Empresas y finanzas

Cordish presenta su nuevo plan de ocio en Madrid con el respaldo de la banca y una playa pública y gratuita

  • El grupo detalla su proyecto ampliado tras el rechazo de la Comunidad
  • Asegura que cuenta con 550 millones para financiar la primera fase del plan
La playa pública y de acceso gratuito contempla un lago de 6,7 hectáreas.

Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, ya tiene sobre la mesa la nueva propuesta de Cordish para levantar en Torres de la Alameda, el mayor complejo de ocio de Europa.

Esta vez el documento llega con el aval de dos importantes bancos internacionales, como son M&T y Credit Suisse, que están dispuestos a financiar los 2.200 millones de euros de este proyecto. Con las cartas de estas dos entidades, el gigante americano ha querido entrar esta vez en España con el pie derecho y con la intención absoluta de sacar adelante su proyecto.

Por eso, Cordish destaca en el nuevo informe que se compromete a desarrollar en su totalidad el proyecto y asegura que tiene ?disponibilidad financiera para poder asumir la inversión inicial del área central, de más de 600 millones de euros, íntegramente con fondos propios, sin recurrir a financiación bancaria, ni requerir la presencia de ningún otro socio, si bien en el modelo financiero la estructura de financiación también podría ser del 35/65 por ciento?.

Para terminar de eliminar las incertidumbres que llevaron a la Comunidad de Madrid a rechazar su proyecto inicial bajo el formato de Centro de Desarrollo Integrado (CID), la compañía ha especificado que en la primera fase habrá una playa de acceso público de 6,7 hectáreas y distintas actividades culturales como unas salas de cine, un teatro de artes escénicas, así como áreas destinadas a festivales, exposiciones, ferias de arte y conciertos durante todo el año. También incluye un sendero rural que rodearía el centro de ocio.

El complejo contará también con un rincón del cineasta, con una escuela de cine, televisión y sonido con cursos y talleres y una radio y televisión que emitirá la vida en el complejo en directo.

Respecto a la zona de juego, que supone únicamente un 10/15 por ciento del proyecto total, fuentes cercanas al desarrollo destacan a este medio que en ningún caso es la actividad principal del complejo, si bien, servirá para financiar otras actividades que por si solas no resultan rentables, como la playa y otras actividades culturales y deportivas. Precisamente por eso no quieren verse comparados con el Eurovegas de Sheldon Adelson, ya que aseguran que su zona de juegos nada tiene que ver con el modelo de Las Vegas. Lo que buscan para su centro es "un público familiar".

Respecto a la inversión de 300 millones que debía asumir la Comunidad en obras de infraestructuras, Cordish asegura que no ha solicitado nada a la administración. El grupo asegura que asumirá íntegramente la ejecución de las ?infraestructuras públicas que sean necesarias relativas al desdoblamiento y conexión de la carretera M-224 (valorado en unos 15 millones), así como el establecimiento de autobuses privados que conectarían directamente el CID con distintos puntos de acceso en la red de transporte público ya existente?.

Cordish también se muestra dispuesto a analizar con la Comunidad y el resto de administraciones cualquier otra iniciativa que fuera adecuada para garantizar el acceso público y privado. 

Con un documento mucho más extenso y detallado que el que presentaron en su primera solicitud, el grupo espera disipar las incertidumbres que generó en la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de Madrid, que indicó en su momento que la zona central (primera fase del desarrollo) no podía tener la consideración de CID al no contar con "la relevancia social, económica y de permanencia y sostenibilidad en el tiempo necesaria". 

Tras este paso dado por la compañía, la comunidad de Madrid tiene un mes para decidir si acepta la propuesta de Cordish y abre el concurso público para este proyecto. Este mes podría ampliarse en caso de que la administración haga requerimientos o solicite informes a otras Consejerías.

Sin ayudas ni subvenciones

El documento enviado por Cordish incide en varias ocasiones en el hecho de que el grupo no solicitará ni ayudas ni subvenciones a la Comunidad de Madrid y está dispuesto a sentarse para hablar lo que sea necesario y resolver todas las dudas que surjan.

Según ha detallado la compañía, el complejo contará con un primer un hotel de lujo de 500 habitaciones, zona comercial y de hostelería, un área de juego, un centro de convenciones, conferencias y reuniones y un aparcamiento (3.500 plazas gratuitas).

El proyecto planteaba una inversión de más de 2.000 millones de euros, que podrían llegar a 3.000 millones, para levantar un megacomplejo de ocio de 134 hectáreas que generaría unos 56.000 empleos. 

En busca del suelo idóneo

Desde Cordish explican que durante más de un año y medio el grupo estuvo trabajando para encontrar el suelo idóneo y comprarlo, pese a que la ley permite la expropiación. Este punto era importante para ellos, como ha explicado, porque querían alejarse de la connotación negativa que pueda tener la expropiación y llegar a acuerdos de compra con todos los propietarios de los terrenos.

De este modo, tras recorrer toda la Comunidad y negociar con propietarios, intermediarios, parcelistas e incluso a entidades bancarias, se decidió contratar a Arnaiz & Partners, un gestor de suelo que, en nombre y por cuenta de Cordish consiguió ensamblar el suelo y firmó y negoció opciones de compra con aproximadamente 60 firmantes/propietarios de 17 parcelas.

Como consta en los contratos, y con el fin de evitar que se hable de especulación, se explica que la mercantil está interesada en adquirir la totalidad de la finca para "conjuntamente con otras fincas para constituir una superficie que permita tramitar ante la Comunidad de Madrid un CID por una empresa norteamericana".

Los directivos de la compañía se mostraron "asombrados" cuando surgieron informaciones sobre la elección del gestor, una empresa llevada por el hijo de Leopoldo Arnaiz, que se ha encargado de grandes desarrollos urbanísticos en la Comunidad de Madrid, no exentos de polémica como el de Boadilla del Monte.

Defienden la selección de este espacio en que tienen 134 hectáreas con posibilidad de expansión (300 hectáreas colindantes disponibles para una potencias segunda fase), no está inmerso en procesos judiciales que permitirían un rápido desarrollo, tampoco tiene complejidad medioambiental y sí buenas conexiones.

Deposita 550 millones

Junto a la documentación, se incorpora una carta firmada por el presidente del grupo estadounidense David Cordish, garantizando la inversión total del proyecto y su ejecución por 2.200 millones de euros. 

En este sentido, Cordish ha depositado 550 millones de euros en una cuenta del banco M&T para financiar la primera fase de desarrollo del macrocomplejo. La firma también ha presentado dos cartas de respaldo -una del M&T Bank y otra de Credit Suisse- en las que ambos bancos se comprometen, si fuera necesario, a financiar la operación total, cifrada en 2.200 millones.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pepe
A Favor
En Contra

No estaría mal que o la comunidad u otro organismo hicieran de algún embalse, una verdadera playa en Madrid. No hace falta recorrer 400km para refrescarse en verano

Puntuación 1
#1