Empresas y finanzas

La banca tendrá que inyectar otros 90 millones a Abengoa en enero

  • Tras recibir 113 millones durante esta semana

El denominado G-7 (Santander, HSBC, Caixabank, Bankia, Popular, Sabadell y Crédit Agricole) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) han firmado esta mañana un préstamo de 106 millones de euros para Abengoa, que podrá así pagar las nóminas y las facturas más urgentes a sus proveedores antes de final de año. A este crédito, se suman otros 7 millones que las entidades liberarán de la línea que concedieron en septiembre al grupo andaluz.

En total, por tanto, serán 113 millones de euros para satisfacer las necesidades más inmediatas de la ingeniería sevillana. Del total, el ICO finalmente aportará 8,7 millones.

El crédito tiene garantías por 2,5 veces su importe, como avanzó ayer este diario. Esto implica que finalmente la participación de Abengoa Yield que servirá de aval para los bancos se sitúa próxima al 18% -ostenta el 43,19%, aunque el 14% está pignorado a un préstamo que Talos Capital (TCI) concedió al grupo sevillano en octubre-. Ayer, a precios de mercado, estas acciones alcanzaban un valor de 309 millones.

Este paquete de Abengoa Yield se ha extendido igualmente como garantía de la línea de crédito que los bancos españoles concedieron a Abengoa en septiembre por un importe de 125 millones. Entonces, la cúpula de Abengoa, con el ya expresidente Felipe Benjumea a la cabeza, garantizó que las necesidades de financiación no eran urgentes. Sin embargo, al día siguiente de conceder la línea, la empresa dispuso del grueso del crédito -excepto los siete millones que quedaron en depósito y que ahora han liberado-.

La firma del préstamo estaba prevista para la noche de este miércoles, aunque finalmente se aplazó al día de hoy por un problema técnico legal que se solucionó esta mañana. Santander, Popular y Caixabank lideran las aportaciones, según fuentes financieras. El reparto se ha hecho en función de la deuda corporativa de cada uno de los acreedores.

Tras un mes de intensas negociaciones, los bancos se han visto obligados a salir al rescate de Abengoa, tras el frustrado intento porque fondos internacionales participaran en la financiación y ante la imposibilidad de que el grupo andaluz culminara las desinversiones que tiene en marcha. Se tomarán un respiro por Navidad, pero ya el próximo lunes retomarán los contactos porque, superado este trance, el G-7 tendrá que enfrentar nuevas necesidades de capital por parte Abengoa por alrededor de 90 millones hasta el 31 de enero. En febrero y en marzo las exigencias de financiación suman otros 250 millones.

En cualquier caso, la posición de los bancos, una vez aprobado el primer crédito, cambia sustancialmente por una cuestión de calendario. Los acreedores estaban obligados a salvar a Abengoa ahora para evitar que la empresa se declarara en concurso antes del 31 de diciembre. Esto habría obligado a la banca a provisionar el 100% de la deuda que soportan con la compañía sevillana, lo que tendría un fuerte impacto en sus balances. En fase preconcursal, las entidades no están obligados a realizar un porcentaje determinado de dotaciones, aunque se recomienda que se aproxime al 25%.

Los bancos buscarán alternativas para insuflar liquidez en Abengoa y si no las encuentran no se descarta que dejen que el grupo sucumba al concurso. En este caso, tendrían que provisionar el 100% de la deuda, pero lo harían ya en 2016. Además, en fase concursal, si aportaran nueva financiación las entidades tendrán prioridad a la hora de cobrar las cantidades que desembolsaran -no ocurre así en la fase preconcursal-.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

falso
A Favor
En Contra

no debería engañar a los inversores una y otra vez. España es un país engañoso, los periódicos son de niveles de ESO en caso de una redacción.

Puntuación 11
#1