Empresas y finanzas

'El Pocero' intentó hacerse con la red de agua de Seseña de forma irregular

El Residencial Francisco Hernando, la urbanización de 13.500 viviendas que está levantando El Pocero en Seseña (Toledo), nació marcado por la polémica... y parece que cada nueva obra de este particular Manhattan está condenada a teñirse de conflictos.

El último ejemplo ha sido la adjudicación del depósito de agua que permitirá beber y ducharse a los vecinos de las 5.000 primeras viviendas, las únicas de todo el proyecto con licencia de obra.

Esta obra, codiciada por El Pocero, fue adjudicada por un importe de 5,09 millones de euros a la empresa Hispánica, cuya oferta fue la mejor valorada por la mesa de contratación del Ayuntamiento de Seseña (ver cuadro).

Las artimañas de El Pocero

Sin embargo, esta decisión de los técnicos iba en contra de los intereses de Onde 2000, la empresa de Francisco Hernando, que también se presentó al concurso. Para intentar ganarlo, el constructor presentó una recusación contra el alcalde, Manuel Fuentes, y todo los concejales de Izquierda Unida, alegando que debían abstenerse en la votación porque los conflictos judiciales que tienen pendientes con El Pocero les situaban en posición de incompatibilidad.

Onde 2000 ha interpuesto cuatro querellas criminales contra el alcalde de Seseña en varios juzgados de Illescas (Toledo), acusándole de prevaricación, injurias y calumnias.

Consultada sobre la posibilidad de que estos litigios pudieran ser motivos de incompatibilidad, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) respondió que "las causas de abstención sólo operan cuando el asunto es exclusivamente privado, pero no cuando es eminentemente público o institucional, como lo es en este caso el desarrollo de las funciones públicas llevadas a cabo por el alcalde".

Argumentos que utilizó el equipo de Gobierno de Seseña para desestimar la recusación de Hernando y ejercer su voto.

Además, antes de que fuera fallado el nombre del ganador, y sin tener licencia para ello, Hernando inició las obras del depósito de agua, lo que desembocó en la apertura de un expediente contra su empresa por parte del Ayuntamiento de Seseña, que todavía está pendiente de ser resuelto.

Información privilegiada

Éstas no fueron las única tretas del empresario para intentar hacerse con el contrato. Según figura en el acta de la sesión extraordinaria del Ayuntamiento de Seseña del pasado 10 de mayo, en la que se aprobó la adjudicación de la obra, El Pocero accedió irregularmente al resto de ofertas, que por ley deben mantenerse en anonimato.

Las sospechas de Fuentes apuntan a que Onde 2000 se hizo con esta información gracias a Felipe Sancho, portavoz del grupo municipal socialista, ya que fue el único edil que sacó del Ayuntamiento el acta de la mesa de contratación, con toda la relación de ofertas.

En el escrito de recusación presentado por Onde 2000 "se recogían las incidencias y lo hablado en la propia mesa de contratación, documentación que se supone le ha sido entregada por Felipe Sancho, quien ha cometido un delito, por no guardar la confidencialidad sobre un asunto que está en tramitaciónmunicipal y que se traída a Pleno", denunció Fuentes ante el resto de ediles el pasado 10 de mayo.

Unas palabras que no fueron escuchadas por ninguno de los cinco concejales que componían, por aquel entonces, la corporación municipal socialista, ya que todos ellos se abstuvieron de acudir a la sesión extraordinaria en la que se votó la adjudicación del depósito de agua. La portavoz del PP, Asunción Fructuoso, tampoco acudió, alegando motivos personales.

Unas ausencias que llamaron la atención del alcalde, sobre todo, al ponerlas en comparación con el interés que habían mostrado los portavaces de ambos partidos en anteriores reuniones, durante las cuales defendieron la propuesta de Onde 2000 como la mejor opción para los intereses del municipio.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud