Empresas y finanzas

ACS, Comsa, Azvi y San José se adjudican la renovación de la estación de Chamartín por 207 millones de euros

  • En un periodo máximo de 60 meses, según las actas publicadas por Adif
Estación de Chamartín. Foto: EP

La Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Vías y Construcciones (ACS), Comsa, Azvi y Grupo San José, cada una con un 25% de participación, se ha adjudicado un contrato para renovar la estación madrileña de Madrid-Chamartín Clara Campoamor en un periodo máximo de 60 meses, según figura en las actas publicadas por Adif.

Este consorcio ha obtenido la mejor calificación técnica y ha presentado una de las mejores ofertas económicas, frente a otras cuatro alianzas que también se presentaron al concurso y estaban conformadas por FCC y Copasa; Acciona y Ferrovial; Dragados (otra filial de ACS), Tecsa y Geotécnica y Cimientos; y Sacyr, OHLA y Grupo Ortiz.

La UTE de Vías, Comsa, Azvi y San José obtuvo una valoración técnica total de 50,25 puntos, lejos del siguiente consorcio con mayor puntuación, el de FCC y Copasa, con 46,02 puntos. Le siguen la oferta de Acciona y Ferrovial (43,09) y, en la cola, la de Dragados (40,57) y la del tridente Sacyr-OHLA-Ortiz (40,10).

Precisamente, esta última alianza ha sido la que ha presentado la mejor oferta económica, de 168 millones de euros, aunque la del grupo con mejor nota técnica no se encuentra muy lejos, en 171 millones de euros, todos estos importes sin IVA. La más cara es la de Acciona y Ferrovial, con un importe superior a los 176 millones de euros.

Con todo ello, sumando las valoraciones técnicas más las económicas, la clasificación ha dado el primer puesto para el conglomerado formado por ACS, Comsa, Azvi y San José, seguido de FCC-Copasa, de Acciona-Ferrovial, de Sacyr-OHLA-Ortiz y de Dragados.

Los pliegos del contrato detallan que las obras encomendadas girarán en torno a la ampliación y remodelación de la playa de vías y andenes de la estación y la construcción de un nuevo edificio técnico, vestíbulo, cimentaciones y cubrimientos, la demolición de edificios y la reordenación del espacio liberado.

Se trata de una ampliación previa a la remodelación integral que se acometerá en la estación y su entorno urbano, cuyo diseño surgirá de un proceso de concurso internacional actualmente en marcha.

Nuevas vías y vestíbulos

En concreto, el proyecto de ampliación comprende la construcción de cuatro nuevas vías, con sus correspondientes andenes, para trenes de alta velocidad. La estación pasará así a contar con un total de 25 vías, doce de ellas para este tipo de circulaciones de ancho estándar.

El vestíbulo de la estación se ampliará para poder abarcar y conectarse con estas nuevas vías y andenes, que se montarán hacia el lado este, y además se remodelará en su totalidad.

En virtud de esta remodelación, en el edificio de viajeros se habilitarán tres distintos ámbitos: una zona de embarque para alta velocidad, una zona para Cercanías con acceso a través de tornos y un vestíbulo común en forma de gran pasillo longitudinal.

Este pasillo central se configura como el 'corazón' de la estación, dado que será la principal vía de movimiento de viajeros y usuarios. Con 18 metros de ancho, contará con locales comerciales a un lado y con las distintas zonas de embarque y espera al otro.

El contrato incluye otras actuaciones complementarias, como es la construcción de una conexión subterránea con el vestíbulo de Cercanías y con el Metro de Madrid. También comprende levantar un nuevo edificio técnico para instalaciones de alta velocidad en la cabecera norte de la estación, y la ejecución de cimentaciones y pilas del cubrimiento de vías del lateral este.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin