Empresas y finanzas

CE propone medidas para mejor competencia en sector y oferta al consumidor UE

Estrasburgo (Francia), 13 nov (EFECOM).- La Comisión Europea (CE) propuso hoy un paquete de medidas para reformar el sector de las telecomunicaciones, entre cuyas acciones destacó la "separación funcional" de las redes y los servicios de las operadoras, así como la creación de un regulador paneuropeo.

Con la reforma, "buscamos un verdadero mercado único sin fronteras para los operadores ni para los consumidores", dijo en una rueda de prensa la comisaria europea para la Sociedad de la Información, Viviane Reding

La comisaria explicó que si bien la reciente "lucha en la que se embarcó la Comisión para reducir los costes de las llamadas en itinerancia era un síntoma de la enfermedad (del sector), ahora se centra sobre la enfermedad en sí".

Las dos grandes medidas propuestas "abrirían el mercado a otras operadoras" más pequeñas, y mejoraría las opciones de elección a los 500 millones de consumidores de la UE.

Tras recordar que el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, afirmó que en la UE "las ondas no pertenecen a nadie, al igual que Internet", Reding señaló que el mercado único y los consumidores "deberán crear una nueva competencia transfronteriza".

Bruselas quiere "acabar con la actual fragmentación del mercado único en 27 espacios de regulación diferentes" y simplificar la actual normativa centrando su acción sobre "los cuellos de botella".

En ese sentido, la Comisión quiere reducir de dieciocho a siete los mercados del sector actualmente regulados.

Es, según Reding, "la mayor iniciativa de desregulación" propuesta por la Comisión.

Sobre la separación funcional, una medida destinada a que los reguladores nacionales mejoren la competencia, Reding dijo que la opción "no es una panacea y no deberá ser utilizada de forma abusiva".

Además, subrayó que para que un regulador pueda hacer uso de la medida, requerirá antes "luz verde por parte de la Comisión".

Destacó entre las propuestas la puesta en marcha de una autoridad paneuropea "que trabaje con los reguladores nacionales y estimule las ventajas para los consumidores".

La nueva autoridad "reunirá a los responsables de las autoridades reguladoras nacionales en un organismo que podrá asesorar a la Comisión" y ser el "centro de excelencia del sector".

Será una autoridad comunitaria "de pleno derecho, independiente, que podrá expresarse libremente", destacó la comisaria.

Dicha autoridad se encargaría, entre otras tareas, de facilitar que el consumidor pueda "mantener su número de teléfono si se quiere cambiar de operador (portabilidad).

En ese trámite, el tiempo actual oscila entre un día y una semana, y la Comisión quiere fijar un plazo de 24 horas tras solicitarlo el usuario.

La autoridad también trabajará sobre el mantenimiento de la seguridad e integridad de las redes de telecomunicaciones, en especial Internet, y los servicios a los ciudadanos.

Bruselas quiere asimismo "inyectar eficacia" en el uso que hacen los Estados miembros de su espectro radioeléctrico, aprovechando el llamado "dividendo digital" (el excedente de frecuencias que habrá cuando en 2012 se concluya en la UE el tránsito del sistema analógico al digital).

Reding resaltó "la oportunidad única que surgirá" entonces, cuando la televisión abandone el sistema analógico y pase al digital, al aparecer "una gran gama de frecuencias para nuevos servicios, la televisión de alta definición y la banda ancha".

En relación a esto, dijo que hoy en la UE "hay muchos agujeros en la cartografía de la banda ancha" y que "sólo un 72 por ciento de la población rural en el conjunto de los Estados miembros tiene acceso a ella, un 23 por ciento menos que en las zonas urbanas".

La comisaria dijo querer "eliminar esas zonas ciegas" porque "todos los ciudadanos tienen derecho a la banda ancha" y pidió "favorecer el desarrollo de servicios paneuropeos inalámbricos", lo que será "bueno tanto para la industria como para el consumidor".

La propuesta deberá recibir el respaldo del Consejo de ministros de la UE y del Parlamento Europeo en los próximos meses para poder entrar en vigor como anunció Reding "a principios de 2010". EFECOM

ava/prb

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint