Empresas y finanzas

Nara Capital: "Las 'startups' españolas de salud tienen precios un 40% más bajos"

  • La nueva gestora con sede en Barcelona prevé retornos de entre el 30% y el 40%
  • Fond-ICO invertirá hasta 20 millones de euros en el nuevo venture capital
  • Tiene dos programas de inversión: un fondo de health y otro de growth capital.
De izda. a dcha., Joan Mercadal, Josep Magdalena (CEO) y Daniel Oliver, Socios Fundadores de Nara Capital

España es una gran potencia científica y la nueva gestora multiactivos Nara Capital -con sede en Barcelona y en proceso de autorización por la CNMV- es consciente de la oportunidad única de inversión que existe en startups españolas de salud y biotecnología. La única nueva gestora seleccionada por el Fond-ICO Global en su última convocatoria cuenta con dos programas de inversión: un fondo de health y otro de growth capital. El primero, Nara Health Capital, aspira a levantar más de 20 millones de euros con tres empresas ya en cartera: Angarus, Aortyx y Biointaxis. Su objetivo es contribuir a lo que el venture capital ya ha logrado antes en Boston, Tel-Aviv o Zúrich: convertir la ciencia en empresa y en producto.

¿Cómo surgió la creación de Nara Capital? ¿Detectaron un hueco por cubrir en España?

Sin duda. Los socios fundadores de Nara Capital llevamos muchos años apostando por la producción científica española, que es excelente, invirtiendo en ella y apoyando al ecosistema emprendedor desde Capital Cell, la plataforma de financiación participativa, el mundo del capital riesgo, la investigación y como emprendedores en serie. Pero, pese a ser una potencia científica innegable, hay pocos inversores especializados y una gran demanda. Nara Capital nace, precisamente, para aprovechar esas oportunidades únicas generando valor a largo plazo para nuestros inversores y un impacto positivo en la comunidad. La actividad científica de España es excelente y, concretamente, Barcelona y Madrid son dos regiones líderes, entre las primeras del mundo en producción científica de calidad. Se trata de una industria de alto valor añadido que puede generar riqueza, impulsar nuestra economía y crear puestos de trabajo.

¿A qué se deben las bajas valoraciones de las 'startups' españolas respecto a otros mercados?

En España hay pocos inversores especializados en biotech y salud digital. En 2015 había cinco y actualmente hay ocho, aunque de una gran calidad. La consecuencia es que un emprendedor de una startup biotecnológica puede llamar a escasas puertas y, si hay pocos inversores, los precios son más bajos. Somos el onceavo productor científico mundial. Producimos más ciencia que muchos países que dedican más recursos y capital ¿Cuántos descubrimientos españoles se publican en revistas científicas de primera línea? En conclusión, hay más startups científicas de las que los inversores especializados pueden digerir. Por este motivo, no resulta extraño que una startup biotecnológica española tenga una valoración un 30% o 40% inferior a la de otra comparable en Londres, Berlín o, por supuesto, Estados Unidos.

Nara Health Capital aspira a levantar más de 20 millones con tres empresas ya en cartera: Angarus, Aortyx y Biointaxis

¿Qué tamaño tendrá el fondo Nara Health Capital y cómo marcha el proceso de captación de capital?

Nuestra aspiración es ser un fondo con un tamaño objetivo de 20 millones de euros, con posibilidad de ampliarlo si el fundraising sigue evolucionando como hasta ahora. Hay pocos fondos trabajando en fases iniciales en el sector y la competencia en este segmento no es elevada. Los tres socios fundadores aportamos un millón de euros. Nuestra base inversora será amplia y variada, con tickets medios de unos 500.000 euros. El ticket mínimo son 200.000 con un perfil de inversores variado: pequeños empresarios, family offices del sector farmaceútico y altas fortunas interesadas en este sector, junto a otros más financieros. Actualmente estamos en conversaciones con varios inversores de fuera de España, de países como Israel y México.

Nara Health nace ya con tres empresas en cartera, una de ellas en Estados Unidos...

Así es, hasta la fecha contamos con tres inversiones ya realizadas. Una de ellas es una empresa estadounidense llamada Angarus, especializada en anti-tumorales, donde coinvertimos con el fondo de la Universidad de Stanford; la otra es Aortyx, una spin-off de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería IQS y el Hospital Clínic de Barcelona, pionera en el desarrollo de nuevos dispositivos médicos para la reparación vascular y la tercera es Biointaxis, que desarrolla un tratamiento de terapia génica para la ataxia de Friedreich, una enfermedad neurodegenerativa progresiva, hereditaria y poco común que afecta típicamente a adolescentes y adultos jóvenes. Esta última es una empresa también barcelonesa que ha salido del Hospital Germans Trias i Pujol y que está desarrollando una terapia génica capaz de modificar la información genética de pacientes con enfermedades raras. En las tres empresas hemos entrado como accionistas minoritarios con presencia en el Consejo de Administración.

No invertir en salud ahora es como estar en los 'años 80' y no apostar por lo digital

¿Cuántos proyectos tendrá Nara Health finalmente en cartera?

El objetivo es entrar en 15 o 20 empresas de las cuales acabaremos haciendo inversiones de seguimiento (follow on) en entre cuatro y seis compañías. No solo en España, tenemos socios en Israel (Tel Aviv), uno de los ecosistemas más potentes en tecnología médica en Europa, por lo que invertiremos también una parte del fondo en Europa. Haremos un número limitado de inversiones pero con un potencial de retorno mucho más elevado. Queremos acelerar y respaldar empresas con un claro propósito: reinventar la atención médica a través de la ciencia de vanguardia. Estamos abiertos, sin duda, a coinversiones porque seguramente analizaremos empresas o proyectos que pueden interesar a otros fondos e inversores no especializados para suscribir rondas lideradas por nosotros.

¿Qué retornos prevén alcanzar con Nara Health?

Como en todo venture capital, la tesis de inversión es que algunas startups funcionarán muy bien, otras regular y otras pueden fracasar. Ése es el partido. Nuestro objetivo es entrar en alguna startup que logre retornos del orden de 50 a 100 veces la inversión. A priori, el mercado ya está dando retornos muy elevados, por lo que estimamos alcanzar rentabilidades de entre un 30% y un 40% ( TIR anual). Apuntamos a un sector donde las valoraciones de entrada oscilan entre dos y ocho millones de euros y, desde hace bastantes años, las salidas globales están siendo de media un 60% superiores a las de las empresas digitales. Estamos apuntando al sector que ahora mismo está registrando algunos de los éxitos más grandes del mundo.. En España, en el ranking de las 10 mayores desinversiones de startups, seis se han producido precisamente en el sector salud y biotech. El mercado ya es una realidad a nivel de beneficios y de retornos.

Las valoraciones son un 30% o 40% inferiores a las de Londres, Berlín o Estados Unidos

Apoyan a emprendedores que están reinventando la atención médica. ¿La biotecnología cambiará todos los aspectos de nuestras vidas?

Sin duda. Ahora todos tenemos muy presente la importancia de la investigación y las vacunas del Covid, pero la biotecnología lleva muchos años acelerando su transformación y con crecimientos bastante por encima del mercado. Actualmente no invertir en salud y medtech es comparable a estar en los años 80 y no apostar por el negocio digital y las comunicaciones. El sector atraviesa una transformación radical.

¿Cuáles son sus previsiones para este año 2022?

Nuestra prioridad actual es hacer un primer cierre del fondo, pero seguimos analizando una docena de empresas por semana. En concreto, dos o tres proyectos ya están en fases de análisis más avanzado, por lo que, una vez realizado el primer cierre, anunciaremos nuevas inversiones con una media de entre una y tres operaciones por trimestre.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin