Empresas y finanzas

Abertis venderá su constructora y su firma de alquiler de coches de Italia

  • El grupo controla estas empresas tras la adquisición de A4 Holding
Foto: Archivo

Abertis venderá en los próximos meses aquellos negocios ajenos a la actividad pura y dura de explotación de autopistas que tiene en Italia. La concesionaria catalana tiene puesto el cartel de venta a Globalcar Service, dedicada al arrendamiento de vehículos, y a la constructora Serenissima Construzioni. Estos activos entraron en el perímetro del grupo que dirige Fran- cisco Reynés en 2016, al tomar el control de A4 Holding, sociedad que explota dos autopistas con una extensión de 235 kilómetros.

De acuerdo con las cuentas anuales del último ejercicio de Abertis, Serenissima Construzioni tiene un valor patrimonial de 49,5 millones de euros, mientras que en el caso de Globalcar Service asciende a 43,7 millones. Estas desinversiones responden a la estrategia de focalizarse en su negocio de las autopistas.

En este sentido, el grupo se ha desprendido en los últimos años de la actividad de aparcamientos, con la escisión en Saba, y de aeropuertos, así como del 66% de Cellnex -antigua Abertis Telecom- con su salida a bolsa. Abertis regresó a Italia el pasado año con la adquisición del 51,4% de A4 Holding por 594 millones, a pagar en 2023. Esta sociedad gestiona la autopista A4, conocida como La Serenissima, que une las ciudades de Brescia y Padova a lo largo de 146 kilómetros, y la A31 (Austostrada della Valdastico), de 89 kilómetros entre Piovene Rocchette con Badia Polesine.

La multinacional española alcanzó en febrero pasado un acuerdo para comprar un 8,53% adicional por 47,5 millones, de forma que ha elevado su participación en A4 hasta el 59,93%. En virtud de este paquete, Abertis controla el 39,55% de Globalcar Service y el 59,93% de Serenissima Construzioni.

Abertis enfrenta ahora la mejora de la gestión de estas autopistas. Además, el grupo tiene Italia en el punto de mira para hallar nuevas oportunidades. La concesionaria destaca al país transalpino y a Francia como dos mercados con marcos concesionales estables y con una clara voluntad de apostar por la colaboración público-privada en el sector de las autopistas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin