Empresas y finanzas

La mitad del Senado de Estados Unidos sentencia que el cambio climático no es culpa del hombre

  • El partido Republicano acepta al fin que el proceso existe...
  • ...pero asegura que no está causado por nuestra especie

Poco importa lo que digan los expertos del IPCC, el comité de la ONU encargado de monitorizar el cambio climático, ese proceso que está cambiando de forma drástica y acelerada (en términos de eras geológicas) las condiciones en las que se desenvuelve la vida en la Tierra. Porque nada menos que la mitad del Senado de Estados Unidos tiene su propia opinión.

En el marco de un debate parlamentario celebrado en la cámara alta a propósito del polémico oloeducto Keystone XL (diseñado para bombear crudo desde Canadá hasta Estados Unidos) se planteó una enmienda sin consecuencias legislativas, pero con una gran intencionalidad, y que tomó la siguiente forma: "¿contribuyen las actividades del hombre al cambio climático?"

La respuesta de 50 de los 100 senadores fue positiva, algo que no es demasiado sorprendente si se tiene en cuenta que la abrumadora mayoría de los científicos no tiene dudas sobre el "quién", y ello aunque no siempre haya consenso total sobre el cómo".

Lo realmente curioso de la votación realizada es que nada menos que 49 senadores (la otra mitad), afirmaron sin despeinarse que el cambio climático no está afectado por el ser humano (literalmente: "no, las actividades humanas no contribuyen al cambio climático").

Por partidos, los resultados se dividen claramente entre los negacionistas del factor humano (todos ellos son del partido Republicano) y quienes siguen la postura marcada por los científicos agrupados bajo Naciones Unidas (todos ellos de la bancada Demócrata, junto a los dos únicos senadores independientes y tres republicanos díscolos).

Pese a todo, seguramente hay quien señalaría que la nueva postura de los más conservadores en esta materia es, en realidad, todo un paso adelante. Porque a esa votación en la cámara alta le precedió una con una formulación mucho más sencilla e igualmente categórica: "¿es el cambio climático real, o es una farsa?"

Tras años en los que se cuestionaba no sólo la causalidad, sino también la propia existencia del cambio climático, la práctica totalidad de los senadores de Estados Unidos aceptaron finalmente que el proceso es real... aunque la mitad de ellos piensa que no es culpa de nadie.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud