Empresas y finanzas

La apuesta eléctrica de Volvo pone en aprietos a Tesla

Coche de Tesla.

Volvo acaba de poner en aprietos a Tesla. El fabricante de automóviles con sede en Suecia dijo el miércoles que dejará de producir nuevos motores a gasolina a partir de 2019 y cambiará a una variedad de modelos híbridos y totalmente eléctricos.

Puede parecer poco significativo -la compañía, después de todo, representó sólo el 0,6 por ciento de las ventas mundiales de vehículos el año pasado. Pero su plan resume los desafíos a los que se enfrenta la firma de Elon Musk.

Por descontado, Volvo está recalentando el motor al proclamar que va a una estrategia 100 por cien "eléctrico". No tiene planes para eliminar los vehículos de gasolina existentes y mantendrá el motor de combustión en dos de las tres opciones que introducirá a partir de dos años: un híbrido enchufable, que puede utilizar gasolina o energía eléctrica, y lo que llama el híbrido suave, como el Toyota Prius, que convierte la potencia de frenado en electricidad.

La industria vende más coches con motores híbridos que eléctricos puros. Especialmente en el mercado chino, que crece a gran ritmo y en el que se venden alrededor de la mitad de los coches eléctricos e híbridos del mundo. Allí se encuentra el propietario de Volvo, Geely.

Tesla representa sólo el 3 por ciento de las ventas de vehículos eléctricos y híbridos en este mercado, señala Barclays. El mercado está dominado por grupos locales que venden coches más baratos y está aumentando la presencia de Daimler y General Motors. Es probable que puedan reducir aún más el coste de las baterías, robando a Tesla una de sus principales ventajas.

Es emblemática la creciente competencia a la que Tesla se enfrenta en todo el mundo. Prácticamente todos los fabricantes de automóviles tienen ofertas eléctricas o híbridas propias, ya sean vehículos más pequeños como el Nissan Leaf o la gama de BMW.

Eso no significa que la compañía de Musk esté entrando a un callejón sin salida. Pero una vez más pone en tela de juicio su ambicioso objetivo de vender 500.000 vehículos a finales del próximo año - cinco veces la tasa de este año - y 1 millón en 2020.

El problema de Tesla

Por otra parte, Tesla sigue sufriendo de problemas con su crecimiento. El último achaque fue la falta de baterías, que mantuvo la producción un 40 por ciento por debajo de la demanda durante gran parte del segundo trimestre, dijo la compañía justo antes del festivo del 4 de julio.

Eso y las noticias de Volvo restaron más del 7 por ciento a las acciones de Tesla el miércoles. Aún así, el fabricante de coches de Musk se negocia a 25 veces las ganancias estimadas en 2020, en comparación con el múltiplo de Toyota de poco más de 10 veces las ganancias de 2017. Se vislumbran más problemas en el horizonte.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pepe
A Favor
En Contra

Claro... Terrible para Tesla, desde luego, sobre todo porque Volvo no tiene ni un sólo modelo eléctrico en el mercado.

Una caída en bolsa de un 7%, Tesla, de aquí a la ruina. Por supuesto...

Señores de El Economista, es muy difícil tomarles en serio con análisis tan pobres como el de arriba.

Puntuación 16
#1
ecológicos de pacotilla
A Favor
En Contra

SI TAN CONVENCIDOS ESTíN EN VOLVO PORQUE NO DEJAN YA DE VENDER COCHES CON MOTORES CONTAMINANTES ?

Puntuación 5
#2
Bilbo
A Favor
En Contra

Tesla no aguanta dos años más como no enderece el rumbo. Su model 3 lo único que va a hacer es reducir ventas de su model S, pues las ventas van a venir de potenciales compradores del segundo modelo.

Pero lo peor de todo es que Samsung, LG y otros ya han anunciado una nueva generación de baterías sólidas para finales del 2019. Esto hace que las actuales baterías de litio (y toda la inversión de Panasonic/Tesla) pierda su valor en muy poco tiempo ya que las nuevas cuentan con grandes ventajas. No se calientan, no arden, se recargan mucho más rápido y el ciclo de recargas es mucho mayor.

Estas vaterías no son "noticias fantasmas". Los blue-car que circulan en París ya las llevan utilizando desde hace 5 años y en 2 años se fabricarán de forma masiva en vehículos de serie. ¿Qué va hacer entonces Tesla, obligada por contrato con Panasonic a mantener su "megafactory" de baterías viejas?

Los fabricantes convencionales como Renault-Nissan simplemente cambiarán de proveedor, como ya hicieron al cambiar de Panasonic a LG, pero Tesla esta "pillada por los cojoncillos". Depende 100% de la tecnología Panasonic y al igual que el motor Honda de Fernando Alonso, por mucho que hablan y prometen ... ya sabemos cual es el final de la historia.

Puntuación 0
#3
Marc
A Favor
En Contra

Creía que lo que hizo caer en bolsa a TESLA fue la recomendación de Goldman Sachs, no volvo. Por otro lado quien tiene el tiempo en contra son las compañias de coches a combustión que no se les hubiese ocurrido acelerar en la creación de eléctricos puros de no haber sido por la aparición de Tesla y lo que ha desencadenado con sus eléctricos puros, ahora tienen que abarcarlo todo a la fuerza. Han tenido que acelerar sus planes, cosa que a mi me esta bien porque nos beneficia a todos. Actualmente la comparativa por precio seria bmw i3 - model 3 tesla.

Respecto a la producción de baterias nuevas para coches, dependen de la producción de grafeno, que muy a pesar nuestro, es todavia costoso de producir. Para cuando se normalice y se pueda implantar en coches en serie del mismo coste (a miles no decenas) la situación ya será muy diferente. Además Toyota, segundo productor mundial, también se inclinó a finales de 2016 por las baterias de ion litio para sus eléctricos puros, faltan 5 años como poco.

Puntuación 0
#4