Empresas y finanzas

Abengoa fusionará sus acciones de tipo A y B: los Benjumea pierden peso y se quedan con una participación mínima

  • La firma remodelará todo su consejo: Urquijo dirigirá la compañía
  • Abengoa (B) sube alrededor del 6% tras ser suspendida a primera hora
Foto: Reuters.

Abengoa ha convocado para el próximo 22 de noviembre la Junta de Accionistas que deberá aprobar su acuerdo de reestructuración, ha informado la compañía, que renovará todo su consejo, pasará a estar dirigida por Gonzalo Urquijo Fernández de Araoz y fusionará sus acciones tipo A y B. Tras ser suspendidas de cotización a primera hora, las acciones de Abengoa han cerrado la sesión de este viernes con caídas del 6,15% para las de tipo A, hasta 0,53 euros, y con subidas del 0,93% para las B, hasta 0,21 euros. En la Audiencia Nacional, el presidente de Abengoa ha reconocido que no leyó el contrato de la indemnización millonaria de Benjumea.

El orden del día de la Junta incluye reducir el número consejeros de Abengoa de diez a siete y la entrada de Urquijo en el máximo órgano de gestión de la compañía en calidad de consejero ejecutivo. El resto de asientos pasarán a estar ocupados por Manuel Castro Aladro, José Luis del Valle Doblado, José Wahnon Levy, Ramón Sotomayor Jáuregui, Javier Targhetta Roza y Pilar Cavero Mestre, todos ellos como consejeros independientes.

Fuentes de la compañía, en preconcurso de acreedores desde hace casi un año, han apuntado que todos ellos han sido seleccionados por una consultora independiente y "cuentan con un altísimo nivel profesional y experiencia en el ámbito industrial y procesos de reestructuración".

Fusión de sus acciones

Los accionistas también deberán ratificar la propuesta de ampliar capital para incrementar los fondos propios de la sociedad mediante la emisión y puesta en circulación de nuevas acciones clase A (0,02 euros de valor nominal) y clase B (0,0002 euros). Esta operación dará lugar a la nueva estructura societaria, en la que los actuales accionistas, entre ellos la familia Benjumea, verán diluida su participación al 5%, mientras que los acreedores se quedarán con el 95% restante. En concreto, la familia Benjumea y sus socios en Inversión Corporativa se quedarán con el 1,5%.

En concreto, la junta de accionistas abordará la unificación de las acciones A y B en una única clase con una ecuación de canje por la que cada acción de clase B emitida y en circulación dará derecho a recibir un título perteneciente a la nueva clase de acciones ordinarias de la firma. Así, cada 1.000 acciones de clase A emitidas y en circulación darán derecho a recibir 1.915 títulos de la nueva clase de acciones ordinarias. 

En preconcurso desde noviembre

De completarse con éxito, el acuerdo de reestructuración permitirá esquivar de manera definitiva la amenaza del concurso de acreedores, después de que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla concediera el pasado mes de abril una prórroga de siete meses, hasta el próximo 28 de octubre, para su cierre definitivo.

Como parte de los nuevos recursos, la inyección de dinero nuevo es de casi 500 millones de euros, a los que hay que sumar 515 millones de euros de los créditos ya inyectados, que habrá que refinanciar o quitar, y las comisiones e intereses correspondientes. Cerca de otros 250 millones corresponden a avales.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud