Empresas y finanzas

Rocket quiere multiplicar por cuatro su tamaño y se plantea adquisiciones

  • La agencia de marketing digital tiene como objetivo crecer un 44% en 2022
Nacho Rodés, co fundador de Rocket Digital

Rocket Digital, agencia especializada en marketing digital, crece a pasos agigantados. En los dos últimos años, en plena crisis económica provocada por el Covid-19, el margen bruto ha crecido un 55%, y la plantilla, con catorce nacionalidades y una media de edad de 30 años, un 34%. En 2021, concretamente, la facturación alcanzó los 7,5 millones de euros y el margen bruto, los 3,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 30% en la tasa interanual. Estas cifras se enmarcan dentro de su Plan Estratégico 2020-2025.

"Estamos cumpliendo el plan a rajatabla. Nuestro margen bruto y ebitda crece año a año por lo que hemos salido de esa fase de startup de negativo y financiados para ser solventes y con crecimiento. Seguimos con la hoja de ruta hacia 2025 cuando queremos alcanzar los 10 millones de euros de margen bruto", explica a elEconomista Nacho Rodés, co fundador de Rocket Digital. ¿El objetivo para 2022?  "Crecer un 44% y de momento en el primer trimestre se está cumpliendo", celebra el directivo.

Nacieron en Barcelona en junio de 2014 y desde entonces tienen oficinas en Madrid y Barcelona además de un creciente negocio en Italia. ¿Su próximo objetivo? "Francia antes de 2025", afirma convencido Rodés. "Estamos apostando por la diversificación, tanto en industrias, como en canales como en mercados", detalla.

Cuenta con 74 empleados y quiere llegar a los 100 al cierre de 2022

En estos años la plantilla ha crecido hasta cerca de 80 empleados a tiempo completo y esperan poder alcanzar las tres cifras de cara a fin de año, quieren cerrar 2022 con la cifra redonda de 100 de trabajadores. Aunque reconoce que "no está siendo fácil". "La demanda de perfiles profesionales ha crecido exponencialmente mientras que la oferta que está en crecimiento pero no es tan elástica. Profesionales hay, profesionales con experiencia no hay tantos, el mercado está tensionado", asegura.

En la actualidad Rocket tiene seis líneas de actividad: Rocket ROI (advertising y media), Rocket Tech (desarrollo y tecnología), Rocket Retail (marketplaces), Rocket Studio (creatividad y diseño de producto digital), Rocket Data-CRO (analítica y optimización) y Rocket SEO (posicionamiento orgánico).

La publicidad fue un de los sectores más castigados durante los primeros meses de la pandemia, sin embargo, Rocket fue capaz de sortear este castigo. "2020 fue un año muy malo para la publicidad, nadie quería salir en las pausas de las noticias sobre Covid. Pero siendo sincero no lo hemos notado en canales digitales, es más, hemos notado una aceleración en el crecimiento enorme", matiza el directivo de Rocket.

Los datos avalan su afirmación. Según el último informe publicado por Infoadex tanto en 2020 como en 2021 la inversión publicitaria fue superior en los canales digitales que en la televisión. El primer año de la pandemia digital recibió una inversión de 2,1 millones de euros frente a los 1,6 millones de televisión, mientras que en 2021 la inversión en digital fue de 2,4 millones frente a los 1,7 millones de televisión.

Crecimiento inorgánico

En estos ocho años, Rocket siempre ha crecido de manera orgánica, es decir, a base de aumentar su volumen de negocio. Sin embargo, no descartan que en un futuro cercano se produzca también crecimiento inorgánico, es decir, llevar a cabo alguna fusión o adquisición. "El mercado está muy caliente. En lo que va de año ha habido mucho interés por nuestra humilde compañía, algo que no había pasado nunca. Pero nosotros tenemos el objetivo claro de seguir por nuestro camino y esto incluye hacer orgánico e incluye, por qué no, hacer ofertas a otras compañías igual que nos han hecho a nosotros", apunta el fundador de Rocket.

Otros escenarios como la entrada de un inversor o la salida a bolsa parecen más ficticios aunque desde la compañía reconocen que no hay ninguna puerta cerrada. "Para abrir las puertas a un nuevo socio debería tener un componente estratégico y aportar un valor añadido altísimo. Ahora mismo por razones financieras no está sobre la mesa", explica Rodés.

Sobre la posibilidad de dar el salto al parqué y empezar a cotizar, Rodés no cierra la puerta del todo: "Hablamos en 2025". 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin