Empresas y finanzas

El 86% de las empresas necesita mejorar su estrategia digital

  • La productividad puede aumentar un 40% con inteligencia artificial
Getty.

A día de hoy, resultaría inconcebible que un coche no dispusiera de indicador de alertas de posibles averías, que no nos dijera cómo vamos de combustible, ni mucho menos a qué velocidad circulamos. "Pues así es como se encuentra la mayoría de las fábricas en estos momentos", nos explica Diego Saez de Eguilaz, cofundador de MESbook.

"En la actualidad, las fábricas reciben informes sobre su operativa cada tres o cuatro semanas. Con esos plazos no hay capacidad de reacción, de poner solución a muchos problemas", añade. "La diferencia es tan grande como la que hay entre trabajar con un mapa de toda la vida o hacerlo con un navegador GPS", continúa con un último símil sobre conducción. "El objetivo es mejorar la eficiencia y la productividad", añade. Gracias a estas herramientas, la productividad aumentaría hasta en un 40%, nos indican. Descárguese aquí gratis la revista elEconomista Factoría 4.0.

Un reciente informe de CapGemini indica que aunque el 76% de los fabricantes tiene una iniciativa de industria inteligente en marcha o está diseñando una estrategia, sólo el 14% de ellos está satisfecho con los resultados que está consiguiendo. Dicho de otra forma: el 84% de las empresas necesita mejorar su estrategia digital.

Este mismo informe cuantifica el impacto que tendría en el PIB mundial en los próximos cinco años la conexión de todas las fábricas, su adaptación al mundo digital con la incorporación de este tipo de sistemas, de robótica avanzada, de impresión 3D, de Big Data y de inteligencia artificial. Esa estimación oscilaría entre 450.000 millones y 1,34 billones de euros, según el nivel de introducción de estas tecnologías.

Multiplicar el crecimiento

La consultora deja claro que estas herramientas transformarán el panorama de fabricación y apunta a sectores como la industria manufacturera, la automoción, el transporte, la aeroespacial y de defensa como aquellas en las que la adaptación tendría mayor impacto. Los 1.000 ejecutivos entrevistados para la ocasión concluyen que "la eficiencia general hará que en los próximos cinco años se multiplique por siete la tasa de crecimiento que se ha registrado desde 1990".

Entre otras previsiones, se espera que los plazos de entrega de los productos terminados sean 13 veces más rápidos que con los métodos tradicionales, mientras que los indicadores de calidad se espera que mejoren sus valores en más de 12 veces desde ese año de 1990.

Estos datos ponen énfasis en todo el trabajo que queda por hacer en cuanto a formación. En este sentido, entre otras iniciativas, Seat acaba de lanzar un programa sobre industria 4.0 dirigido a sus 14.000 empleados. Su meta es "sensibilizar a los trabajadores sobre el verdadero significado del concepto Industria 4.0 de una manera entretenida e interactiva, así como sobre la importancia de las personas y su formación continua en la cuarta revolución industrial", explican sus responsables.

Entre policías y bomberos

Para el cofundador de MESbook, ahora en las fábricas hay sobre todo "bomberos apagando fuegos y policías vigilando a los bomberos". Gracias a esta herramienta basada en sensores, los jefes de planta pueden conocer en el momento lo que está sucediendo en cada uno de los procesos de fabricación. Así, en tiempo real, son capaces de detectar si se están cumpliendo los objetivos, si los estándares de calidad son los adecuados o si se produce cualquier incidencia antes de que sea demasiado tarde y tengan que retirar del mercado una partida o un lote entero. Así, por poner un ejemplo de la industria alimentaria, un sensor nos alertará de si la temperatura de cocción de un producto se mantiene en su punto exacto y, en caso contrario, saltará la alerta para corregir el problema antes de que sea demasiado tarde.

Múltiples posibilidades

"Las soluciones de Industria 4.0 influyen en muchos aspectos del negocio: desde el monitoreo remoto de la maquinaria en una fábrica en todo el proceso, que es el llamado gemelo digital, o una simulación detallada de procesos completos de las plantas, que se ejecuta en tiempo real", explica un portavoz de Fujitsu. Esta compañía ha abierto recientemente un centro especializado en Industria 4.0 en Alemania, con 300 profesionales, para aportar a las empresas europeas su experiencia en ingeniería de colaboración e integración de sistemas, tecnología de Internet de las cosas (IoT) combinada con analíticas industriales avanzadas y funciones de ciberseguridad. "Las soluciones de Industria 4.0 se están adoptando rápidamente en Europa Central, convirtiéndose en un importante impulsor de la transformación digital", añaden.

En el caso de España, solo una de cada cuatro empresas -el 26%- ha contratado a profesionales preparados para cubrir las funciones digitales fundamentales. Así lo refleja un informe del Instituto de la Economía Digital de Esic (ICEMD). Sus autores destacan, entre otros datos, que el 78% de los directivos reconoce que no se siente al día en competencias digitales. Tranquiliza algo más este otro porcentaje: el 70% de las empresas invertirá en proyectos digitales en los próximos dos años. A juzgar por las valoraciones que realiza ICEMD, solo el 16% de las empresas está preparada para afrontar la transformación digital.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0