Empresas y finanzas

Sareb no se beneficia de la caída del euríbor: pierde 2.710 millones por un seguro sobre tipos de interés

La contratación de un derivado financiero para la cobertura de tipos (swap) ha impedido a la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) ahorrar un total de 6.150 millones de euros en costes financieros, debido a que no pudo beneficiarse de la caída del euríbor, índice al que estaba referenciado.

No obstante, la compañía ha conseguido ahorrar 3.400 millones de euros en costes financieros, por lo que la diferencia con la estimación de 6.150 millones de euros es de 2.710 millones, una cifra que se refleja en el pasivo de la sociedad y que no afecta a los resultados de Sareb.

Según consta en el Informe Anual de 2014 de la sociedad, "los activos financieros representan la parte mayoritaria de la cartera de Sareb", por lo que la gestión del riesgo de crédito "es la clave para garantizar el cumplimiento del objetivo de desinversión".

Así, y dado el volumen de los bonos que emitió la sociedad para comprar los activos y con el fin de reducir la elevada exposición, el llamado 'banco malo' modificó el perfil variable del pasivo por una estructura con referencia fija sustitutiva del euríbor para más del 80% de la deuda y contrató en agosto de 2013 nueve swap consecutivos a un año a un tipo fijo del 1,586%.

Por ello, recibe a cambio el euríbor a tres meses, que es el índice de referencia de los bonos cubiertos. El nominal inicial de referencia de este derivado fue de 42.221 millones de euros.

El director de riesgos del llamado 'banco malo', Roberto Knop, ha explicado en una conferencia telefónica que la cobertura del 80% de la deuda de la sociedad perseguía dar "certidumbre" sobre el coste de financiación. "No queríamos jugar a la ruleta con los tipos", ha expresado de manera gráfica.

En el momento del anuncio, el conocido como 'banco malo' se congratuló de esta operación, que se erigía como una de las mayores coberturas de tipos de interés de la historia del euro. De hecho, desde su contratación hasta septiembre de 2013, cuando los tipos de interés aún no habían comenzado a bajar, el derivado tuvo un valor positivo de mercado de 800 millones de euros.

Pero en 2014 la situación cambió y los tipos iniciaron su descenso por debajo del tipo fijo del 1,586%, por lo que el derivado sufrió un impacto negativo de 2.710 millones de euros.

Sareb explica en su memoria que, según la normativa contable, los cambios en el valor del derivado se registran en el patrimonio neto de la sociedad y se van imputando ejercicio a ejercicio durante el plazo de la cobertura, en este caso hasta 2023. Así, se han anotado esos 2.710 millones de euros en el pasivo de la sociedad.

"Esto coloca el patrimonio neto de Sareb en negativo desde el punto de vista contable, pero no tiene ningún impacto en la actividad, ya que no afecta a los resultados, ni al capital conforme a lo dispuesto en el artículo 36 del Código de Comercio", indica el Informe Anual.

Sin embargo, el swap dejaba sin cubrir un 20% del pasivo, lo que permitió a la sociedad que preside Jaime Echegoyen beneficiarse de la bajada de tipos de interés de 2014 y de la reducción del 'spread' del Tesoro español hasta el punto de ahorrar 3.400 millones de euros en costes financieros.

Al ser preguntado por si las futuras caídas del euríbor podrían impactar las cuentas de 2015, el director financiero de Sareb, Iker Beraza, ha indicado que el índice está teniendo mucha volatilidad y es difícil acertar. "En la medida en que parece estar bajo hemos previsto un ahorro financiero de unos 250 millones de euros", ha añadido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum