Empresas y finanzas

El consorcio del tren de alta velocidad de Arabia Saudí deja atrás los 'números rojos'

  • Ganó 367.000 euros en 2015, frente a las pérdidas de 322.000 euros

El consorcio que desarrolla la línea de alta velocidad entre Medina y La Meca, en Arabia Saudí, dejó atrás los números rojos en 2015 y se anotó un resultado neto de 367.000 euros. Un año antes, el grupo, que está integrado por las empresas españolas Renfe, Adif, Consultrans, Ineco, Indra, Imathia, Copasa, Talgo, Cobra, Inabensa, Dimetronic y OHL y por las árabes Al Shoula y Al Rosan, había registrado unas pérdidas de 322.000 euros.

De acuerdo con las cuentas del consorcio, que figuran en el informe financiero anual de Talgo y que aún no han sido auditadas por KPMG, el patrimonio neto de la sociedad asciende a 407.000 euros, frente un importe negativo de 262.000 euros en 2014.

El consorcio del conocido como el AVE del Desierto se encuentra en este momento en una disputa interna como consecuencia de retrasos acumulados y los sobrecostos del proyecto, que se presumen en varios cientos de millones. Recientemente, el presidente de Renfe, Pablo Vázquez, ha comandado una expedición a Arabia Saudí para reunirse con las autoridades del país y convencerlas de que reconozcan los atrasos y sobrecostos.

Los enfrentamientos entre los miembros del consorcio devienen, entre otras cuestiones, de los costes imprevistos por la construcción de un almacén para guardar trenes o por la retirada de la arena de las vías. El consejero delegado, Santiago Ruiz, propuso que cada empresa aportara en proporción una cantidad de dinero para crear una bolsa de entre 40 millones y 200 millones, con la que hacer frente a las obras no proyectadas inicialmente. Su propuesta fue rechazada de plano por el consorcio, que muy al contrario ha limitado los movimientos del directivo e, incluso, alguna de las compañías ha pedido su destitución.

Talgo pacta con Wisconsin

Por otra parte, en su informe anual, Talgo detalla igualmente que el coste final del plan de incentivos aprobado en 2012 para 21 directivos y que se hizo efectivo el año pasado tras la salida a bolsa de la compañía alcanzó los 101,7 millones de euros.

El fabricante de ferrocarriles español desembolsó durante el último ejercicio, asimismo, un total de 29,68 millones de euros para retribuir al consejo de administración, que está presidido por Carlos de Palacio y Oriol.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0