Empresas y finanzas

Ferrovial se alía con Intel para el desarrollo de autopistas inteligentes

  • Refuerza su plataforma Aivia con el gigante americano tras sumar a Telefónica
  • Negocia incorporar a esta iniciativa a otras multinacionales como AT&T y Ericsson
Ignacio Madridejos, consejero delegado de Ferrovial.

Ferrovial redobla su apuesta por las carreteras con tecnologías 5G con una nueva alianza de calado. El grupo de infraestructuras español ha sellado una acuerdo con el gigante tecnológico estadounidense Intel para que se incorpore a su plataforma Aivia Orchestated Connected Corridors, el nombre del proyecto que promovió a comienzos de 2021 junto con Microsoft, 3M y Kapsch TrafficCom.

El acuerdo con Intel sucede al alcanzado hace unas semanas con Telefónica Tech, la unidad de negocios digitales de Telefónica, y previamente con la consultora tecnológica francesa Capgemini. Y no será el último. No en vano, Ferrovial ha negociado en los últimos meses con otros líderes mundiales como la operadora de telecomunicaciones americana AT&T y la sueca Ericsson, según informan fuentes conocedoras. El grupo que dirigen Rafael del Pino e Ignacio Madridejos declinó hacer comentarios. De igual modo, la plataforma está abierta a añadir otro tipo de socios, como fabricantes de equipamientos para automóviles.

Ferrovial incorpora con Intel un aliado de relieve en su apuesta por las carreteras del futuro. La firma estadounidense ha desarrollado múltiples iniciativas en los últimos años. Así, como miembro de 5G Automotive Association (5GAA), trabaja con legisladores, fabricantes y propietarios de infraestructuras para implementar vehículos móviles en todo el mundo (C-V2X). Esta tecnología basada en estándares 5G ayuda a garantizar que los vehículos, la infraestructura y otros usuarios de carreteras estén conectados y puedan desplazarse de forma segura. Intel también ha sido un miembro activo de organismos técnicos y contribuye al desarrollo de estándares para la percepción colaborativa, la coordinación de maniobras y la detección de mal comportamiento.

Intel desarrolla múltiples iniciativas para las carreteras del futuro en China, Alemania o EEUU

Además, los fabricantes industriales alemanes colaboraron con Intel en un proyecto de investigación con el objetivo de mejorar la agilidad de los vehículos automatizados, la seguridad de los vehículos y el flujo general de tráfico en las carreteras. Con procesadores Intel Xeon dentro de nodos perimetrales, el proyecto cubrió una sección de dos kilómetros de una autopista entre Múnich y Nuremberg, transmitiendo información del tráfico a los vehículos que se aproximaban e identificando posibles riesgos futuros.

De igual modo, Shenzhen JHC Technology Development Co. (JHCTECH) se asoció con Intel para mejorar la infraestructura de transporte existente y los sistemas ETC de China. La serie JHCTECH ETC IPC puede detectar e identificar vehículos automáticamente, permitiendo que las tasas de peaje se pagan sin detenerse. Intel acumula más proyectos en el mundo relacionados con la gestión del tráfico inteligente con el uso del Internet de las Cosas (IoT), con sensores, cámaras e Inteligencia Artificial para mejorar la seguridad y la eficiencia de las infraestructuras.

Ya está en pruebas

Con Aivia, Ferrovial y sus socios quieren impulsar las carreteras con tecnologías 5G sobre las que puedan coexistir vehículos convencionales, conectados y autónomos. La plataforma ya está probando nuevas formas de construir e implementar la infraestructura física y digital necesaria para las autopistas del futuro, aprovechando al máximo innovaciones tales como el 5G, CV2X, tecnologías de simulación, supervisión avanzada y tecnología sensorial para hacer carreteras más resilientes. El desafío es reducir los tiempos de desplazamientos y la congestión al tiempo que se garantiza una red de banda ancha 5G a lo largo de las carreteras que proporcionará información al vehículo para mejorar la experiencia del viajero, permitiendo el acceso al infoentretenimiento, y su seguridad.

Ferrovial y sus socios tienen como objetivo a corto plazo aplicar las tecnologías testadas en la autopista I-66 de Virginia, en Estados Unidos, un activo controlado y gestionado por la firma española a través de su concesionaria Cintra. Con ello se proponen lanzar, para finales de 2022, la primera autopista conectada que comparte información de seguridad con vehículos y conductores en tiempo real.

La I-66 será una primera piedra de toque de esta iniciativa que tendrá continuidad en otras autopistas operadas por Ferrovial en el mundo. No en vano, los principales activos de Cintra, la autopista North Tarrant Express (NTE), en Dallas (Estados Unidos), y la 407 ETR, en Toronto (Canadá), están siendo los bancos de pruebas para que Aivia teste nuevas soluciones físicas y digitales.
El objetivo principal de Aivia es fijar el estándar para la infraestructura y la tecnología del futuro, en el que vehículos convencionales, conectados y autónomos puedan coexistir en armonía y que el máximo de los beneficios de estas tecnologías pueda aprovecharse para maximizar la seguridad y el flujo del tráfico en las autopistas. Entre las áreas de desarrollo de la iniciativa se encuentran la señalización, las marcas viales, los equipos de telecomunicaciones, los servicios digitales ITS/V2X y los sistemas de seguridad vial.
Los socios de la plataforma están actualmente testando varias tecnologías y proveedores en condiciones de tráfico real en las autopistas norteamericanas de Ferrovial para garantizar la mejor eficiencia en su categoría de la infraestructura, los dispositivos de detección y los sistemas de monitorización.
En concreto, Ferrovial, en colaboración con 3M están renovando tramos de la carretera con una gama de materiales y soluciones que incluyen marcaje con cinta retrorreflectante, de cuatro a cinco veces más brillante que ahora y visible en todas las condiciones de conducción, que será crucial para garantizar el funcionamiento seguro de los vehículos autónomos bajo cualquier condición.
Además, respecto al hardware de detección, la firma está desplegando nuevos equipamientos inteligentes como lidar, radar y soluciones de visión automática para detectar todo lo que pasa en la carretera. No obstante, los mejores sensores del futuro estarán en los propios coches. Con el Internet de las Cosas (IoT) se controlarán averías de coches, golpes en las barreras o hielo en la carretera. Asimismo, la compañía española desplegará nuevos sistemas de comunicación que se convertirán en parte de los diseños estándar de nuevas autopistas, con la instalación de nuevas unidades de radio para recibir información y datos sobre el estado de los vehículos, y también para retransmitir mensajes de seguridad electrónicos a los vehículos conectados (C-V2X) en tiempo real.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.