Empresas y finanzas

Los chinos descubren por fin cómo fabricar puntas de bolígrafo

© Rob Jamieson | Dreamstime.com - Bolígrafo

Son pequeñas y parecen poca cosa, pero las puntas de los bolígrafos requieren una compleja tecnología para su fabricación que hasta ahora sólo dominaban potencias de la ingeniería como Alemania o Japón, por lo que no es de extrañar que China, que llevaba años detrás del secreto, ha celebrado como una gran hazaña nacional el haber descubierto cómo elaborarlas.

Una fabricante del norte de China, Taiyuan Iron & Steel (TISCO), anunció a principios de esta semana que después de cinco años de trabajo había conseguido por fin desarrollar unas bolitas -las que dan a los bolígrafos su nombre- de tan buena calidad como las que el país ha tenido que importar durante años, un logro que se ha celebrado tanto como los últimos avances del país en materia espacial, de telecomunicaciones o alta velocidad ferroviaria.

No es para menos si se tiene en cuenta que China es el mayor fabricante de bolígrafos, con 3.000 empresas del país dedicadas a esta actividad, pero que durante años ha tenido que importar esas puntas rodantes que dosifican y distribuyen la tinta en el papel.

Las puntas de bolígrafo extranjeras están patentadas, así que las fabricantes chinas se vieron obligadas a gastar unos 17.000 millones de dólares anuales (15.974 millones de euros) en importar estos diminutos componentes, y ello contribuyó al escaso margen de beneficio del sector.

China es el líder mundial en fabricación de bolígrafos, con una apabullante producción de 38.000 millones de unidades anuales, pero las marcas encargadas de su producción sólo obtenían 10 céntimos de yuan (un céntimo de dólar) de beneficio por cada uno, aproximadamente la vigésima parte de su precio en papelerías y tiendas.

Las dificultades del sector chino por poder sacar de la línea de producción un bolígrafo 100 por 100 nacional han sido durante años motivo de incomodidad e incluso de vergüenza para los líderes comunistas, hasta el punto de que hace un año el primer ministro Li Keqiang se lamentó públicamente de ello.

"Los fabricados aquí escriben de forma más áspera", se quejaba Li en diciembre de 2015 durante un seminario económico en Pekín, palabras que reflejaban la obsesión del Gobierno por un tema aparentemente banal, pero en el que ya se estaban invirtiendo millones para poder solucionarlo.

En 2011 se lanzó un programa nacional de investigación para poder desarrollar puntas de bolígrafo al que se unió TISCO, entre otras firmas, y en el que se invirtieron 8.600 millones de dólares (8.081 millones de euros) durante cuatro años.

Fabricar una bola de bolígrafo perfecta, señalaba esta semana la agencia oficial Xinhua, requiere un acero de una calidad especial, fácil de cortar pero difícil de quebrar, y que debe ser sometido a una veintena de procesos para conseguir la casi perfección.

En tales procesos se añaden "microelementos especiales", subrayaba Xinhua sin dar más detalles de un secreto casi tan guardado como el de la Coca Cola, y que a TISCO costó mucho tiempo dominar, hasta que descubrió que añadiéndolos al acero cortados en una distinta estructura (de forma lineal, en vez de redondeada) producían el efecto deseado.

El resultado son bolígrafos de alta calidad, capaces de escribir continuamente durante al menos 800 metros, y que con la colaboración de la fabricante de bolígrafos Beifa, una de las mayores del país, ya comenzaron a salir de las líneas de producción en junio de 2016, aunque el logro se ha hecho público ahora.

"Las puntas son a prueba de desgastes, con excelente escritura, y pueden sustituir completamente a las importadas", señaló a la agencia Xinhua el director del laboratorio de pruebas de Beifa Hu Shengyang.

China, que hasta ahora dependía sobre todo de la importación de puntas de bolígrafo de Japón -un rival comercial y político-, podría tardar apenas dos años en sustituir estas compras por producción nacional: el país se ha fijado oficialmente la meta de ser "un líder internacional en innovación" antes de 2030, y eso pasa por el dominio de todo tipo de objetos, hasta los aparentemente más simples.

comentariosforum11WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 11

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Bilbo
A Favor
En Contra

Otro paso más hacia la (merecida) dominación total.

Si tiene que haber una potencia mundial que domine el mundo prefiero a China que a cualquier otro.

Puntuación -80
#1
Henora buena
A Favor
En Contra

Por fin. Ahora solo falta que descubran la rueda.

Puntuación 35
#2
iguchumbo
A Favor
En Contra

Si los gobernantes chinos esclavizan a su pueblo con una dictadura, imagina lo que van a hacer contigo Bilbo Tonton

Puntuación 50
#3
Bilbo
A Favor
En Contra

¿Dictadura? Yo pensaba que para hablar de dictadura hacia falta un dictador. En China los ministros elegidos por méritos acumulados. Entre el presidente (reelegido cada 8 años) y sus 10 primeros ministros hay 9 científicos o ingenieros que han destacados por sus logros a lo largo de su vida.

Igualito que en España donde un tonto que no ha salido de las faldas del partido y que no ha trabajado en toda su vida puede llegar a presidente (Felipe Gonzales, Aznar-Blesa-Rato, Zapatonto, Rajoiciño,...).

Por cierto a mi me gustaría vivir en una dictadura donde los ingenieros cobran más de 6000 euros al mes aunque no es anormal que llegen a los 10.000 y salen de trabajar a las 6 de la tarde. Es lo que tiene vivir gobernado por gente competente que no se dedica a tirar el dinero a la basura en alimentar el voto de los jubilados, los pensionistas y los amigos de Florentino Perez.

Por cierto China invertía 300.000 millones de euros en energías renovables Y RENTABLES. Españistan se gastará lo mismo en pajarracos vacíos Madrid-ninguna parte y plaquitas solares mantenidas con impuestos.

Puntuación -3
#4
Usuario validado en elEconomista.es
El opinador de guardia
A Favor
En Contra

Claro BILBO, claro. La dictadura china cuida tanto de sus ciudadanos que les obliga a vivir en el país más contaminado del planeta en donde el trabajor medio tiene 5 días de vacaciones al año y no existe el derecho a la sindicación ni los derechos laborales.

Donde 100 millones de personas viven con el equivalente a 1 dólar al día y se ejecuta cuatro veces más presos que todos los demás países juntos.

Y todo eso por no hablar de la libertad de poder elegir a quien te representa, aunque te equivoques.

Pero claro que voy a explicar sobre la libertad a alguien como tú, que quiere vivir en una dictadura y está encantado de que le "dominen"...

Puntuación 46
#5
baikor
A Favor
En Contra

NUMERO 10, que le vas a explicar a un tipo con un nombre como ese que indica que debe ser un vasco racista o un maketo cagón acostumbrados a vivir del robo y del expolio a España? esta gente del rh negativo todo el día con la boca llena de palabras como trabajo, empresas, industria, inversiones, etc, etc. y viven robándonos nuestros impuestos, porque los suyos son para ellos y los nuestros sirven para que tengan puertos, carreteras, trenes, hospitales................con los suyos se pagan los chuletones de 3 kilos que se comen cuando un etarra mata a un hombre que está tomando café.

Puntuación 3
#6
marinero en tierra
A Favor
En Contra

como la hambruna de los años 50 en china, así quieres vivir, ser un súbdito nunca un ciudadano. Como se nota de donde eres no os importa la libertad mientras mi circulo intimo viva a cuenta de los demás. todos los hijos de las dumas, federaciones y soviets a vivir a costa de la población, eso es lo que te gusta. Para España no lo quiero

Puntuación 0
#7
Usuario validado en elEconomista.es
JUAN123
A Favor
En Contra

Lo que no comprendo son los comentarios, que teine que ver la dictadura con las bolas de los boligrafos. dicho esto , cuando los chinos copian algo nos quejamos de que copian , ahora se tiran 4 años investigando y descubren las puntas tambien nos quejamos. #2 Quien sabe lo que van a descubrir el dia de mañana. por lo menos alli invierte dineron en I+D. no ? tan molesto estas?

Puntuación 23
#8
ellos tienen de todo malo y bueno.
A Favor
En Contra

El Nº 8... el mejor comentario de todos.

Ellos tienen coss buenas y coss muy malas, pero algo se diferencian en nosotros... invierten en I D I y nosotros lo gravamos con impuestos para seguir siendo dciudadanos de segunda o tercera europeos, por la sumision de los "cultos" gobernantes.

cierto que china tiene unos extremos muy separados socialmente hablando y son muy, pero son tajanates en corrupción o al menos asi lo entendi siempre. aqui se premia al trilero y se les dan embajadas o cargos de no hacer nada y cobrar 60.000€ al año.

Puntuación 8
#9
Deus Irae
A Favor
En Contra

Los más importantes avances lo están haciendo en el área de los genética, es apabullante y por ahí pasa parte del futuro de la humanidad. Los chinos tienen por costumbre planificar a largo y medio plazo, en nuestra mentalidad es más difícil porque funcionamos por rendimientos lo más inmediatos posibles y a corto plazo eso está bien pero creo que a largo plazo ellos están mejor planificados.

Puntuación 6
#10
Usuario validado en elEconomista.es
El opinador de guardia
A Favor
En Contra

Queridos Juan, Ellos tienen y Deus Irae,

Os explico lo mucho que tiene que ver la dictadura china, sus avances tecnologicos y la molestia que me causan. Que no es otra que el hecho, de que todo su trabajo tanto en investigación como en manufactura y su posteerior su comercialización, está basado en el esclavismo al que una dictadura comunista somete a su población.

Las ventajas obtenidas frente a otros competidores internacionales se fundamentan en la sistemática violación de los más mínimos derechos laborales. En la explotación. En las largas jornadas no remuneradas. En la inexistencia de los obligados periodos de descanso semanales. En la contratación de menores. En la contaminación del medio ambiente. Y en un largo etcétera de irregularidades denuncidas hasta la saciedad.

Y todo eso por no entrar en la categoría del incumplimiento de los derechos humanos en un país en el que opinar lleva a la carcel, en donde la oposición es brutálmente reprimida y en donde hasta el premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo cumple una condena de once años por reclamar democracia.

Con sinceridad, no se qué veis de bueno es esa dictadura, ni moral ni económicante, puesto que en lo tocante a la economía no hay mayor suicidio empresarial que dar alas a un competidor desleal, y por la parte moral, todo ser humano decente tiene de la obligación ética de intentar acabar con la opresión y la injusticia.

Puntuación 4
#11