Empresas y finanzas

Portugal quiere acelerar la venta del Novo Banco para salir del "bono basura"

El Gobierno portugués quiere acelerar la venta del Novo Banco al fondo estadounidense Lone Star para solucionar su principal problema de inestabilidad financiera y así conseguir salir del "bono basura" en el que le mantienen las principales agencias de calificación.

Así lo asegura hoy el semanario portugués Expresso, que cita a fuentes anónimas del Ejecutivo confiadas en que la revisión de la nota de la deuda soberana del país sea revisada al alza "más rápido de lo esperado".

El optimismo se ha disparado en Portugal después de que este viernes la agencia Fitch, que mantiene la nota al país en "BB+", a un escalón de salir del "bono basura", haya mejorado su perspectiva de "estable" a "positiva", lo que deja la puerta abierta a futuras subidas.

Junto a Fitch, las otras dos principales agencias de calificación, Moody's y Standard and Poor's, mantienen a Portugal en el nivel de "bono basura" desde 2011, año en que el país pidió el rescate, en tanto que la canadiense DBRS es la única que sí recomienda invertir en deuda lusa.

Pero esta situación podría cambiar a partir de septiembre, apuntan las fuentes mencionadas por Expresso, cuando está previsto que haya una nueva revisión por parte de las agencias, y es en ese plazo donde, apunta el rotativo, "el Gobierno está colocando todas sus fichas" para salir del bono basura.

En este sentido, la cuestión más importante a resolver para entonces es la venta del Novo Banco, uno de los asuntos "que más ha afectado negativamente la imagen del país" en los mercados internacionales, sostiene una de las fuentes.

Novo Banco, creado en 2014 con los activos saneados del quebrado BES, es considerado el último gran obstáculo para la estabilización del sistema financiero portugués, que el Ejecutivo socialista busca superar con su venta al fondo estadounidense Lone Star.

La operación fue anunciada el pasado 31 de marzo y la intención del Gobierno, siempre según Expresso, es que finalice antes de que acabe agosto para que la cuestión quede resuelta justo antes de la evaluación de las agencias de calificación.

En virtud del acuerdo alcanzado con Lone Star, los estadounidenses se harán con el 75 % de la entidad, a la que se comprometen a inyectar 1.000 millones de euros.

Mientras, el Estado luso conservará el 25 % restante a través del Fondo de Resolución, un organismo público financiado con aportaciones de los bancos portugueses que podría ser llamado a reforzar el capital del Novo Banco en el futuro.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

nicaso
A Favor
En Contra

La génesis del desastre del BES no la recuerdo exactamente y me gustaría saber como quedaron los accionistas de dicho banco al final del affaire. Lo que si dudo es que su muerte fuese tan ignominiosa como la de nuestro Popular. Los portugueses pobres serán pero dignos tambien y saben defender sus intereses mejor que los españoles. Una medida como la aplicada al banco español dudo que se atreviesen a aplicar sin soliviantar al pueblo portugués.

Portugueses me alegro de vuestra recuperación, os lo merecéis.

Puntuación 4
#1
Chacal
A Favor
En Contra

Los políticos de este país tiene la BBB+con perspectiva negativa, jodieron a todos los accionistas del bes, total Portugal se quedara sin bancos y sin inversores donde no hay justicia hay injusticia.

Puntuación 1
#2