Empresas y finanzas

Portaaviones: el final de una era para el arma más impresionante de la marina estadounidense

  • El desarrollo de misiles antinavales chinos los hace muy vulnerables
Una imagen épica, pero cada vez menos temible: el grupo de ataque del portaaviones George H.W. Bush (al fondo). US NAVY

La terminología militar es rica en jerga destinada a describir el intrincado organigrama de cada arma de ejército. Y su significado es casi siempre desconocido para el gran público, que sería incapaz de responder a cuestiones como "¿Cuántos soldados tiene una división?" o "Un ala completa, ¿cabe en un único hangar?. En cambio hay una palabra que casi todos, especialmente los enemigos de Estados Unidos, entienden: Flota.

Los grupos de navíos que, como la Quinta Flota, envía la potencia a los confines de la Tierra son desde hace años una de las herramientas de presión diplomática hacia el exterior, y de respuesta mediática hacia los propios votantes, con las que mejor trabajan los sucesivos inquilinos de la Casa Blanca.

Desde luego, impresionan sus cruceros de misiles Aegis, los destructores de la clase Arleigh Burke y el submarino nuclear que, junto con algún que otro buque logístico como petroleros, suelen formar parte de la punta de lanza de esas flotas. Pero todos ellos son meros auxiliares de un barco mayor, en el que el comandante del grupo tiene su asiento, y por tanto su bandera. El buque insignia por excelencia: el portaaviones.

Los 70 aviones que transporta no sólo crean en el aire la misma burbuja defensiva que sostienen los submarinos bajo la lámina de agua. Son sobre todo una fenomenal arma ofensiva que permite a Estados Unidos realizar ataques sobre casi cualquier país de la tierra, evitando el siempre engorroso trámite de tener que contar con aliados para desplegar una fuerza aérea. Los portaaviones son, sin más, auténticas bases flotantes que pueden anclarse allí donde haya aguas internacionales.

Pero el tiempo de estos titanes está tocando a su fin. Esa es la tesis de Ben Ho Wan Beng, analista senior de una prestigiosa escuela de estudios internacionales con base en Singapur, y que ha sido publicada por el United States Naval Institute. El analista señala que dos fenómenos, por encima de otros, constituyen una amenaza seria para el futuro de estas bases aéreas flotantes.

Un alcance insuficiente

Está en primer lugar el rango de las aeronaves embarcadas. El grueso de los cazabombarderos de la Marina son F-18, y tienen un rango de 500 millas náuticas (926 kilómetros) que, una vez descontada la distancia a la línea de costa que por mera seguridad deben mantener los grupos de ataque, apenas basta para perseguir objetivos tierra adentro. Eso es especialmente malo cuando se trata de atacar países con eso que los analistas llaman "profundidad estratégica" (en román paladino: espacio para replegarse tierra adentro).

Ni siquiera la llegada del F-35 (cuyo desarrollo es ya todo un culebrón) cambiará demasiado esta carencia: este fantástico avión tiene muchos puntos fuertes, pero la autonomía no es uno de ellos, puesto que incrementa el rango operativo apenas un 10%, hasta las 550 millas náuticas.

Pero es que además, y al mismo tiempo, los principales enemigos de EEUU (China y Rusia), están desarrollando una nueva generación de misiles de largo alcance cuya velocidad y letalidad creará una línea defensiva invisible, pero muy real, a más de 800 millas náuticas de la costa.

De nada sirve lanzar decenas de aviones a un ataque combinado, si el portaaviones al que tienen que volver ha sido destruido, por ejemplo, por uno de los misiles DF-21 que China fabrica, y que en un sólo impacto es capaz de mandar al fondo del mar un buque de 335 metros de eslora, con sus 6.000 marineros a bordo.

Guardar las distancias

El analista explica por eso el futuro naval de EEUU en términos muy similares a los que podrían escucharse en una presentación de servicios de red, y bajo lo que muchos han llamado hace tiempo "letalidad distribuida".

Se trata, sin más, de un nuevo paso del péndulo de la carrera armamentística por cada uno de los dos extremos por lo que respecta a la potencia de fuego, y que puede explicarse en la pregunta: ¿Es mejor un gigantesco cañón o una multitud de cañones pequeños?

La balanza se inclina ahora por la segunda proposición: reducir el tamaño de los grupos de ataque y multiplicar su número, haciendo que estén compuestos por navíos más pequeños -también más robotizados- y que se encarguen tanto de combatir a otros buques, como de atacar los objetivos en tierra con la última generación de misiles Tomahwak, perfectos para impactar hasta a 900 millas náuticas (1.668 kilómetros) de distancia... y que no necesitan hacer el camino de vuelta a casa.

Por eso, quizá en las próximas décadas el verdadero temor de los enemigos de Estados Unidos no sea escuchar palabras como "portaaviones", sino "destructores" o "buques de combate litoral". En cuanto a los grupos de ataque actuales, quizá podrían sobrevivir con su pintoresca panoplia de naves, aviones, submarinos y petroleros, pero su labor sería mucho menos importante: machacar el terreno sólo cuando sea completamente seguro acercarse un poco más a la costa.

comentarios15WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 15

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

tikitaka
A Favor
En Contra

Me parece bastante superficial el análisis. Un alcance de 1000km para aviones lanzados desde portaaviones te permite establecer cabezas de puente en el litoral y desde ahí seguir avanzando.

En cuanto a los misiles anti portaaviones, habrá que desarrollar sistemas antimisiles (que ya existen....)

Igualmente, creo que el futuro está más en la guerra electrónica e inutilización de los sistemas enemigos.

Puntuación 62
#1
Ramius
A Favor
En Contra

El 70% de la superficie del planeta es agua y el mar es la forma más económica de desplazar mucho peso con poca energía. El portaviones es una pieza estratégica naval de gran importancia cuando se lanza una incursión a lugares donde no hay pistas para los aviones o casi despobladas, etc... La peligrosidad de los portaviones nunca fue el armamento del cual disponen, que simplemente está orientado para la "defensa" del propio buque, sino de las aeronaves que porta, destinadas al bombardeo, intercepción aérea o detección de submarinos. Además, la pieza naval que dispone de armamento de larga distancia y más peligroso, siempre fueron los submarinos, mucho más peligrosos que los portaviones debido a que puede hacer presencia en cualquier costa del planeta sin que nadie se entere, y de ahí lanzar misiles, pequeños desembarcos con fuerzas especiales, etc... De lo que hagan los chinos, los rusos o los americanos, en la banda contraria desarrollarán la contramedida, siempre más barata que el arma.

Puntuación 41
#2
Usuario validado en elEconomista.es
M A R
A Favor
En Contra

Se ve que este analista no ha leido a Tom Clancy

Puntuación 13
#3
dsfsf
A Favor
En Contra

¿Por que no se pone por alguna especie de "ley mundial" un limite a los ejercitos y armamento de los paises? No mola ue EEUU tenga cabezas nucerlas, las que quiera, y evite que otros las tenga...

Puntuación -30
#4
El yerno de Patton
A Favor
En Contra

Mucho experto en el Command & Conquer y remedo de Jack Ryan veo por aquí.

Pero Jack Ryan en plan Alec Baldwin, no en plan Harrison Ford.

Puntuación 0
#5
Pep
A Favor
En Contra

Si hubiese que hacer una " ley mundial" habría que tener un ejército y armamento para hacerla respetar.

Puntuación 30
#6
The President of the U.S.A.
A Favor
En Contra

¿De verdad creéis que la República Federal de los Estados Unidos de Norteamérica tiene portaaviones para atacar a la República Popular China, a la Federación Rusa o, antes, a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas?

¿Cuántas veces lo hizo cuando estaba en guerra con esos dos estados?

Durante la Guerra de Corea EE.UU. combatía en la península contra coreanos, chinos y soviéticos. Y cuando estuvo casi, casi contra las cuerdas, la única acción ofensiva contra China que se le ocurrió al criminal de McArthur fue el bombardeo nuclear del territorio chino. Afortunadamente le vetaron y pusieron a un militar serio a pensar la maniobra de desembarco que les permitió recuperarse.

No. Los portaaviones estadounidenses solo se han empleado para atacar a países lejanos y con fuerzas aéreas débiles, como Corea, Vietnam, Libia, Yugoslavia, Somalía, Iraq, Serbia y Siria.

Eso son hechos. El resto solo son opiniones.

Puntuación -8
#7
PETER
A Favor
En Contra

UN ANALISIS SIMPLISTA, EEUU ACTUALMENTE ESTA DESARROLLANDO UNA NUEVA GENERACION DE ARMAS TANTO OFENSIVAS COMO DEFENSIVAS QUE HARAN PRACTICAMENTE IMPOSIBLE HUNDIR ESTOS PORTAAVIONES O PORTADRONES PORQUE EL CONCEPTO DE LOS AVIONES COMO TALES LLEGAN A SU FIN. LOS PORTAAVIONES ESTAN EVOLUCIONANDO HACIA OTRA COSA.

Puntuación 10
#8
Supersónicos
A Favor
En Contra

Misiles supersónicos. Ciertamente es el fin de las flotas navales, no hay defensa contra eso, ni siquiera el laser.

Puntuación -4
#9
ddd
A Favor
En Contra

Mal que les pese el #7 tiene razon.

Te falto la poderosa republica de Afganistan.

Puntuación 3
#10
Siberiano
A Favor
En Contra

Los gringos son la mayor amenaza a la Paz.

Puntuación -12
#11
A Favor
En Contra

Artículo bastante pobre y erróneo. Los mismos chinos tienen prevista la construcción de hasta 10 portaaviones en los próximos años. No creo que la opinión este sustentada en unas fuentes rigurosas. Por cierto, "Mar",Tom Clancy tampoco lo es. Os recomiendo el weekly defence review Janes IHS.

Puntuación 14
#12
tu guarro
A Favor
En Contra

al #9, sera mejor que vuelvas al colegio de basura donde has estudiado y revises lo que has dicho, diria que es el comentario mas estupido de toda la cagada periodista de este pais,

El arma laser, es una de las armas definitivas, y con pc's cuanticos, junto con radares, no existe misil supersonico que pueda aguantar, lanza millones si quieres.

Y para tu informacion, el laser de pruebas de USA que tiene como defensa operativa a dia de hoy,, tiene una potencia de 35 kw, y ya estan desarrollando uno de 350kw,

Con un laser de 1 Gw, en un pulso, pulverizarian una cabeza nuclear entera en menos de 1 segundo, y tendria fuerza suficiente como para atravesar nubes sin problemas.

Puntuación 0
#13
Jajaja
A Favor
En Contra

Los portaviones solo sirven contra Republicas Bananeras. Contra un país serio, Northfolk y Pearl Harbor serian borrados del mapa, hantes de que el grupo de combate levantara anclas.

Puntuación -3
#14
Yars & Bulavá
A Favor
En Contra

Pensar que una guerra contra Rusia, sería a base de tanques, barquitos, desembarcos y aviones, es soñar en los mundos de Yuppi. La guerra seria termonuclear, y un solo Yasen puede borrar del mapa a todo un país. Y eso es lo que hay ...

Puntuación -2
#15