Empresas y finanzas

Llenar el depósito cuesta 20 euros más de media que hace un año

Fernando Villar

Aunque el precio de los carburantes en España ha dado una pequeña tregua este mes de diciembre, encadenando cinco semanas consecutivas a la baja, lo cierto es que a lo largo de 2021 ha llegado a alcanzar niveles que no se veían desde hace casi una década. No te pierdas la nueva edición de elEconomista Energía

Según el Boletín Petrolero de la Unión Europea, el precio medio del litro de gasolina sin plomo de 95 en España en la penúltima semana del año (fecha de cierre de la edición) ha bajado hasta los 1,476 euros, una cifra que poco a poco se ha ido distanciando de los 1,510 euros que se alcanzaron de media en noviembre, su nivel más alto desde septiembre de 2012. En el caso del gasóleo de automoción, el precio medio también ha descendido hasta los 1,344 euros el litro, alejándose también de los 1,381 euros que se alcanzaron de media el mes anterior, su nivel más alto desde octubre de 2012.

A la vista de estos datos, llenar un depósito de gasolina de 55 litros en la semana del 20 de diciembre ha supuesto para los usuarios un desembolso de 81,18 euros, concretamente 16 euros más que hace un año cuando el litro de gasolina se pagaba a 1,182 euros. Por su parte, repostar los mismos litros de gasóleo ha costado 73,92 euros, casi 26 euros más que en diciembre de 2020 cuando el precio del gasóleo se pagaba a 1,064 euros.

La subida de los carburantes en España no ha sido repentina. Esta tendencia alcista comenzó en noviembre de 2020, manteniendo un ascenso progresivo a lo largo de todo 2021 hasta llegar a los niveles actuales. En los tres primeros meses de 2021, la gasolina pasó de costar 1,2 euros el litro a superar los 1,3 euros. En julio el precio subió hasta los 1,4 euros, para llegar a noviembre superando la barrera de los 1,5 euros el litro. En el caso del diésel, el litro de este combustible pasó de costar 1,09 euros en enero de este año a 1,20 euros en mayo. En el mes de septiembre llegó a los 1,28 euros y en octubre ya superaba la barrera de los 1,35 euros hasta ponerse en noviembre a 1,38 euros el litro.

Por Comunidades Autónomas (no tenemos en cuenta a Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla) el precio más alto de la gasolina en noviembre se registraba en el País Vasco (1,540 €/lt), Madrid (1,536 €/lt) y Galicia (1,525 €/lt), según datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, mientras que las regiones con el precio de la gasolina más barato eran Murcia (1,477 €/lt), C. Valenciana (1,493 €/lt) y Extremadura (1,498 €/lt). Por provincias, Guipúzcoa volvía a registrar el precio más caro (1,547 €/lt), seguida de Vizcaya y Guadalajara (1,537 €/lt) y Madrid (1,536 €/lt), mientras que las ciudades con el precio más bajo eran Murcia y Almería (1,477 €/lt), Valencia (1,482 €/lt) y Teruel y Lleida (1,483 €/lt).

En el caso del gasóleo, las Regiones con los precios más elevados el pasado noviembre fueron País Vasco (1,413 €/lt), Madrid (1,412 €/lt) y Galicia (1,398 €/lt), mientras que los más económicos se registraban en Murcia (1,346 €/lt), C. Valenciana (1,359 €/lt) y Aragón (1,360 €/lt). Por provincias, repiten como las más caras un mes más Guipúzcoa (1,423 €/lt), Madrid (1,412 €/lt) y Vizcaya (1,409 €/lt), mientras que las más baratas han sido Valencia (1,345 €/lt), Murcia y Teruel (1,346 €/lt) y Lleida (1,349 €/lt).

Tendencia a la baja

La razón principal de la subida de los precios -no solo en España sino también en Europa-, se debe al encarecimiento del precio del petróleo en el último año. La cotización del barril Brent, de referencia en Europa, ha subido más de un 50% en 2021 y eso ha impactado con un incremento del precio en España en un 27% en el caso de la gasolina y en un 29% en el caso del gasóleo. Los expertos esperan que el precio de estos combustibles se estabilice y baje en los próximos meses.

A pesar de estos niveles, el precio de la gasolina en España está por debajo de la media de la Unión Europea, situada en la penúltima semana de diciembre en 1,600 euros el litro, y de la zona euro, con un precio medio de 1,661 euros. En el caso del diésel sucede algo parecido, ya que el precio medio en la UE es de 1,469 euros el litro y de 1,496 euros en la zona euro. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Si analizamos lo que han pagado los usuarios europeos por llenar el depósito de sus vehículos en sus respectivas ciudades la semana del 20 de diciembre, vemos que, en el caso de la gasolina, el precio más caro se ha pagado en Países Bajos, donde el litro de gasolina se ha vendido a 1,963 euros, tal y como refleja el Boletín Petrolero de la UE, algo más barato que el mes anterior cuando superó la barrera de los 2 euros. El segundo precio más caro se ha registrado en Dinamarca, donde se ha llegado a los 1,764 euros el litro, y el tercero más elevado ha sido el de Italia con 1,722 euros el litro. Por el lado contrario, los países con el precio de la gasolina más barato son Bulgaria (1,192 €/lt), Rumanía (1,218 €/lt) y Polonia (1,241 €/lt).

En el caso del diésel, los precios más caros se han registrado en Suecia, donde se ha llegado hasta los 1,829 euros el litro, algo más barato que el mes anterior donde se superaron los 1,9 euros el litro. En segundo lugar está Finlandia con 1,651 euros el litro y Bélgica con 1,626 euros el litro. Los países más baratos son Malta (1,210 €/lt), Rumanía (1.214 €/lt) y Bulgaria (1,216 €/lt).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin