Empresas y finanzas

Antonio Garamendi (Cepyme): "Se está produciendo un abuso real de la llamada economía colaborativa"

  • "Estamos de acuerdo con subir los salarios donde se pueda"
  • "Mi objetivo en Cepyme es que todas las empresas sean grandes"
Antonio Garamendi, presidente de Cepyme. Foto: Archivo

Antonio Garamendi, presidente de Cepyme, asegura en esta entrevista que "evidentemente hay que subir los salarios, ¡ojalá!", pero no en todas las empresas. Recuerda que el 40%, sobre todo las más pequeñas, aún está en pérdidas. Más noticias en la revista gratuita elEconomista Pymes, Autónomos y Emprendedores

¿Cómo ve la subida salarial?

Nosotros hemos pensado siempre que es importante la moderación salarial, porque la única manera de crear empleo y de calidad es que haya productividad y competitividad en las empresas. Evidentemente deben crecer los salarios, ojalá, y por eso hemos dado el visto bueno a la subida del SMI. Dicho esto, hay que tener en cuenta el tipo de empresa, el sector, el tamaño, que en unas se gana dinero y en otras no. El 40% de las empresas, las más pequeñas, aún está en pérdidas. Además, hay sectores que están muy por encima de lo que se está hablando, pero hay otros cuya productividad es más baja y es complicado subir los salarios.

Opta por la prudencia, parece...

Estamos de acuerdo en subir allí donde se pueda. No obstante, hay más reflexiones. Hay categorías, que por la digitalización, han perdido valor añadido y, sin embargo, hay gente joven que está entrando con peores condiciones. Quizá de lo que deberíamos es hablar de un reparto de la masa salarial. Y del tema de las mujeres. La cuestión es más poliédrica del "hay que subir". Está fuera de lugar que un sindicato plantee un SMI de 1.000 euros por 14 pagas para todos. Un dueño de un bar muy pequeño no puede pagar eso y el 99% de los empresarios son gente que ves por la calle.

¿La Administración está realmente preocupada por las pymes?

El Gobierno está planteando un cambio normativo sobre el efecto pyme, algo muy importante, porque en España solo hay 4.500 empresas con más de 250 trabajadores. Mi objetivo como presidente de Cepyme es que todas las empresas sean grandes, y cuanto más grandes, mejor. Porque las compañías que facturan menos de un millón de euros tienen muchas más dificultades y las internacionalizadas tienen mejor posicionamiento. Todo lo que sea ir quitando trabas para que las pymes lleguen a crecer, perfecto.

¿Debería haber regulaciones específicas para micros y pymes?

Si se hiciera, habría tres legislaciones diferentes y generaríamos más problemas. Ya pasa actualmente, que hay empresas que prefieren no saltar de un estado a otro, y no facturar más de 6 millones o pasar de 150 trabajadores. Si se ponen más trabas, nos quedaríamos todos abajo. Hay que tener sensibilidad hacia las pymes, pero las normas deben ser universales, pues la libertad es clave y el exceso de regulación va en contra de la empresa. Lo que es verdad, es que a veces se legisla para las grandes empresas; y debería legislarse para la mayoría. Y luego, en algún caso, hacer una excepción para las grandes. No al revés.

La Secretaría General de Industria y Pyme va a modificar la regulación de la pyme. ¿Cómo lo valoran?

Hemos trabajado con Economía, como colaboramos con otros ministerios, con independencia, pero con lealtad institucional. Se plantea una desregulación, pues una de las peores cosas que le puede pasar a una pyme es el exceso de normas. Una pyme no tiene capacidad para todo el tráfico administrativo. Y las diferencias de regulación entre CCAA. Estamos satisfechos con el planteamiento del Ministerio, en seguir avanzando, aunque siempre pediremos un poco más. Economía se toma en serio que las pymes tienen que crecer, y para eso deben internacionalizarse y digitalizarse.

Economía colaborativa...

Nos inventamos palabras para salirnos por la tangente. Estamos de acuerdo en que no se pueden poner puertas al campo, pero todos estamos para cumplir las normas. No me vale que se utilicen estos temas modernos, de un nuevo modelo, para permitir el fraude en la economía colaborativa que, por cierto, no se debería llamar así. Si usted es empleado, es empleado, y paga impuestos y la Seguridad Social como los demás. Defendemos la libertad de empresas, pero hay un abuso real de la llamada economía colaborativa que, en el fondo, es un fraude embozado de modernidad. El empresario del futuro claro que es moderno y digital, pero no cambiemos de nombre las cosas.

Morosidad. ¿Qué hay que hacer?

Yo digo que no hay un problema de financiación en las pymes, hay un problema de morosidad. Todo lo que sea avanzar en el tema de la morosidad es buenísimo, especialmente para los pequeños.

¿La crisis ha terminado?

La recuperación ha llegado, pero no de forma homogénea. Hemos salido de manera muy diferente; antes había ciclos y cuando llegaba el siguiente sabías lo que había que hacer. Era de manual. Ahora se ha acabado, ya no estamos en un ciclo, estamos en un espacio nuevo. Algunos sectores se tienen que reinventar, como el suyo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

No a la represión fiscal
A Favor
En Contra

Otros como ATA, que se han denominado "defensores" de las PYME pero que apoyan toda la opresión que sobre este sector está realizando el PP. ¿A qué clase de "tratos" llega Báñez con todas estas "asociaciones" para que consientan en el exterminio de autónomos que lleva a cabo la Tesorería de la Seguridad Social con sus inasumibles cuotas?

Puntuación 16
#1