Empresas y finanzas

La SGAE debe 108 millones a los socios y el auditor duda de su viabilidad

  • La entidad celebra su asamblea anual envuelta de nuevo en la polémica
José Miguel Fernández Sastrón. Foto: Archivo

La SGAE celebra este jueves su asamblea anual envuelta de nuevo en la polémica por otro caso de corrupción por los derechos de autor y con su viabilidad muy comprometida en el corto plazo. Es una situación que afecta a los 252.000 socios de la misma, a los que -según sus propios cuentas- la sociedad debe 108 millones de euros por los derechos recaudados y aún no repartidos. l El juez calcula que el fraude de la SGAE asciende a 100 millones

La entidad tiene que afrontar a corto plazo unos pagos de 33 millones de euros, aunque lo que más llama la atención es que la propia SGAE reconoce que del total pendiente, cerca del 70% -74,9 millones- corresponde a derechos de autor aún por identificar, una cantidad que se podría quedar si no logra hacer esa identificación en el plazo de cinco años.

Al margen de esas cantidades hay, no obstante, 246,5 millones en curso de pago. De esa cifra 125,7 millones corresponden a facturas ya emitidas y pendientes de cobro, 116,1 millones a derechos en periodo ordinario de reparto y 4,7 millones más en tramitación.

El problema es que todo esto puede estar en juego porque el propio auditor de las cuentas, la firma EY, advierte en su informe correspondiente a 2016 que el futuro de la sociedad es incierto si no encuentra una nueva vía de ingresos. "La viabilidad futura de la firma dependerá en última instancia de la capacidad de la sociedad para reducir sus costes operativos y/o para incrementar sus ingresos por recaudación", asegura de forma contundente. La SGAE, que gestiona los derechos de más de 80 millones de obras, presentará este jueves el balance de cuentas a sus socios para su aprobación, con una situación financiera muy complicada. La sociedad cerró el último ejercicio con un fondo de maniobra negativo de 130 millones, lo que supone que la entidad no tiene solvencia para hacer frente a sus compromisos a corto plazo, así como un patrimonio neto también negativo de 11 millones, a la espera por lo tanto de un reequilibrio. La SGAE cerró el año pasado con unos ingresos de 61,8 millones, un 3,3% más, y unas pérdidas de 1 millón, frente a los números rojos de 2,7 millones de 2015. La recaudación bajó, no obstante de 246,8 millones a 239,6 millones de euros.

Reclamación de Hacienda

La SGAE explica además en las cuentas que a comienzos de año y como consecuencia de una sentencia del Tribunal Supremo, ha recibido de la Agencia Tributaria cartas de pago por las actas del impuesto de Sociedades de 2005, 2006 y 2007 que fueron firmadas en disconformidad. Así, ha tenido que abonar 11,5 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum5
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Maria Florin
A Favor
En Contra

Desde que metió mano en la SGAE el Ramoncin con su caja de pollo frito, falta dinero por todos lados.

Menudo sinverguenza que va de culto.

Puntuación 12
#1
carlota corredeira
A Favor
En Contra

Desde que metió mano en la SGAE el Ramoncin con su caja de pollo frito, falta dinero por todos lados.

Menudo sinverguenza que va de culto.

Puntuación 11
#2
Reig Bord
A Favor
En Contra

Desangrada la vaca, se vende el cadáver, para chuletas o latas de comida para perros, ya no se puede explotar más, o se deja a los buitres que lo liquiden. ¡Lo que parece que quieren hacer con la SGAE es igualito que lo hecho con el Popular, o Bankia!

Puntuación 2
#3
Usuario validado en elEconomista.es
Sin.Perder.El.Norte
A Favor
En Contra

¿pero cuando desaparece de una vez?

Puntuación 19
#4
ANTONIO
A Favor
En Contra

Llevan robando a los socios y a los consumidores desde la epoca de Teddy Bautista (Ponte De Rodillas) Caco Senante (Mojo Picón) y Ramoncín (Pollo Frito), y los politicos de turno y la justicia consintiendolo.

Puntuación 3
#5