Empresas y finanzas

Interflora: "El 70% de los pedidos procede de Internet, por lo que la inversión en la red es continua"

Eduardo González, director general de Interflora. Imagen de Fernando Villar

Con 108 años de vida, Interflora se ha ayudado de las nuevas tecnologías y de los 1.600 floristas que tiene asociados en toda España para llegar hasta el pueblo más recóndito del país.

Las flores entienden de crisis, "y mucho", así lo explica el director general de la compañía, Eduardo González, a elEconomista. Pero en este sector, y de manera justificadaa, ya puede hablar, hasta literalmente, de brotes verdes.

¿Ha sabido adecuarse un negocio tan tradicional a Internet?

Puede parecer que es un negocio tradicional, pero al final nos encontramos ante un negocio tecnológico. Interflora nació con el telégrafo, cuando surge la posibilidad de enviar flores sin que viajen. El motivo que posibilita el nacimiento de esta empresa es la tecnología.

¿Cuál es el porcentaje de ventas por Internet y cuál el presencial?

Ha dado un vuelco absoluto. En el año 2001, el porcentaje de pedidos a través de las tiendas era de un 70%. Ahora, el 70% procede de Internet.

Por tanto, ¿gran parte de la inversión se dedicará a la red?

Por supuesto. Realizamos una inversión continua. Este año lanzamos una nueva página para incorporar lo que los consumidores piden como confirmaciones de las entregas.

¿Las flores entienden de crisis?

Sí entienden, y mucho. Nuestro mejor año fue 2007 y después se produjo una caída paulatina. Pasamos de gestionar 450.000 pedidos a un cuarto de millón. El descenso de la facturación fue del 35 ó 40%. La gente percibe la flor como un elemento ornamental, no esencial para la vida, como es lógico.

En este sector, ¿hay 'brotes verdes'?

Hay un periodo de estabilización con un leve crecimiento del 3 o el 4% en la facturación. Este Día de la Madre ha sido bueno, pero aún no llegamos a 2007 y tardaremos tres o cuatro años.

¿Qué resultado prevé para las cuentas de 2016?

Positivo. Somos una empresa que no se ha embarcado en riesgos, por lo que nuestras cuentas siempre han sido positivas salvo algún año. El último ebitda -resultado bruto de explotación- fue de 1,5 millones y esperamos cerrar 2016 con un ebitda de 1,65 millones. La compañía factura ahora mismo unos 15 millones en España.

¿España es de flores?

No. Somos un país de los que menos. En España se gestiona aproximadamente un cuarto de millón de órdenes florales con 46 millones de habitantes. En Suiza, por ejemplo, se gestiona el mismo número de órdenes con ocho millones. Es un tema cultural y también de clima. Echamos de menos en el sector que la gente cuente con la flor como un elemento diario de su vida.

¿Qué negocio aportan San Valentín y el Día de la Madre?

Son las fechas más importantes. Para nosotros suponen un 20 ó 25% de la facturación. Los previos son tremendos en esos días, hay mucha tensión porque nos jugamos un cuarto de los ingresos. Sin embargo, este año ha tenido una importancia sorprendente el Día de la Mujer, con lo cual se puede perfilar como fecha punta. Antes el Día del Carmen y del Pilar tenían importancia, pero han decrecido.

¿Cuáles son los objetivos de Interflora de cara al futuro?

Crecer y generar mayor costumbre de consumo de flor. Para ello, entre otras actividades, desarrollamos una labor muy importante para prestigiar la labor de florista. El año pasado empezamos a hacer la competición del Mejor Artesano Florista. Este año se hará en Avilés, Asturias, en el Pabellón de La Magdalena, del 21 al 25 de septiembre. Se puede apuntar cualquier florista, sea o no de Interflora.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado