Empresas y finanzas

La naviera japonesa Daiichi Chuo quiebra por la caída de la demanda global

La naviera japonesa Daiichi Chuo Kisen se declaró hoy en bancarrota al arrastrar deudas de 108.000 millones de yenes (799 millones de euros/907 millones de dólares), y tras verse dañada por la caída de la demanda de materias primas a nivel global.

La empresa, cuyo mayor accionista es el gigante japonés del transporte marítimo Mitsui OSK Lines, inició hoy el procedimiento jurídico para solicitar protección ante sus acreedores, según anunció la propia compañía.

Daiichi Chuo cubría las principales rutas marítimas entre Australia, Japón, India y China, y contaba con valor de mercado estimado en 96 millones de dólares (85 millones de euros).

Por la caída de la demanda china

La empresa había incurrido en pérdidas netas en los últimos cuatro ejercicios, castigada sobre todo por la caída de la demanda de China de materias primas como el hierro y el carbón.

Se trata de una de las escasas empresas niponas que cotizan en bolsa que se ha declarado en bancarrota en los últimos años, aunque su caso se asemeja al de la también naviera Sanko Steamship, que quebró en 2012 a raíz de la caída de los precios del transporte marítimo.

El regulador de la Bolsa de Tokio suspendió la cotización hoy de las acciones de la compañía tras conocerse su quiebra, lo que no ha evitado que la noticia desencadenase notables pérdidas en el sector del transporte marítimo.

La propia Mitsui OSK Lines llegó a caer un 7,7% tras la pausa de mitad de sesión, mientras que Nippon Yusen retrocedió un 6,5% y Kawasaki Kisen Kaisha, un 3,7%, en una jornada de caídas generalizadas en el parqué tokiota.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0