Empresas y finanzas

Mikhail Fridman, dueño de Día, pide el fin de la guerra mientras las sanciones a Rusia le salpican

  • Alfa Bank está estrechamente ligado al gobierno ruso
  • Es uno de los principale prestamistas de Ucrania
Mikhail Fridman, due?o de D?a y fundador de Alfa Bank | Foto: Dreamstime

Mikhail Fridman, dueño de Día y uno de los hombres más ricos de Rusia, ha pedido que cesen las hostilidades en territorio ucraniano. No obstante, esta solicitud ocurre en un momento en el que la cumbre europea extraordinaria pretende dar un severo golpe al sistema bancario del país de Vladimir Putin por su ataque a Ucrania.

Debe terminar el "derramamiento de sangre", ha dicho Fridman. Sin embargo, el magnate ruso no ha querido culpar al presidente ruso de su incursión en territorio ucraniano, sino que solo ha pedido que cese el conflicto.

Fridman está estrechamente relacionado con Putin

Fridman ha andado con pies de plomo con sus declaraciones, ya que Alfa Bank, la entidad bancaria que constituyó, está estrechamente ligada al ejecutivo ruso, a pesar de ser un banco comercial privado.

Aquí es donde aparece el bloque europeo. La cumbre extraordinaria quiere afectar al 70% del sistema bancario ruso, una parte del tejido empresarial al que pertenece Fridman. Las sanciones pasan por impedir que tanto Alfa Bank, como Bank Okritie, se refinancien en el mercado europeo, algo que podría afectar directamente al magnate ruso.

"No hago declaraciones políticas, soy un hombre de negocios con responsabilidades para mis muchos miles de empleados en Rusia y Ucrania", ha dicho Fridman en una carta enviada al personal de su firma de capital privado, LetterOne, tal y como recoge Financial Times.

"Sin embargo, estoy convencido de que la guerra nunca puede ser la respuesta. Esta crisis costará vidas y dañará a dos naciones que han sido hermanas durante cientos de años", prosiguió en unas declaraciones que más parecen estar ligadas a sus intereses empresariales en Rusia que a un sincero compromiso con el fin de la guerra.

Fridman, que es bien conocido en España por la OPA que le permitió adueñarse del 70% de la cadena de supermercados Día, y por haber estado estrechamente relacionado con el Prestige y con la quiebra de Zed, goza de un notorio poder en las altas esferas de la política rusa.

Tanto es así, que Petr Aven, socio comercial de Fridman, asistió a la mesa redonda en la que Putin explicó su razón para iniciar el conflicto y analizó las posibles medidas para mitigar las sanciones occidentales. A esta reunión solo asistieron los principales oligarcas y altos cargos empresariales de Rusia.

Fridman es uno de los principales prestamistas de Ucrania

Sin embargo, los intereses de Fridman no se limitan a Rusia. Alfa Bank es uno de los principales prestamistas de Ucrania, país en el que nació el magnate cuando el territorio todavía pertenecía a la URSS.

Por otro lado, Fridman tiene que lidiar con otro frente abierto en Alemania, donde el ejecutivo ha decidido paralizar la construcción del gasoducto Nord Stream 2, cuya ejecución estaba en manos de Gazprom, propiedad de Rusia, y de otras empresas entre las que aparece Wintershall Dea.

Esta última compañía, a pesar de ser mayoritariamente propiedad del grupo alemán BASF, también cuenta con algunos accionistas minoritarios, donde, de nuevo, aparece LetterOne, propiedad de Mikhail Fridman.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud