Empresas y finanzas

España, a la caza de proyectos en Arabia Saudí ante su giro económico

La visita del rey Felipe VI a Arabia Saudí tiene un fuerte componente comercial, ante el interés del Gobierno español en que las empresas nacionales entren en el reparto de los proyectos que el régimen saudí va a impulsar tras el giro emprendido en su política económica para reducir su dependencia del petróleo.

Los dos megacontratos que compañías españolas lograron hace pocos años en la construcción del AVE entre La Meca y Medina y del metro de Riad -el primero por valor de 6.736 millones de euros y el segundo, por 6.500- han supuesto un acicate para seguir contando con la confianza de la monarquía saudí en la concesión de nuevas obras.

La prueba de que España aspira a beneficiarse de parte del pastel es que Felipe VI ha viajado a Arabia Saudí con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; la secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela; y el de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar.

El rey participará este lunes en un foro organizado por la Cámara de Comercio de Riad que busca ser un punto de encuentro para cuajar nuevos negocios. Van a participar cerca de 30 empresas españolas, así como el vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellà.

Proyecto Visión 2030

El régimen saudí impulsó en abril del pasado año el proyecto Visión 2030, un ambicioso plan de reformas dirigido a diversificar su economía y aumentar la inversión privada ante la reducción de ingresos provocada por la caída del precio del petróleo.

Arabia Saudí sigue siendo el mayor exportador mundial de crudo -el 13% de las ventas mundiales- y, junto a Rusia, principal productor, y cuenta con reservas para los próximos 80 años. Sin embargo, la nueva generación de dirigentes saudíes quiere rebajar esta dependencia y apostar por sectores como el de las energías renovables para seguir siendo la principal potencia del Golfo Pérsico.

"Las empresas españolas tienen encaje en esa nueva visión", apuntan desde el Ministerio de Asuntos Exteriores español para espolear el interés de las compañías ante la "revolución" económica emprendida.

El Gobierno cree que la buena relación entre las casas reales de ambos países ayuda a las compañías españolas y "ese clima es esencial para la buena marcha de los negocios", añaden la fuentes.

Además de con el rey Salman, Felipe VI se va a reunir hoy con los ministros de Finanzas y de Comercio para trasladar en primera persona el interés en estrechar aún más la cooperación económica.

En 2014, la inversión española en Arabia Saudí fue de unos 500 millones de euros y la perspectiva es duplicarla en cinco años, según Gay de Montellà.

Desde 2010, se ha multiplicado por tres el comercio entre los dos países y los contratos obtenidos por las empresas españolas superan los 17.000 millones de euros, que además de los proyectos del AVE y del metro de Riad, incluye otros de plantas petroquímicas y de generación eléctrica y desalinizadoras.

Metros y tren

Entre las adjudicaciones que hay a la vista y en las que empresas españolas han puesto su punto de mira, está la construcción de los metros de Yeda, La Meca y Medina y de la conexión ferroviaria con el vecino Baréin.

Íñigo de la Serna se va a reunir con el presidente de la compañía estatal de ferrocarriles (SRO), Rumaih Mohammed Al Rumaih, para reafirmar el compromiso de que se cumplirá la prórroga de 14 meses que se ha concedido al consorcio española para concluir el "AVE del desierto" en marzo de 2018, con un sobrecoste de 150 millones de euros.

"Queremos que se vea que cumplimos", señalan fuentes del Gobierno español, que confían en que las autoridades saudíes ratifiquen en breve el principio de acuerdo alcanzado con SRO.

Navantia

Otro de los focos del viaje será el contrato que Navantia está a punto de firmar sobre la venta de cinco corbetas al Ejército saudí por valor de unos 2.000 millones de euros.

El presidente de Navantia, José Manuel Revuelta, ha viajado al país árabe para dar un impulso a la operación, clave para que los astilleros de Cádiz y Ferrol (A Coruña) puedan tener trabajo para los próximos años.

"Nos gustaría que el contrato se perfilara lo más posible, aunque no sé si se va a firmar durante la visita del Rey o más adelante", han apuntado fuentes del Gobierno. Arabia Saudí se ha convertido en los últimos años en uno de los principales clientes de la industria militar española.

Desde 2014, las operaciones de venta de material de defensa, en especial de tres aviones de abastecimiento, han ascendido a unos 900 millones. Arabia Saudí, un acto clave en la región, participa en la coalición internacional de lucha contra el Dáesh y también en la guerra en Yemen.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Aristòtil el jove
A Favor
En Contra

A que ha ido el "rei" a por el aguinaldo, como hizo su padre el "mataelefantes"?

No queremos rey impuesto. Es anacrónico y obsceno.

Puntuación -23
#1
At home
A Favor
En Contra

La puntuación va al revés.

Puntuación 4
#2
Hipocresía capitalista
A Favor
En Contra

Vamos a ver. ¿Pero estos no son unos dictadores, islámicos, fanáticos, que apedrean a mujeres y homosexuales?..Ah claro, el capital criminal no entiende de ideologías.

Luego la gente se pregunta porqué no se acaba con el ISIS (Arabia saudí es uno de los financiadores del ISIS, amiguetes de los USA). Es lamentable: consejos doy que para mi no tengo.

Puntuación -8
#3