Empresas y finanzas

Las torres de Azca superan en rentas a los rascacielos de las Cuatro Torres

Las reformas que se han llevado a cabo en esta zona empresarial de Madrid han posicionado el precio del metro cuadrado un 16,6% por encima de lo que se paga por los espacios más caros de las Cuatro Torres.

Los rascacielos de las Cuatro Torres, al norte de Madrid, no hacen sombra a Azca, que se consolida como el distrito empresarial de referencia de la ciudad. Con vistas al paseo de la Castellana y a escasos metros del Santiago Bernabéu y del intercambiador de Nuevos Ministerios, este centro de negocios ha sabido renovarse para no quedarse atrás frente a otras zonas punteras de Madrid. Tanto es así, que en sus rascacielos recién reformados las rentas más elevadas son un 16,6% superiores a los metros cuadrados más caros de las Cuatro Torres, al norte de la ciudad.

Castellana 81, histórica sede de BBVA, se corona en el ranking de rentas, ya que sus metros vacíos se comercializan entre los 27 y los 35 euros por metro cuadrado al mes. Esta torre, diseñada por el prestigioso arquitecto Sáenz de Oiza, ha sido sometida a una intensa rehabilitación por su propietario, la socimi Gmp, que destinó 30 millones de euros a renovar uno de los inmuebles más icónicos de Azca y del skyline de Madrid.

El activo, que se transformó en multinquilino en su primera salida al mercado, ya ha logrado conquistar a nuevas empresas tras la marcha de la entidad, que se trasladó a su propia ciudad financiera, en Las Tablas, al norte de Madrid. Así, en los últimos meses se han cerrado contratos de alquiler con Teka y Hays.

A la vanguardia del diseño

Castellana 77, también propiedad de la patrimonialista de la familia Montoro y el fondo soberano de Singapur, GIC, es otra de las grandes reformas que se han llevado a cabo en Azca y que ha posicionado al centro empresarial a la vanguardia del diseño gracias al proyecto del despacho Luis Vidal + Arquitectos, que han diseñado una fachada recubierta de lamas que la protegen de la incidencia solar directa y que además se iluminan por la noche con una variada gama cromática.

El inquilino que decida ocupar los 16.200 metros cuadrados de oficinas con los que cuenta este edificio de 18 plantas podrá elegir el color de esta torre, que cuenta con más de 200 plazas de aparcamiento y puntos de carga para coches eléctricos. Con estas características, este inmueble se sitúa con las segundas rentas más altas de Azca, que se mueven entre los 28 y 33 euros por metro cuadrado.

Muy de cerca le sigue Torre Europa, que ha sido durante muchos años la sede de la firma de servicios profesionales KPMG. Tras la marcha de la consultora a las Cuatro Torres, ha podido ser rehabilitada para convertirse en el primer edificio de oficinas inteligente y conectado de España. Infinorsa, propietario mayoritario de este rascacielos con vistas al Santiago Bernabéu, ha invertido 20 millones de euros en un lavado de cara de la fachada, que llevaba 30 años con la misma imagen, pero sobretodo, en una renovación interior que ha dado un giro radical a la esencia de esta torre de 121 metros de altura.

Para ello, el grupo patrimonialista ha instalado el sistema de iluminación de oficina Philips Power over Ethernet (PoE), que permite a los empleados personalizar su espacio de trabajo a través de una aplicación instalada en su teléfono móvil. Esta es solo una de las posibilidades que permite este sistema, que junto a otras mejoras en los espacios comunes, ha elevado las rentas de la torre hasta situarse entre los 27 y 32 euros por metro cuadrado. Su reforma ya ha cautivado a una de las grandes firmas internacionales de abogados, Freshfields.

El bufete se mudará previsiblemente durante el último trimestre de este año a la torre, donde ha arrendado unos 3.800 metros cuadrados, y dejará su sede actual, que se encuentra en el número 6 de la calle Fortuny, situada en el área de Almagro.

La estadounidense AOL ha sido otras de las empresas que ha decidido trasladar su sede corporativa en España a Torre Europa, así como el laboratorio farmacéutico, que unos 2.800 metros cuadrados en dos plantas de este rascacielos.

Torre Picasso, el rascacielos más alto de Azca con 156 metros, no ha sufrido una reforma tan intensa como sus vecinas, pero tras la marcha de la consultora EY a la Torre Titania, quedaron libres 15.000 metros cuadrados. Parte de este espacio en la torre de Pontegadea-brazo inversor de Amancio Ortega-, lo ocupará Deloitte, que se convertiría así en su principal inquilino. Tras varias mejoras en el inmueble, los metros cuadrados más altos se comercializan ahora por 31 euros.

Mapfre también se ha sumado a la renovación de la zona de Azca, a pesar de que su edificio no es un rascacielos, pero sí uno de los más representativos de la zona al dar cobijo al centro comercial Moda Shopping. Se trata de General Perón 40. Parte de sus 20.000 metros cuadrados de oficinas los ocupan Aesa y Solunion. Entre los dos tienen unos 12.500 metros cuadrados, el resto, Mutua no ha querido arrendarlos a pesar de haber tenido oportunidades, para hacer la reforma del edificio. En este proyecto, la aseguradora invertirá 6 millones de euros y entre las principales actuaciones se encuentra la de convertir dos de los accesos en entradas independientes del centro comercial.

Apenas alcanzan los 30 euros

Sin embargo, si nos trasladamos al nuevo enclave financiero situado al norte de Madrid y bautizado como Las Cuatro Torres, apenas una de ellas logra alcanzar los 30 euros por metro cuadrado, a pesar de que se trata de edificios mucho más jóvenes inaugurados entre los años 2008 y 2009.

Se trata de Torre Espacio, que se mueve en la horquilla de los 29-30 euros. El grupo filipino Emperador, dueño de este rascacielos tras pagarle 558 millones de euros al Grupo Villar Mir, principal inquilino del inmueble, supo ver a tiempo la amenaza que suponía la renovación de Azca, que conllevaría la puesta en el mercado de casi 100.000 metros cuadrados de oficinas de nueva oferta de alta calidad.

Por este motivo, a finales del año pasado, la conocida mundialmente como reina del brandy renovó la imagen de la torre y puso en marcha un nuevo plan de comercialización con el objetivo de encontrar inquilinos para los 8.800 metros cuadrados que estaban libres en ese momento en el edificio.

Por detrás se encuentra la Torre Cepsa, por la que Amancio Ortega, fundador de Inditex, pagó 490 millones de euros el año pasado. Ocupada prácticamente en su totalidad por la petrolera, los 15.000 metros que están disponibles oscilan entre los 23-28 euros al mes.

La Torre de Cristal, el rascacielos más alto de España con 210 metros, es la más asequible entre sus vecinas, ya que los espacios disponibles se mueven entre los 25 y 27 euros por metro cuadrado. El año pasado KPMG dejó la zona de Azca y se trasladó a este inmueble, donde ocupa unos 23.000 metros cuadrados. Propiedad de Mutua Madrileña, este rascacielos diseñado por César Pelli cuenta en su cúpula con el jardín vertical más alto de Europa y actualmente cuenta con unos 15.000 metros cuadrados disponibles para el alquiler.

A su lado se encuentra la Torre PwC, ocupada por la consultora que le da nombre y por el hotel cinco estrellas Eurostars. Su dueño es la socimi Merlin Properties, que incluyó este rascacielos a su cartera tras absorber a Testa. La socimi se la quedó ocupada en su totalidad y, según se rumoreó en el sector en su momento, Sacyr alquiló la torre a PwC a un precio que rondaba los 19 euros por metro cuadrado.

El complejo de las Cuatro Torres se prepara para recibir a una quinta, la Torre Caleido. Este inmueble, que está en proceso de desarrollo actualmente, es la que ha salido al mercado con los precios más bajos. Este proyecto de 300 millones del Grupo Villar Mir (GVM), en alianza con la inmobiliaria Megaworld Corporation, arranca las obras con dos grandes inquilinos cerrados, la escuela de negocios IE Business School, que ocupará 50.000 metros cuadrados, y el Grupo Quirón-Salud, que abrirá un clínica especializada en medicina preventiva y del deporte.

Según aparece en el informe anual del conglomerado empresarial GVM, las rentas que pagarán ambas compañías por ocupar el nuevo edificio se moverán entre los 15 y los 18 euros. Según los expertos consultados por este medio, son cifras "algo bajas teniendo en cuenta que se trata de un edificio de nueva construcción y que contará con las mejores condiciones de sostenibilidad medioambiental", ya que aspira a la certificación Leed Gold. Sin embargo, indican que "es normal que se muevan siempre por debajo de las demás torres, ya que el uso dotacional, como es el caso de este inmueble, siempre se paga más barato que el de oficinas".

Caleido se levantará sobre un terreno de 33.326 metros cuadrados y constará de dos volúmenes diferenciados: una torre de 36 plantas y una base de cuatro plantas y 20 metros de altura, que se alzará sobre el aparcamiento actualmente construido y se desplegará a modo de zócalo. La torre, que cuenta con una edificabilidad de 70.000 metros cuadrados, será la más baja de sus vecinas, con 160 metros de altura, si bien aportará al complejo una amplia zona comercial y de servicios de 12.000 metros cuadrados, con espacios destinados al deporte, el arte y la cultura, además de una zona verde de 33.300 metros cuadrados.

Según los expertos, el centro comercial de Caleido competirá con La Vaguada, y podrá hacerlo gracias a la especialización. Así, apuntan que quiere ser un proyecto exclusivo, diferenciándose por tener marcas distintas, con zonas que potencien la experiencia de compra y donde la tecnología estará muy presente.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado