Empresas y finanzas

Sandra Ortega mete a su inmobiliaria en 'números rojos' en plena expansión

  • Tiene pérdidas brutas de 4,2 millones y Hacienda le compensa con 3 millones
Sandra Ortega

Ferrado Inmuebles, la sociedad a través de la cual gestiona sus inversiones en el ladrillo Sandra Ortega, registró el año pasado unas pérdidas antes de impuestos de 4,28 millones de euros. Es una cifra que contrasta con los 39,66 millones que había ganado en 2015 o los 44,74 millones que obtuvo de beneficio en 2014. La hija de Amancio Ortega, fundador de Inditex, consiguió sin embargo amortiguar sustancialmente estos números rojos gracias a una devolución fiscal por importe de algo más de 3 millones, con lo que cerró el ejercicio fiscal con unas pérdidas netas de 1,25 millones de euros.

Ferrado, que ha elevado el valor de los activos que gestiona más de un 48 por ciento, hasta 457,4 millones de euros, había registrado pérdidas por última vez en 2013. Ese año, de hecho, fueron más abultadas. El resultado negativo se elevó entonces a 12,9 millones de euros antes de impuestos y 10,4 millones netos. Las pérdidas registradas ahora obedecen a que la empresaria multiplicó por tres en 2016 su inversión inmobiliaria, hasta situarse en 124,9 millones de euros, frente a los 35,3 millones contabilizados en el balance en 2015.

La matriz del conglomerado

Sandra Ortega controla las acciones de Ferrado a través de la sociedad Rosp Corunna, cuya propiedad compartía con su madre, Rosalía Mera, hasta el fallecimiento de ésta en agosto de 2013. Además de dicha compañía, la firma gestiona también otras participaciones a través de la sociedad Rosp Corunna Participaciones. Es el caso del 5,05 por ciento del capital de Inditex, del 5 por ciento en Pharma Mar, del 30,6 por ciento en la cadena hotelera Room Mates, del 65 por ciento en la firma Denodo Technologies o de las sociedades de inversión en capital variable (sicavs), Breixo y Soandres de Activos.

En total, Rosp Corunna gestiona ba al cierre del último ejercicio el pasado 31 de diciembre activos valorados en 6.727 millones de euros, lo que supone un 3 por ciento más que en 2015. Las pérdidas en la inmobiliaria se vieron compensadas sin embargo con la positiva evolución del resto de las participadas, especialmente de Inditex, cuyos dividendos permitieron a la compañía registrar un beneficio neto de 89,6 millones de euros.

Sandra Ortega mantiene, a pesar de todo, una apuesta firme por el sector inmobiliario, al igual que ha hecho su padre en los últimos años con Pontegadea. Y como él, mantiene además una apuesta clara por Estados Unidos. Entre los principales inmuebles arrendados destacan así edificios en Nueva York, Palo Alto (California) o dos edifcios en Miami Beach por los que obtiene 2,18 millones anuales.

Cartera de inversiones

Los gestores de Ferrado Inmuebles señalan en la memoria de la compañía que "la cartera de inversiones inmobiliarias en Estados Unidos y España se mantiene sin alteraciones significativas y durante el ejercicio ha experimentado incrementos generalizados en sus valoraciones". Adicionalmente, aseguran "en el presente ejercicio se ha ampliado dicha actividad a Alemania y Portugal". Seis de cada diez propiedades inmobiliarias han sido arrendadas para la actividad hotelera y casi untercio para oficinas.

El resto, una pequeña parte, está destinado a uso residencial, naves industriales y aparcamientos, según informó el diario El País el pasado mes de agosto.La principal inversión llevada a cabo el año pasado se corresponde con la compra de un inmueble en Stuttgart, Alemania. Se trata de un edificio con un valor contable de 89,9 millones de euros para el alquiler de oficinas, una actividad por la que Ortega ingresa dos millones al año.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin