Empresas y finanzas

Prisa pierde de nuevo la 'guerra del fútbol' contra Mediapro

  • Un juzgado de Barcelona rechaza que la firma de Roures le pague 85 millones
Juan Luis Cebrián

La guerra del fútbol entre Prisa y Mediapro cierra un nuevo capítulo en los tribunales españoles. El juzgado de primera instancia número 37 de Barcelona ha desestimado la última demanda presentada por Prisa contra la compañía de Jaume Roures por la explotación de los televisivos del deporte rey en las temporadas 2007/08 y 2008/09. En concreto, la cotizada que todavía preside Juan Luis Cebrián pedía que la productora catalana le pagara 85 millones de euros por haber explotado dichos derechos.

Según recoge la sentencia que Mediapro ha hecho pública, el juez asegura que Prisa "no puede pretender que se le indemnice por unos supuestos beneficios dejados de percibir cuando estos se reclaman en base a una situación de hecho que, de haberse respetado las normas de Competencia, no se hubieran podido dar". A su vez, el magistrado ha condenado a la dueña de El País a pagar las costas del proceso. La compañía todavía no se ha pronunciado sobre la sentencia y no ha atendido a este diario, por lo que aún no se sabe oficialmente si recurrirá.

La firma de Roures defiende que con esta denuncia Prisa pretendía "sortear la sentencia del Tribunal Supremo del 9 de enero que declaraba nulo el modelo de explotación de los derechos audiovisuales del fútbol que impuso".

Y es que, en 2015, el Alto Tribunal pitó el final de un partido favorable a la productora de Jaume Roures, lo que supuso un varapalo para Prisa, que vio cómo se le escapan 288 millones de euros de los hasta 320 millones que había reclamado a la firma catalana por el incumplimiento de los contratos firmados en 2006 para la explotación conjunta de los derechos televisivos del deporte rey. Los cinco magistrados de la Sala de lo Civil del Supremo estimaron el recurso de casación interpuesto por Mediapro contra la sentencia de la Audiencia Provincial de marzo de 2010, que condenaba a la productora de Roures a pagar unos 105 millones a la antigua Digital+. Así, el Alto Tribunal declaró nulos los contratos firmados en 2006, al estimar que "son contrarios a la ley de la competencia".

La sentencia ha supuesto un jarro de agua fría a las acciones de Prisa en el mercado. Sus títulos han cerrado con un descenso del 2,37%, hasta los 3,09 euros, caída que se suma a la del 4,9% registrada al cierre del lunes y que vienen a romper la racha alcista vivida por el grupo tras el nombramiento del nuevo consejero delegado, Manuel Mirat. Por su parte, Atresmedia se ha disparado el bolsa un 4,2% a los 9,38 euros. Imagina, dueña de Mediapro, es accionista de la cadena con un 4,2%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin