Empresas y finanzas

Nestlé reduce el azúcar agregado en Nesquik por la preocupación nutricional

  • "Recomendaría a los padres que diesen a sus niños agua para bebes"

Nestlé anunció el lunes que está reduciendo el azúcar incluido en sus productos Nesquik, dentro de la serie de medidas de la compañía suiza para disminuir el azúcar y la sal en sus alimentos, ante la creciente preocupación por la salud pública.

El Nesquik con la nueva fórmula será lanzado este mes, y contará con 10,6 gramos de azúcar por cada dos cucharadas, lo que implica una reducción del 15% en la versión chocolate y del 27% en la de sabor a fresa.

Asimismo, los productos tampoco contendrán más colorantes ni saborizantes artificiales.

Igualmente, las bebidas de Nesquik listas para tomar también incluirán 10,6 gramos de azúcar por porción, aunque en total será de 22 gramos por la lactosa, un azúcar de carácter natural. Los "azúcares añadidos" son azúcares y jarabes que se agregan a los alimentos cuando son procesados o preparados.

¿Amenaza para la salud?

Sin embargo, pese a todos los cambios -que siguen la línea emprendida por otras grandes empresas de alimentación como General Mills- no logran paliar los tempores de muchos defensores de la salud. "Es un buen paso en la dirección correcta, pero no es una gran victoria de la nutrición", advierte Michael Jacobson, director de un grupo de defensa de los consumidores.

Por ello, Jacobson aconseja a los padres no dar Nesquik a los niños. "Recomendaría el agua o la leche desnatada como producto más apropiado para beber", asegura.

Consumo recomendado

Por su parte, un portavoz de la compañía explicó que el azucar añadido en sus productos Nesquik suma unas 43 calorías por porción, lo que equivale a un tercio del consumo máximo recomendado de azúcar añadido para niños de entre 4 y 8 años, según las guías propuestas por un comité asesor de la salud de EEUU.

Sin embargo, un informe de 2011 del Centro Rudd sobre Política Alimentaria y Obesidad suscrito a la Universidad de Yale advertía que los niños de esa edad deberían consumir como mucho 15 gramos de azúcar al día. "Si la leche con Nesquik es el único azúcar que el niño consume cada día, es positivo", explica Jennifer Harris, directora de iniciativas de comercialización del Centro Rudd.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum