Empresas y finanzas

Los fondos dueños de Cortefiel estudian hacerse con el 70% de Bimba y Lola

  • CVC y PAI se interesan por una operación valorada en 450 millones de euros

CVC y PAI, los fondos propietarios de Cortefiel, están estudiando la compra de un paquete de acciones mayoritario en el capital de la firma de moda gallega Bimba y Lola. Según adelantó ayer La Voz de Galicia, estos dos fondos podrían comprar un 70 por ciento, en concreto, a las hermanas Uxía y María Domínguez, sobrinas del diseñador Adolfo Domínguez.

La operación, por la que se valora la compañía en unos 450 millones de euros, la está coordinando el banco de inversión Morgan Stanley, que se ha fijado como fecha tope para la venta mediados de 2018.

Bimba y Lola registró en el último ejercicio, cerrado el pasado 28 de febrero, un fuerte crecimiento, tanto en ventas como en beneficios.

El volumen de negocio creció un 31 por ciento, hasta 151,7 millones de euros, y el resultado neto se disparó desde 881.572 euros a más de 15,8 millones. "El negocio continúa respondiendo positivamente a los objetivos marcados, incrementándose el número de tiendas e intensificando la expansión internacional. Tanto la rentabilidad económica, como la financiera se siguen manteniendo en porcentajes elevados", asegura la compañía en su último informe anual, remitido al Registro Mercantil. Al cierre del ejercicio, la compañía contaba con un total de 96 tiendas propias, 52 franquicias y 74 corners en centros comerciales.

CVC y PAI, que se hicieron con el control total de Cortefiel el pasado verano, tras la salida de Permira, el tercer socio que tenían en la compañía, han conseguido enderezar el rumbo de la empresa que dirige Jaume Miquel. Cortefiel cerró el primer semestre de su ejercicio fiscal el pasado 31 de agosto con un ebitda recurrente (resultado bruto operativo) de 85,4 millones de euros, lo que supone un 134,9 por ciento más respecto al mismo periodo del año anterior.

Durante estos seis meses, los ingresos alcanzaron los 563,6 millones de euros, con un crecimiento del 5,9 por ciento, como resultado, según la compañía, "de un incremento continuado de las ventas en todas las marcas, mercados y canales, destacando significativamente el crecimiento del comercio electrónico".

CVC, Pai y Permira compraron conjuntamente Cortefiel en 2005 a la familia Hinojosa, por 1.440 millones de euros, cuando la empresa todavía cotizaba en bolsa, pero hasta ahora no habían conseguido rentabilizar su inversión. Tras la salida de Permira y una vez reestructurada su deuda, CVC y PAI podrían dar ahora un nuevo impulso a su negocio de moda en España con la compra de Bimba y Lola.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0