Empresas y finanzas

La SGAE exige duplicar las tarifas a las televisiones para salvar sus cuentas

  • El resto de entidades de derechos de autor aplica también subidas
José Miguel Fernández Sastrón, presidente de la SGAE.

La SGAE busca garantizar su supervivencia a costa de las cadenas de radio y televisión. EY, la firma que ha auditado sus cuentas, señalaba en su último informe que la "viabilidad futura" de la entidad dependía de su capacidad para incrementar los ingresos y ésta ha respondido con una fuerte subida de las tarifas, que en algunos casos llegan incluso a duplicarse. La que se cobra por la libre disponibilidad de obras audiovisuales pasa así del 0,6% de los ingresos al 1,2%, mientras que las del repertorio musical se incrementa del 3 al 3,2%.

Tras años de conflicto en los tribunales y expedientes sancionadores por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), hace dos años hubo una modificación de la normativa que permitió también la introducción de tarifas en función del uso. El problema radica en que si se utiliza la totalidad del repertorio, sale aún mucho más caro. Así, en el caso de las obras audiovisuales la tasa se encarece hasta el 1,8% de los ingresos y en el de las obras musicales, hasta el 7,1%.

La SGAE pretende cobrar estas tarifas ya con cargo al pasado ejercicio, pero todas las cadenas de televisión, tanto públicas como privadas, se ha opuesto de forma unánime. Mientras tanto, y durante el tiempo que dure el proceso de negociación, las televisiones sólo pagan a la entidad de autores el 70% de lo que le corresponde por el uso de obras musicales y audiovisuales.

Desde el sector explican que existe además un problema añadido, porque "al margen de este fuerte incremento de las tarifas, la SGAE pretende cobrar estos nuevos porcentajes sobre los ingresos brutos de explotación en total, y no sobre la facturación neta por publicidad como ocurría hasta ahora". Y todo ello además de eliminar las bonificaciones y descuentos que se aplicaban, por ejemplo, a las televisiones públicas, que a partir de ahora pasarán a pagar lo mismo que las privadas.

Radios

En el caso de las radios, la subida es también muy significativa. Aunque en este caso va por tramos y las tarifas varían si se trata de una cadena generalista o musical, el incremento de las tarifas puede llegar a superar también hasta el 20%. Y el problema añadido, según las fuentes del sector consultadas, es que la SGAE no es la única que quiere subir sus tarifas, porque el resto de entidades de gestión de derechos de autor, como AIE, Aisge, Agedi, Dama o Vegap, ha propuesto también incrementos similares, llegando en algunos casos hasta el 200% de subida.

"En conjunto, si ahora mismo el 5% de nuestros ingresos se va para las entidades de gestión, ese porcentaje se puede elevar ahora hasta dos puntos más, superando incluso el 7%", explica un directivo de una de las cadenas afectadas. En su opinión, "aunque ni el mercado de la televisión ni el de la radio ha cambiado en los últimos años, ni tampoco el uso que hacemos de las obras audiovisuales o la música, todas las entidades han incrementado sustancialmente los importes que pretenden recaudar y son subidas desproporcionadas".

Desde la SGAE confirmaron ayer esta propuesta para incrementar las tarifas, tanto de las radios como de las televisiones, aunque la entidad insiste en que "las negociaciones están todavía abiertas" y se trata, además, de "homogeneizar las tasas con las que se cobran a nivel internacional".

El incremento de las tarifas de la entidad de autores llega en un momento comprometido para las televisiones autonómicas. Las cadenas que conforman la Forta (Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos) han visto cómo sus ingresos por publicidad han ido decreciendo con la crisis y, a partir de 2010, también con la implantación de la Televisión Digital Terrestre (TDT) al abrirse una lucha entre muchos más operadores por su parte del pastel publicitario. A este escenario se añade que gran parte de los Gobiernos autonómicos han menguado la aportación pública que destinan a sus televisiones, dejando a muchos canales en una situación de asfixia financiera.

La situación de las autonómicas

Actualmente, la Forta también se encuentra en un momento de negociación de las tarifas con la SGAE para aplicar en el ejercicio 2016, según las fuentes consultadas, siempre teniendo en su punto de mira la delicada situación por la que pasan los distintos canales. Las televisiones autonómicas, en su conjunto, abonaron a la SGAE 21,3 millones de euros en 2014 y 21 millones de euros. RTVE, por su parte, abonó 18,6 millones de euros en 2014 y, tan sólo un años después, la aportación se redujo a 12,5 millones de euros.

comentarios7WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 7

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pacolo
A Favor
En Contra

Ahí entren en una quiebra tan profunda como la ambición y avaricia desmedida que tienen.

Puntuación 38
#1
Rafa
A Favor
En Contra

Y si siguen sin saber administrarse llegará un momento que pedirán triplicarlas. Lo mejor para todos es que quiebren cuando antes.

Puntuación 33
#2
JUDAS
A Favor
En Contra

HABER SI SE MUEREN TODOS DE CANCER ANAL

Puntuación 14
#3
jose manuel
A Favor
En Contra

El método es muy logrado ¿eh? "como voy a quebrar, pues cobro el doble" voy a ver si se lo digo a mi jefe, a ver si cuela, juas, juas.

Con los ingresos que tienen, no entiendo como pueden quebrar. Tienen que ser unos derrochadores sin fondo.

Puntuación 27
#4
Fel
A Favor
En Contra

Tantas protestas por gilipolleces diversas y esto clamaría casi una revolución popular.

La SGAE y similares deberían desaparecer por completo. No son más que mafias organizadas legalizadas y protegidas para saquernos injustamente.

A cuento de que tengo yo que pagar una burrada de impuestoss por DVDs o discos duros por ejemplo para guardar mis fotos...

No quiero reformas de la Constitución, sino de la ley de P I.. Derogación.

Puntuación 20
#5
Usuario validado en elEconomista.es
ALGOLLO
A Favor
En Contra

O sea que una firma AUDITORA, despues de devanarse las tres neuronas que deben tener, dicen que la única forma de supervivensia estaría en AUMENTAR ingresos.

Hombre, yo malamante sé sumar y restar, pero yo le indicaría a la firma AUDITORA que hay otra forma de supervivir y es sencillamente BAJAR LOS GASTOS

Puntuación 12
#6
Patxi
A Favor
En Contra

Hay dos formas de cuadrar el presupuesto, una subiendo las tarifas y otraaaaa ... ¡¡¡ reduciendo los gastos !!! ... sí, sí, los gastos, empezando por los sueldos y el personal.

Hay una tercera que es una mezcla de ambas, Si ni siquiera se lo han planteado es que no sirven para nada y tienen que largarse de ahí, so trincones.

Puntuación 2
#7