últimos años.

Advent -que no ha querido hacer comentarios- entró en Maxam en febrero del 2012, cuando compró el 49% a Portobello y Vista Capital, aunque posteriormente redujo su participación hasta la actual. En el momento de la venta, se valoró la compañía en 900 millones, incluyendo la deuda. El ebitda de Maxam en ese momento se situaba en torno a 113 millones.

La venta de la participación de Advent en el fabricante de explosivos es una de las transacciones más esperadas de los últimos tiempos y se cerrará, previsiblemente, a lo largo de este año. El interés de los posibles compradores está muy relacionada con la solidez del activo y su gran trayectoria internacional. Fundada en el año 1872 por Alfred Nobel, la por aquel entonces Sociedad Española de la Dinamita, Privilegios A. Nobel cuenta con cuatro líneas de negocio y una plantilla de más de 6.530 empleados. Cuentan con instalaciones en más de 45 países. En la actualidad, su principal negocio es la producción de explosivos civiles, que completa con otros servicios y soluciones de voladuras, explotación de canteras y construcción de infraestructuras.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin