Empresas y finanzas

Renfe celebra los éxitos del Equipo Paralímpico

Para Renfe, la apuesta por el deporte, la cultura y la educación -pilares de su estrategia de responsabilidad social corporativa- supone al tiempo una palanca para la integración de la sociedad y una manera única de contactar con sus públicos. En el caso concreto del deporte, el foco en los jóvenes tiene pleno sentido; son los destinatarios más apropiados para los valores asociados a la práctica del deporte y, también, el futuro de la alta competición y el éxito del deporte en España.

Así, para promover cualidades como el respeto, la tolerancia, la integración y la superación, Renfe colabora con la Fundación Deporte Joven desde el año 2007, como patrono de libre designación. Esta entidad, dependiente del Consejo Superior de Deportes (CSD), se creó en 1996 con el objetivo de promover la actividad deportiva como vehículo de educación, participación y desarrollo de las personas.

De esta manera, Renfe impulsa campañas y acciones de difusión; acciones formativas de investigación; educación en valores; iniciativas en el ámbito de la salud, la motivación, los retos y la superación; fomento de la cultura deportiva y la concesión de becas y ayudas al deporte.

Las medallas más trabajadas

Con la colaboración de Renfe con el Comité Paralímpico Español (CPE), la operadora conjuga a la perfección su doble objetivo de impulsar el deporte y la competitividad de nuestros atletas en el mundo de la competición. Singularmente, su labor de patrocinio al Plan Apoyo al Deporte Objetivo Paralímpico (ADOP) permite ampliar las oportunidades deportivas de personas con discapacidad.

El Plan ADOP, creado en 2005, es posible cabalmente gracias a la financiación aportada por las empresas españolas que, como Renfe, deciden patrocinarlo. Su objetivo es dotar a los deportistas paralímpicos españoles de las mejores condiciones posibles para llevar a cabo su preparación y afrontar con garantías de éxito su participación en las paralimpiadas.

Los programas ADOP se conceden por ciclos paralímpicos -el último fue el periodo 2013-2016- e incluye diferentes ayudas económicas. Por un lado, brinda programas de apoyo directo a los deportistas paralímpicos, basados en becas para que los atletas con discapacidad puedan hacer del deporte su actividad principal, y otras destinadas a aquellas personas que se dedican profesionalmente al deporte paralímpico de alto nivel.

Por otra parte, el Programa de Alto Rendimiento Paralímpico (ARPA) es una iniciativa integral de ADOP, coordinado por las federaciones deportivas y orientada a la adquisición de materiales específicos, la contratación de técnicos, la subvención a los gastos de desplazamiento y asistencia a concentraciones, etcétera.

En Río 2016, ADOP incluyó, además de los referidos, otros tres programas, relacionados con el apoyo directo a las federaciones con deportistas beneficiarios de ADOP; la tecnificación deportiva para la creación de equipos de promesas paralímpicas y programas, y la fidelización de patrocinadores.

Renfe se unió al Plan ADOP en abril de 2008, convirtiéndose así en patrocinador del Equipo Paralímpico Español en los Juegos de Pekín de septiembre de ese mismo año. Entonces, la operadora se comprometió a la difusión del deporte paralímpico a través de la red ferroviaria, con medidas como la emisión de 500.000 portabilletes con el lema 'paralímpicos' en el anverso, el uso de estaciones de tren para exposición del CPE o la emisión de vídeos sobre deporte paralímpico en los trenes de Alta Velocidad o larga distancia.

La compañía repitió como patrocinador del Equipo Paralímpico Español en la cita de Río, compuesto de un staff de 201 personas, 127 de las cuales deportistas que han participado en 15 de las 22 disciplinas del programa paralímpico. El elenco español logró un total 31 medallas -9 oros, 14 platas y 8 bronces- y 101 diplomas. En la competición brasileña, el equipo español destacó en natación (17 medallas) y atletismo (7 preseas).

El éxito obtenido en los Juegos supuso el reconocimiento de muchos de ellos con la Real Orden del Mérito Deportivo. En reconocimiento a sus títulos de campeón en los Juegos Paralímpicos de Río 2016, recibieron la medalla en la categoría de oro los atletas Kim López y Marcos Blanquiño, y el nadador Israel Oliver.

El equipo español de baloncesto en silla de ruedas recibió la placa de plata, que fue entregada al seleccionador nacional, José Manuel Artacho, y al presidente de la Federación Española de Deportes de Personas con Discapacidad Física, José Alberto Álvarez.

En la categoría de Medallas de Bronce recogieron la distinción las nadadoras Ariadna Edo y María Delgado (en la foto), el jugador de tenis de mesa Juan Bautista Pérez y los atletas Izaskun Osés y Xavier Porras. Además, el ciclista Amador Granados se llevó la placa de bronce concedida al equipo español de velocidad en pista.

Por un mundo sin obstáculos

Sin duda, el apoyo de Renfe al Equipo Paralímpico trasluce una ambición más amplia: la accesibilidad universal. Se trata de un proceso de mejora continua para convertirse en el modo de transporte de referencia de las personas con discapacidad. Con este fin en mente, la compañía desarrolla planes de accesibilidad en relación con los trenes, siempre desde la premisa de la necesaria concertación con los agentes sociales implicados -el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE)-.

El primer paso se dio en 2007, cuando Renfe puso en marcha Atendo, el servicio gratuito de atención y asistencia a viajeros con discapacidad o movilidad reducida. De forma paralela también se modificó gran parte del material rodante para hacerlo más accesible. Desde entonces, el servicio ha ido ampliando las prestaciones, ofreciendo a los viajeros un mayor número de estaciones y trenes accesibles, la reducción de los tiempos de aviso de solicitud de la asistencia, y servicios de asistencia permanente -sin necesidad de aviso- en las principales estaciones.

De 2007 a mayo de 2017, Renfe ha realizado más de 4,2 millones de asistencias a personas que hasta el momento no podían viajar en tren o no podían hacerlo de manera autónoma. Este servicio se presta hoy en 133 estaciones de toda España. La compañía dispone de dos números de teléfono específicos: 91 214 05 05, para el servicio Atendo, y 900 400 555, para la venta de billetes a personas con discapacidad visual.

Atendo es uno de los servicios mejor valorados por sus usuarios y también a nivel internacional, y constituye un referente en el sector del transporte. Actualmente, después de casi 10 años, su valoración está por encima de los 8,5 puntos sobre 10.

Las estaciones también están siendo adaptadas conforme a la legislación vigente en materia de accesibilidad. La compañía trabaja en la eliminación de barreras arquitectónicas, la instalación de ascensores y encaminamientos, y haciendo accesible la señalética. En resumen, todo lo necesario para facilitar el tránsito y el acceso a todos los servicios que ofrece.

En cuanto al material rodante, Renfe continúa avanzando tanto en la remodelación del material existente que aún tiene vida útil como en la adquisición de nueva flota accesible. A diciembre de 2016 se habían adquirido 237 trenes Civia, los cuales facilitan la movilidad a millones de personas en el ámbito de las Cercanías, y se ha adjudicado a Talgo la fabricación de los futuros trenes AVE que serán autoaccesibles.

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad de 2016, la compañía estrenó un microsite con contenido adaptado a personas con discapacidad cognitiva o con un nivel bajo de comprensión del idioma.

Otras actuaciones

Además de todo lo anterior, Renfe promueve los valores del deporte por otras vías. Por ejemplo, ha suscrito múltiples acuerdos comerciales que permiten el traslado de entidades y clubes de diferentes disciplinas deportivas. Así, en la temporada 2010-2011 fue sponsor del equipo nacional de rugby, a fin de difundir entre sus viajeros este deporte centenario y multiplicar el número de seguidores. Asimismo, patrocinó el programa tag rugby o rugby cinta -una modalidad sin contacto-, destinado a que los más pequeños conocieran y empezaran a practicar este deporte, en una vertiente segura y adaptada para ellos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin