Empresas y finanzas

Carlos Slim construye su imperio español a precio de ganga

Carlos Slim

Los principales multimillonarios del planeta se disputan las propiedades españolas. Bill Gates, George Soros y Amancio Ortega han adquirido participaciones en empresas de bienes inmobiliarios o compraron edificios emblemáticos en España. Ahora Carlos Slim está construyendo su propio imperio español a precio de ganga.

En diciembre pasado, el magnate mexicano sustituyó a Soros para convertirse en el mayor accionista de la constructora FCC, después de que una ampliación de capital de 1.000 millones de euros para rescatar a la compañía le diera una participación de 25,6%.

La llegada de Slim proporcionó oxígeno a la compañía frente a sus acreedores. Ahora tiene cuatro de 12 asientos en el consejo de administración. La heredera y ex principal accionista Esther Koplowitz controla otros cuatro.

Slim no perdió el tiempo para dejar su marca, pues colocó a uno de sus propios hombres, Miguel Martínez, como nuevo director general de Administración y Finanzas de FCC.

También nombró al consejero delegado de Cementos Portland, en la que FCC tiene una participación de un 78 por ciento.

Realia, su segunda presa

Ahora Slim ha comprado una participación de un 25% en la inmobiliaria Realia a Bankia, con un importante descuento respecto del precio de mercado, y apunta a tomar el control en los próximos nueve meses. La compañía de propiedades Hispania había ofertado un precio aún menor que el de Slim.

Realia es donde el gobierno corporativo comienza a volverse brumoso. FCC posee el 37% de Realia y tenía planes para vender la participación. Los planes fueron puestos en suspenso tras la llegada de Slim.

No está claro si FCC ahora venderá a Slim, pero incluso si FCC continúa, Slim efectivamente controlaría Realia a través de su participación directa de 25% y por medio de su peso en FCC.

Esto casi imposibilita una contraoferta de Hispania, que tiene como accionistas a George Soros y John Paulson. Al menos Slim ha ofrecido comprar al resto de los accionistas de Realia al mismo precio.

El mexicano tiene una gran influencia en las tres compañías a través de FCC.

Se podría decir que la inyección de capital fresco y la astucia de Slim para los negocios son una bendición para FCC, que también cuenta con Bill Gates como accionista minoritario.

Los contactos de Slim podrían abrir puertas a contratos lucrativos en América Latina. Pero sus intereses podrían no siempre estar alineados con los inversores minoritarios en esas compañías.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 6

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

luas
A Favor
En Contra

Dinero de un inversor extranjero llegando a España.

Bienvenido sr. Slim.

Es muy español hablar de "presas" cuando se habla de negocios, bienvenido a un país de envidiosos y soberbios, pero con suficiente gente seria como para salir adelante.

No les haga caso y disfrute.

(De rebote espero que mejicanos y españoles nos llevemos cada vez mejor, ganamos ambos y pierden otros)

Puntuación 16
#1
Usuario validado en elEconomista.es
ebs212
A Favor
En Contra

Es una vergüenza que la prensa económica no salgáis en defensa de los inversores minoritarios y denuncieis lo que va a suponer Carlos Slim para los accionistas minoritarios a los cuales les va a hacer perder una gran cantidad de dinero.

Puntuación 5
#2
luas
A Favor
En Contra

Al 2, ¿Nos lo puedes explicar tú?

Puntuación 0
#3
Caroline
A Favor
En Contra

Este si que es listo, no deja pasar las oportunidades y no hace como muchos listillos que estan todos los dias llorando en estos foros diciendo que le vendemos los pisitos muy caros,claro les gusta lo ( todo gratis)

Puntuación 0
#4
Usuario validado en elEconomista.es
Bartolo1234
A Favor
En Contra

Al 2: ¿Por qué dices eso?

Puntuación 0
#5
susi
A Favor
En Contra

España lo que está es al desguace,

no a la moda,

señores mercenarios periolistos.......

Puntuación 0
#6