Empresas y finanzas

Los franquiciados de España, Francia y Portugal denuncian a DIA en Bruselas

  • Los franquiciados aseguran que les obligan a vender por debajo de costes

Los franquiciados de DIA en todo el mundo se están uniendo contra las prácticas abusivas que, según denuncian, está cometiendo el grupo y que lleva a muchas de ellas a la ruina. En Brasil han conseguido ya que estos presuntos abusos llegan al Parlamento del Estado de Sao Paolo y en España el Gobierno ha pedido a la CNMC que abra una investigación, pero el problema ha llegado incluso hasta la Comisión Europea. La reacción de DIA: los franquiciados que se quejan ya no trabajan para la cadena.

 Franquiciados de Dia en Francia, Italia y España han presentado una denuncia contra la compañía ante la Dirección General de la Competencia de Bruselas.

Francisco García Barba, presidente de la Asociación de Franquiciados (Asafras), asegura que en cada país donde opera la compañía se están formando organizaciones en defensa de sus intereses. "En España representamos a unas 80 franquicias, en Portugal otro tanto y en Francia entre 30 y 40", asegura.

En la denuncia, los franquiciados aseguran que la empresa les está obligando a vender por debajo de costes.

"Cuando yo compro por ejemplo a DIA un determinado producto a un euro, ellos me dicen que lo pueden vender luego a 1,20. En teoría ese es mi margen. El problema es que después viene el cliente y cada vez hay más cupones de descuentos que me obligan a vender ese mismo producto a sólo 80 céntimos. No se trata de que no gane dinero, es que lo estoy perdiendo", dice García Barba.

DIA estaría intentando con ello ganar cuota de mercado y mantener su posición ante la guerra de precios que hay en la distribución española desde hace años, pero eso estaría arrastrando supuestamente a muchos franquiciados a una situación dramática.

DIA, que entregará hoy un premio a los mejores franquiciados, responde asegurando que tiene una red de franquicias de más 2.900 tiendas en seis países con "un probado modelo de éxito" .

Aunque, en su opinión, "entre una red tan amplia de franquiciados no descartamos que pueda existir de manera puntual alguna diferencia de carácter contractual, sobre la que lógicamente no hacemos ningún comentario ya que la compañía tiene como política el respeto tanto a los procesos como a las decisiones judiciales en todos los países en los que está presente", insiste en que "el nivel de litigiosidad relacionado con este asunto es inexistente".

Los ganaderos se suman

Los franquiciados no son, sin embargo, los únicos que han denunciado la venta por debajo de costes en DIA. El sindicato de agricultores y ganaderos UPA ha presentado también una denuncia por esta misma razón ante la Agencia de Información y Control Alimentarios, dependiente del Ministerio de Agricultura.

"Las ofertas de DIA sitúan la carne de pollo entero limpio a 2,15 euros por kilo, mientras que el coste de producción mínimo se sitúa en 2,73 euros, según los datos del propio ministerio", señalan en UPA.

En las últimas semanas, el sindicato está realizando varias acciones en las puertas de los supermercados, como el regalo de pollos para denunciar este tipo de prácticas. Según UPA, "regalamos pollo a las puertas de los supermercados por toda España para explicar a los consumidores que no deben comprar carne a ese precio, porque a la larga supondría la desaparición de la ganadería avícola española".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud