Empresas y finanzas

Las 'telecos' y aerolíneas aplazan dos semanas la 'guerra del 5G' en EEUU

  • AT&T y Verizon retrasan el servicio ante el pánico por las interferencias en vuelo
  • Las emisiones de las antenas de móvil próximas a los aeropuertos podrían afectar en los altímetros
Aspecto del interior de una torre de control. Foto: Getty Images

Los principales operadores de telecomunicaciones de Estados Unidos han decidido retrasar dos semanas el despliegue de las redes mejoradas de 5G previsto para el miércoles 5 de enero. El temor de las compañías aéreas ante la posibilidad de que ciertas frecuencias produzcan interferencias en la tecnología de despegue y aterrizaje ha sido más fuerte que las ganas de los operadores de comenzar a rentabilizar sus inversiones en la nueva tecnología celular, estimadas en más de 70.000 millones de dólares (62.000 millones de euros)

La industria aérea de los EEUU, liderado por la FAA (Federal Aviation Administration), considera que el espectro radioeléctrico del 5G comprendido entre los 3,7 GHz y los 3,98 GHz puede interferir fatalmente en el equipamiento de vuelo. En concreto, esa banda podría desvirtuar la lectura de los altímetros electrónicos de los aviones, que emplean rangos de frecuencia de entre 4,2 GHz y 4,4 GHz. Las aerolíneas consideran que espacio radioeléctrico en blanco entre ambas frecuencias, de apenas 500 MHz resulta insuficiente para garantizar plenamente la seguridad de las operativas de los aviones. Por esos motivos, el sector aéreo ha movilizado todo su poder de presión política para evitar el encendido de las nuevas redes móviles, especialmente en las zonas próximas a los aeropuertos. Y el resultado provisional es de victoria para los gigantes de la aeronáutica ya que AT&T y Verizon, los dos líderes del mercado de los EEUU, han convenido aplazar hasta el 19 de enero la puesta en servicio de sus estaciones base con este 5G especialmente valioso en términos de velocidad, capacidad y latencia.

"A petición del secretario de Transporte de los EEUU, Pete Buttigieg, hemos aceptado voluntariamente un retraso adicional de dos semanas en nuestro despliegue de servicios 5G de banda C", dijo AT&T en un comunicado enviado por correo electrónico. "También seguimos comprometidos con las mitigaciones de la zona de protección de seis meses y sabemos que la seguridad de la aviación y el 5G pueden coexistir y confiamos en que una mayor colaboración y evaluación técnica disipará cualquier problema", según explican dichas fuentes al portal Fox Business.

Lo que ahora queda en el aire es qué sucederá durante estas dos semanas de gracia. Nadie sabe qué estudios se abordarán durante estos días para tranquilizar a la FAA sobre la inocuidad de la denominada Banda C de telefonía. De hecho, esos mismos recursos radioeléctricos conviven en las dos industrias sin aparente malestar en otros países del mundo, como ocurre en Francia o Canadá, por ejemplo. La primera consecuencia de la tregua de las telecos congela provisionalmente el enfrentamiento legal que mantiene la FAA, las aerolíneas y el Departamento de Transporte de los EEUU contra las compañías aéreas y la Comisión Federal de Comunicaciones, organismo que aprobó el uso de estas frecuencias.

Con vistas a las próximas semanas, la asociación empresarial Airlines for America (A4A) ya ha puesto a sus abogados a trabajar en una demanda de alcance imprevisible ya que "los aviones no podrán confiar en los radioaltímetros para numerosos procedimientos de vuelo y, por tanto, no podrán aterrizar en ciertos aeropuertos", según la A4A. Esta misma patronal está movilizando a la opinión pública al asegurar que si se permitiera el despliegue cerca de estos aeropuertos, el nuevo 5G "podría tener consecuencias nefastas, como la necesidad de desviar o cancelar miles de vuelos, lo que desplazaría a millones de pasajeros", advierten.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Que invierta la CNMC y que mantenga ella las cabinas telefónicas
A Favor
En Contra

Probablemente de las mas de cien operadoras que hay en España invertirán en esa y otras infraestructuras de mejoras el 99'99% de ellas, ja ja, ja aquí solo invierten media docena de operadoras y se benefician las otras noventa. En EEUU cuatro operadoras, en China cuatro operadoras, en Brasil tres operadoras, en España más de cien operadoras...

Puntuación 1
#1