Empresas y finanzas

Repsol, a las puertas de una subida de rating que le aleje del 'bono basura'

Repsol se encuentra en el ecuador de su plan estratégico con una situación brillante. La alianza con Sinopec para crear un gigante brasileño por más de 17.000 millones ha dado más que un balón de oxígeno a la petrolera. Analistas e inversores aplaudieron en su momento esta alianza y ahora incluso, por primera vez en una década, está cerca una revisión al alza de su rating.

Y es que los dos últimos años de Repsol han sido un periplo por el éxito, dejando atrás años de sequía en reservas y el varapalo en algunos países de Latinoamérica con la amenaza en ciernes de posibles nacionalizaciones auspiciadas desde Bolivia y Venezuela.

Esta evolución ha sido valorada de forma muy positiva por Standard & Poor's, que en su último informe sobre petroleras no descarta "la posibilidad de que la alianza con Sinopec contribuya a una futura presión al alza sobre el rating de la compañía o a una revisión con perspectiva positiva". Esta agencia, por el momento, mantiene la calificación de la compañía en 'BBB' (nota media dentro de la calidad aceptable, pero a sólo dos peldaños del bono basura o grado de no inversión.

Alianza con plusvalías

Una de las claves de la operación de Sinopec es que el grupo chino suscribirá íntegramente una ampliación de capital de Repsol Brasil por 5.450 millones de euros. Gracias a esta maniobra, la petrolera reducirá, al menos temporalmente, su deuda a niveles insignificantes. Su beneficio bruto de explotación será un 56% superior a su deuda.

La razón es que la alianza con el gigante chino supone una plusvalía neta para Repsol de 2.860 millones de euros, cantidad que, junto a otras desinversiones, como la de la refinería brasileña Refap y la venta parcial de YPF, permitirá a la petrolera fortalecer su balance. Con esta nueva situación, Repsol puede abordar nuevos proyectos y conseguir inversiones con mucho menor coste si finalmente se materializa una subida del rating.

También podrá consolidar la senda de crecimiento de la retribución al accionista, retomada ya el pasado año. Con cargo a 2010, el grupo abonará 1,05 euros por título, un 23% más que en 2009, cuando cayó un 19 % por el desplome del beneficio y abrió la brecha con su primer accionista, Sacyr.

Recomendación de compra

La evolución del dividendo es el principal atractivo de los inversores. De hecho, cuando se vio esta tendencia hace unos meses Repsol se convirtió en el único peso pesado del Ibex que aconsejaba comprar la media de analistas, situación que ahora comparte con Telefónica.

Tras una batería de revisiones al alza en las valoraciones de Repsol con subidas de hasta tres euros tras la alianza con Sinopec, la petrolera mejoró muchísimo su escenario, ya que en tan sólo dos años puede volver al beneficio récord de 2007. Esta evolución también ha repercutido en el dividendo, ya que el grupo que preside Antonio Brufau ha recuperado el dividendo de la discordia con el presidente de Sacyr, Luis del Rivero.

Pero la situación de Repsol era bien distinta a principios de década. Alfonso Cortina lideró la expansión de la compañía por Iberoamérica con la malograda compra de la argentina YPF en 1999 que a la postre cargó de deuda a la compañía. Tras la devaluación del peso argentino, la compañía quedó atrapada con un endeudamiento de dos veces su beneficio de explotación y sin posibilidad de crecimiento. En 2004, llegó Brufau a la presidencia con la intención de "llenar la nevera de reservas". Pero el escenario era bastante delicado en ese momento.

Entre 2004 y 2005, Moody's fijó una nota cercana al bono basura de Baa2, que quiere decir situación arriesgada. Por su parte, en estos años Fitch y Standard and Poor's situaban su nota sobre Repsol dos y tres escalones por encima del bono basura. A partir de 2005, Moody's elevó tibiamente la calificación para situarse al mismo nivel que las otros dos firmas.

El varapalo de Latinoamérica

Sin embargo, en 2006 la situación se torció para Repsol . El grupo tuvo que ejecutar una reducción de un 25% en sus reservas de gas en Bolivia, Venezuela y Argentina. En ese momento, las tres agencias de calificación situaron en perspectiva negativa la nota del grupo, lo que se prolongó hasta 2008 con algunas variaciones (incluso Moody's bajó un escalón). Fue en este ejercicio cuando se mejoró levemente la situación de Repsol , aunque la caída del petróleo provocada por la fuerte crisis económica mundial volvió a ser un obstáculo.

Otro de los puntos que lastró a Repsol fue el respaldo que tuvo que aportar con una ampliación de capital a su participada Gas Natural para que formalizase su opa sobre Unión Fenosa en 2009. En los dos últimos años Repsol ha intensificado la actividad de exploración y producción y fue así cuando comenzó la apabullante cifra de descubrimientos, con los que ha conseguido recuperar más del 94 por ciento de su tasa de reservas. Los tres éxitos exploratorios obtenidos en Brasil, Sierra Leona, Bolivia y Argentina se suman a los 15 hallazgos realizados durante 2009.

comentariosforum12WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 12

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
quimera
A Favor
En Contra

Esto es de risa ... se tiene que ir "por patas" de Libia con lo que debe suponer ¿Y le van a subir el rating?

Observémosles bien fijamente porque debería ser inviable por ese NEGATIVO que aparece con Libia.

Puntuación 8
#1
Aparecida
A Favor
En Contra

No sabia que Repsol estuviera en tan mala situación. Si compañías con rating AAA han quebrado (Enron, Lehman), a una con BBB le deben quedar dos telediarios. He dado orden de venta de todas mis acciones esta mañana, gracias a este artículo. Muchas más se deberían escribir como este, poniendo de manifiesto la pésima gestión de muchas compañías españolas como Repsol.

Puntuación 22
#2
financiero
A Favor
En Contra

Según los últimos resultados publicados por Repsol hace dos meses, la deuda financiera es de 19.500 millones (algo más de 23.000 millones si se incluyen las preferentes). Eso es el triple de la que tenía en 2004, cuando Brufau entró como presidente. Si en 2004 la tenían en BBB, ahora con el triple de deuda y los problemas en Libia, Argelia, Argentina, Ecuador, Venezuela o Bolivia, la bajarán rápidamente a bono basura. Sobre todo siendo la petrolera más endeudada a nivel mundial.

Puntuación 25
#3
Julian
A Favor
En Contra

Una compañía como Repsol que ha sufrido un proceso de vaciamiento y venta de activos acelerado en los últimos años no puede tener un rating superior a BBB. Las reservas de hidrocarburos están cayendo todos los años desde hace siete, y ahora son menos de la mitad de lo que eran en 2004; la producción ha pasado de más de 1,2 millones de barriles diarios a menos de 0,9 millones; en Brasil, que era el futuro de la compañía, han vendido todo el negocio downstream y han cedido o abandonado la mayor parte del negocio upstream en los dos últimos años, con caídas en la producción y las reservas; la deuda disparándose por malas inversiones y compras desenfocadas en proyectos fracasados que no le han aportada nada más que dolores de cabeza, como Gassi Touil, Persian LNG, o la ampliación de Gas Natural; y el resultado cayendo desde el año 2000 en más de un 30%, a pesar de que el precio del crudo se ha quintuplicado desde entonces. Si a eso le sumas una sequía exploratoria casi completa en los últimos 18 meses, con un record de fracasos en el presal brasileño (ninguno los pozos perforados en los bloques operados por Repsol ha tenido éxito), y con la tasa de reposición de reservas más baja del sector en los últimos cinco años (no llegan a reponen un barril por cada cinco que consumen), está claro que la empresa no tiene futuro, ni capacidad para mejorar su rating.

Puntuación 36
#4
accionista
A Favor
En Contra

"malograda compra de la argentina YPF en 1999"?. En primer lugar, malograr significa no llevar a cabo. Si un periodista no conoce su idioma, mal andamos. En segundo lugar, YPF le ha dado a Repsol solo en los últimos cuatro años, entre dividendos y ventas de acciones, más de 12.000 millones de dólares. Como la compraron por 15.000 millones, la rentabilidad anual ha sido del 20% (frente a una rentabilidad de Repsol del 6% en el último año). En tercer lugar, solo con los dividendos de los últimos 12 años ya han recuperado el 120% de la inversión, y si la vendieran por el precio en bolsa hoy (19.000 millones) ganarían el 240% de la inversión. Ya me gustaría que el resto de las inversiones de Repsol fueran tan "malogradas" como esta. En cuarto lugar, YPF representa dos tercios de la producción de hidrocarburos de Repsol, más de la mitad de sus reservas de crudo y gas, y el 40% de su capacidad de refino y comercialización. No está mal para algo "malogrado". Sin YPF, Repsol pasaría del puesto 37 de las petroleras mundiales a estar por debajo del 60, en términos de capitalización, y pasaría del 31 al 58, en términos de reservas petroleras. Toma "malogrado".

Puntuación 42
#5
Consultor
A Favor
En Contra

Me quedo perplejo ante este ¿noticia?. No sabía que los periódicos eran los que le decían a las agencias de calificación qué rating deben poner a las compañías. Respecto a los planes estratégicos de Repsol, todos han sido un desastre, especialmente los últimos. Nunca han cumplido los objetivos de incremento de dividendo, rentabilidad, resultados, reservas o producción, muchos proyectos han sido auténticos fiascos. La deuda se les dispara siempre, nunca alcanzan las tasas de reposición anunciadas, etc. Y aún encima, alguno sale a aplaudir una gestión nefasta. Increíble.

Puntuación 21
#6
Luis
A Favor
En Contra

No entiendo como se puede negar que la compra de YPF, fué un fiasco que ha lastrado la compañía.

Puntuación -25
#7
Paco Ron
A Favor
En Contra

Ojala la compra de YPF hubiera sido un fiasco. Así tendrían a alguien a quien echarle la culpa de haber ido de cagada en cagada en los últimos 10 años. Pero el fiasco son los gestores, no YPF. YPF ha sido la inversión que más beneficio ha dado a Repsol en su historia.

Puntuación 28
#8
Luismi
A Favor
En Contra

Sería absurda una subida de rating. Repsol ha pasado en los últimos años de ser una petrolera integrada a convertirse en una refinera. Y las refineras, especialmente en Europa Occidental, están abocadas al cierre o la reestructuración. En el 2004, Repsol producía más de 600.000 barriles diarios de crudo, y refinaba cerca de 700.000, por lo que estaba equilibrada. Ahora produce menos de 400.000 barriles diarios de crudo, y refinará, en cuanto entre en funcionamiento la nueva expansión de Cartagena, más de 1,1 millones de barriles. Ha perdido el tren del upstream, y tal como está el mercado, no es factible que vuelva a recuperarlo.

Puntuación 17
#9
en este pais ya no cabe un envidioso mas
A Favor
En Contra

La envidia es libre..pero yo tengo bastantes acciones de Repsol y las voy a mantener para cobrar mis dividendos que me permiten viajar

Los que estan bien jodidos son los de Rumasa esos si que no van a cobrar dividendos de ningún tipo

Puntuación -2
#10
en este pais ya no cabe un envidioso mas
A Favor
En Contra

La envidia es libre..pero yo tengo bastantes acciones de Repsol y las voy a mantener para cobrar mis dividendos que me permiten viajar

Los que estan bien jodidos son los de Rumasa esos si que no van a cobrar dividendos de ningún tipo

Puntuación -2
#11
Ender
A Favor
En Contra

Publi-reportaje.

Puntuación 4
#12