Empresas y finanzas

Amazon planta cara a las falsificaciones de productos con dos demandas en EEUU

La venta de productos falsificados o piratas supone un quebradero de cabeza para gigantes online como Alibaba y Amazon. La minorista china ya ha declarado la guerra a este problema y su capitán, Jack Ma, ya aseguró durante una conferencia con inversores que la compañía "puede resolver este problema mejor que cualquier gobierno, organización o persona en el mundo". Declaraciones que generaron cierto malestar sobre todo si tenemos en cuenta que, según NetNames, entre el 20% y el 80% de los productos de marca vendidos en Taobao, plataforma de la Alibaba es propietaria, son falsos.

Una situación que también afecta a Amazon, la mayor minorista online de EEUU. Sin embargo, la compañía de Jeff Bezos no ha tomado medidas al respecto hasta esta semana, cuando presentó dos demandas contra más de una veintena de compañías e individuos involucrados en la falsificación de maquinaria para mover muebles y hacer ejercicio. Esta es la primera vez que el gigante de la Red utiliza vías legales contra empresas que venden productos pirateados.

Entre los productos afectados se encuentra el sistema de ejercicios de suspensión TRX y la banda para antebrazos Forearm Forklift, empleada para levantar objetos con un peso elevado. Según estima Amazon en ambas demandas, presentadas en tribunal del estado de Washington, "cuando los clientes compran productos falsificados, esto socava la confianza que los clientes, vendedores y fabricantes depositan en Amazon, con lo que empañan la marca de Amazon y causan daños irreparables a nuestra reputación".

Pese a que la minorista de Bezos cuenta con la tecnología y un equipo especializado para solventar este tipo de problemas, los casos aumentan a medida que la compañía sigue creciendo en tamaño e incrementa el número de productos y operaciones. A comienzos de año, el fabricante de zapatos y sandalias Birkenstock retiró sus productos de Amazon ante la oleada de falsificaciones detectadas en su plataforma. Apple demandó a la compañía el mes pasado alegando la venta de cargadores y cables pirata.

Amazon dificulta que terceras partes puedan vender artículos de marca como Nike o Hasbro en su web. La compañía impone cargos adicionales y exige que el vendedor en cuestión demuestre los productos en cuestión llegan directamente del fabricante o un distribuidor autorizado. Es importante tener en cuenta que Amazon cuenta con más de dos millones de vendedores que suponen más de la mitad de las ventas generadas en sus plataformas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin