Empresas y finanzas

El sector eléctrico augura que en 10 años se exportará energía solar

  • La Asociación pide una reforma regulatoria, "no volver atrás"
  • Las megaplantas son difícilmente financiables en la actualidad

La tecnología solar fotovoltaica tendrá un enorme desarrollo en España, lo que le permitirá vender electricidad renovable a los países vecinos.

Miguel Arrarás, director de Desarrollo de Negocio EMEA de Acciona; Eduardo Moreda, subdirector de Regulación de Endesa; Juan Rivier, responsable de Prospectiva de Negocio de Iberdrola y Jorge Morales, director general de Geoatlanter, dijeron ayer que creían que dentro de una década España exportará energía solar -si bien el último de los citados con algún reparo- durante un acto sobre el futuro de la energía fotovoltaica organizado por la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) en Enerclub.

A su juicio, la gran irradiación del país, así como el bajo coste de la tecnología -en países con mucho recurso solar los precios están por debajo de los 30 euros por MWh-, le permitirían a dicha energía solar un desarrollo más veloz que el del resto de tecnologías renovables.

No obstante, para que eso suceda, la potencia instalada tendría que incrementarse mucho, desde los 4.673 MW instalados a cierre del año pasado.

Y para ello es necesario un cambio en la regulación del sistema eléctrico, que aporte seguridad jurídica para atraer inversión y no penalizarla: en Alemania el interés exigido a estos proyectos es un tercio del español por el mayor riesgo. Adicionalmente, tendrían que aumentar las interconexiones, algo que ya está en marcha.

En relación a las megaplantas fotovoltaicas, con centenares de MW, los expertos estuvieron de acuerdo en que serán una realidad a largo plazo, pero que ahora son difícilmente financiables por el riesgo regulatorio.

Este auge solar, por otro lado, coincidirá con una progresiva electrificación de la demanda energética, por lo que no consideraron que vaya a afectar sustancialmente al precio del marginalista mercado eléctrico.

Durante el debate también abordaron la actual estructura tarifaria, que aplicada sin metodología por el Gobierno, subyace en la polémica sobre el autoconsumo y el llamado impuesto al sol.

Mejorar la regulación, no volver atrás

Durante la inauguración del evento, Xabier Albístur, presidente de la Sección Fotovoltaica de APPA, reclamó un consenso empresarial -previo a una reforma regulatoria- para integrar un nuevo modelo energético en el sistema y para impulsar el "escaso" cambio tecnológico.

Aclaró que la Asociación no pide una vuelta atrás en la reforma del sector eléctrico ejecutada por José Manuel Soria, sino una reforma que impulse la renovación del sistema eléctrico para hacerlo más eficiente, con orden, claridad y reconocimiento a las tecnologías que faciliten la consecución de los compromisos climáticos.

Entre los cambios necesarios, Albístur apuntó a un cambio en la retribución de las instalaciones, de modo que no cobren en función del coste de inversión, sino de la producción eléctrica, al objeto de mejorar la eficiencia.

También pidió anclar el concepto de rentabilidad razonable sobre el que gira todo el modelo retributivo actual y un cambio del sistema de fiscalidad ambiental para que pague quien contamina, aludiendo al hecho de que a los generadores renovables se les exige lo mismo que a los que emplean tecnologías fósiles.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Autoconsumo
A Favor
En Contra

Veremos si es cierto y, de una vez por todas, se hace una ley de autoconsumo solar razonable y sin impuestos al sol ni similares.

Puntuación 2
#1