Empresas y finanzas

La española Gigas despliega la fibra óptica más veloz de Portugal

  • Ofrece al mercado de empresas conexiones de simétricas de FTTH de hasta 10 Gigabits
  • El grupo de servicios de telecomunicaciones invertirá en el proyecto 30 millones
Diego Cabezudo, consejero delegado del Grupo Gigas

La multinacional española Gigas, especializada en la prestación de servicios convergentes de telecomunicaciones, ciberseguridad y cloud para empresas, acaba de dar un salto de gigante en Portugal con el despliegue de la primera fibra óptica (FTTH) de 10 Gigabits por segundo (Gbps) simétricos dedicada exclusivamente a empresas. Con este anuncio, Oni -filial luda de Gigas- se desmarca de sus competidores del segmento de empresas con la conectividad de mayor velocidad del mercado portugués.

Con este movimiento, la compañía que lidera Diego Cabezudo se convierte en el primer operador en Portugal en ofrecer esta velocidad a empresas a través de la tecnología de última generación XGS-PON. Según explican fuentes de la empresa, el acuerdo es fruto de la "apuesta por la innovación que el operador ONI, perteneciente al Grupo Gigas (compañía compró el negocio a MásMóvil), ha llevado a cabo a lo largo de sus dos décadas de historia".

Entre otros detalles, la oferta no incluirá compromiso de permanencia. Las mismas fuentes añaden que las redes ópticas disponibles en el país luso, al igual que sucede en el mercado español, son mixtas: residenciales y empresariales. "Esto implica una sobrecarga que se produce, especialmente, por un uso intensivo que los usuarios residenciales hacen de las mismas (con altas tasas de consumo de vídeo en streaming, videojuegos y redes sociales, entre otros) y que impacta directamente en la calidad del servicio que se ofrece a las empresas".

Gigas ha desplegado más de 75.800 kilómetros de pares de fibra en todo el país

En el caso de red óptica de gama alta de Gigas garantiza "unos altos estándares de calidad de la red de la que se beneficiarán las empresas, lo que redundará en una mejora de su digitalización, e impulsará la economía del país".

Dicha red se basa en la infraestructura de fibra en la que ONI, filial portuguesa de Gigas, ha invertido un acumulado de 550 millones de euros en sus 20 años de historia. En este período, la compañía ha desplegado un total de 9.200 kilómetros de cables ópticos que cubren todo el país y más de 75.800 kilómetros de pares de fibra.

La compañía española espera cubrir en torno al 36% del segmento de empresas, con cerca 52.000 corporaciones y con un total de 120.000 compañías lusas si incluimos las de otros tamaños. Para este proyecto, el grupo Gigas espera hacer una inversión de 30 millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin